Test de psicología de la pareja (o las dos personas)

29 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
El test de la pareja o las dos personas es un interesante instrumento proyectivo que puede informarnos de varias cosas. La más importante es entrever qué tipo de vínculo mantienen esas dos figuras y la calidad del mismo.

El test de psicología de la pareja (o las dos personas) es una prueba proyectiva. Su finalidad es detectar la identidad y el tipo de vínculo establecido entre dos figuras. Asimismo, a través de esta prueba, pueden entreverse a menudo factores, como las ansiedades, los deseos subyacentes o fantasías e incluso posibles conflictos latentes en una relación; ya sea de pareja, familiar, amistad, etc.

Este es uno de los instrumentos proyectivos más interesantes a la vez que complejos a la hora de su evaluación. No estamos ante el clásico test de un dibujo, como puede ser el test del árbol o el test de la familia. En esta ocasión, estamos ante un ejercicio donde la persona evaluada debe llevar a cabo dos tipos de tareas. Por un parte un dibujo y, por otra, la creación de una historia.

Los datos que podemos obtener de este tipo de instrumento puede ser muy reveladores; siempre y cuando, eso sí, la persona colabore. En ocasiones, la edad del paciente o incluso la presencia de un trastorno mental puede dificultar la óptima realización de este test.

No obstante, su aplicación suele limitarse en gran parte de los casos en el ámbito de la relación de pareja, de ahí que generalmente, la información que se obtiene sea por lo menos, interesante. Veamos más datos a continuación.

Figuras representando el test de psicología de la pareja

Test de psicología de la pareja (o las dos personas): finalidad, aplicación e interpretación

El test de psicología de la pareja (o las dos personas) fue una prueba creada por Douglas Bernstein en 1964. Para su diseño, se basó en el test de la figura humana de Manchover. Este último instrumento tenía la finalidad de evaluar conceptos como la autoestima, la visión de uno mismo, factores de personalidad, miedos, deseos, traumas, etc.

Ahora bien, si Bernstein publicó su prueba de la pareja o las dos personas, fue por una razón muy concreta. Deseaba disponer de un instrumento proyectivo con el cual evaluar el factor relacional. De este modo, podría evaluar cómo ve y cómo vive un individuo su vínculo con otras personas significativas en su vida.

Se valoran por tanto aspectos conscientes e inconscientes, porque además del dibujo, este test demanda que creemos una historia sobre esas dos figuras que plasmamos en una hoja.

Así, trazamos algo que define en muchos casos una buena parte de nuestras vidas: los relatos. Cada persona crea su realidad en base a un relato al que uno mismo le da sentido para bien o para mal. A veces puede ser real y otras, sostenerse en ideas sesgadas, falsas o incluso inventadas como resultado de algún mecanismo de defensa.

Conozcamos más aspectos del test de psicología de la pareja.

¿Qué evalúa el test de psicología de la pareja?

Esta prueba evalúa las relaciones diádicas. Cuando se aplica el test, se busca que la persona se represente a sí misma y su relación con alguien importante en su vida.

  • Se intenta conocer aspectos de personalidad y en especial, la calidad de esa relación.
  • Tal y como hemos señalado, pueden apreciarse aspectos conscientes e inconscientes. Pueden aparecer hechos reales (como problemas de comunicación, de afecto, etc.) pero también deseos encubiertos (necesidad de reconocimiento, falta de atención…)
  • Puede aplicarse a niños a partir de los 7 años. No obstante, su uso es común para conocer la calidad de la relación entre una pareja.

¿Cómo se aplica?

Lo explicaremos por pasos:

  • Se ofrece una hoja y un lápiz.
  • Pedimos que se dibuje dos personas (sin especificar quienes).
  • Una vez terminado el dibujo, solicitamos que se les ponga nombre y edad a las figuras.
  • Seguidamente, pedimos que se escriba una breve historia sobre esas dos personas, expresando qué piensan y qué sienten.
  • Por último, deben titular esa historia.

Interpretación del test de la pareja

La interpretación de esta prueba proyectiva se basa en tres aspectos:

Descripción

  • Sexo, edad y vínculo con la persona evaluada.
  • Imagen realista o dotada de cierta fantasía.
  • ¿Qué hace la pareja? ¿Habla, va de la mano, hay distancia entre las figuras?

Aspectos subyacentes

  • ¿Qué figura representa a la persona evaluada? ¿Lleva a cabo algún tipo de rol (figura pasiva, paternal, maternal, de sumisión, de evitación…)
  • ¿Qué proyecta en la otra persona? ¿Necesidad de afecto, miedo, distancia, deseo?
  • ¿Hay rechazo entre las figuras? ¿Hay algún tipo de contacto o comunicación?

Aspectos gráficos

  • Se valora el tamaño, la ubicación de las figuras y las características del trazado (es nervioso, se ha realizado con pulso y calma…).
  • ¿Tienen un aspecto humanizado o son caricaturas? ¿Hay algún aspecto simbólico o llamativo (figura deforme, aspecto maligno, etc.)?
Dibujo de una pareja sentada en un banco representando el test de psicología de la pareja

Aspectos verbales

  • Debe valorarse qué tipo de historia se ha relatado. ¿Qué podemos deducir de ella? ¿Es una persona feliz, presenta alguna carencia, necesidad, miedo, etc.?
  • Diferenciar entre aspectos que hacen referencia a aspectos reales de aquellos que simbolizan deseos o aspiraciones.
  • Coherencia en la historia.
  • Contexto donde se sitúa la historia.
  • Valoración del título elegido (¿representa a la historia, qué tipo de mensaje transmite, por qué se ha elegido ese título en concreto?)

Para concluir, si nos preguntamos ahora por la validez de esta prueba, cabe señalar que estamos ante un test proyectivo. Son instrumentos auxiliares; por sí mismos no diagnostican nada. Se utilizan como material complementario a otras pruebas y entrevistas con las cuales intentar recabar el máximo de información posible. No obstante, no deja de ser sin duda un test interesante del que una persona especializada puede sacar partido.