Test de Zulliger para seleccionar personal

19 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
El test de Zulliger consta de tres láminas diferenciadas que tienen como objeto valorar rasgos de personalidad y el equilibro psicológico de la persona. Es una prueba muy utilizada en la selección de personal.

El Z-test o test de Zulliger es una prueba proyectiva diseñada en 1942. A simple vista es casi inevitable recordar o incluso confundirla con la prueba de Rorschach. Sin embargo, no sigue el mismo protocolo y tiene, además, múltiples ventajas. Es más fácil de aplicar y dispone de unos parámetros de interpretación mucho más rápidos.

El objetivo de este recurso sigue el mismo que cualquier otro instrumento proyectivo: describir rasgos de personalidad latentes tomando como base el enfoque del psicoanálisis. Teniendo claro este detalle, ya podemos intuir que a día de hoy puede ser objeto de más de una crítica, pero no por ello deja de ser menos interesante. Es más, uno de sus ámbitos de aplicación más comunes es el de la selección de personal.

Un aspecto positivo de este test y que puede darle cierta ventaja frente a otras pruebas proyectivas, como la figura bajo la lluvia, el test del árbol, el test de Murray, es que dispone de buenos datos de fiabilidad y validez. Los estudios estadísticos realizados al respecto, le otorgan una buena robustez, con lo cual, suele ser un buen aliado en el área de los recursos humanos.

Figuras de colores a las que se le aplica el test de Zulliger

Test de Zulliger: qué valora, dónde y cómo se aplica

El hecho de que el test de Zulliger nos recuerde tanto a la prueba Rorschach no es casualidad. Quien desarrolló este instrumento fue Hanz Zulliger, un psiquiatra suizo y alumno del propio Hermann Rorschach. De este modo, si hay algo por lo que es conocido el doctor Zulliger fue por convertirse más adelante en un analista infantil muy influyente, además de un promotor de la pedagogía psicoanalítica.

Ahora bien, antes de llegar a la cúspide de su carrera pasó varios años trabajando con Rorschach. Su finalidad, era comprender y profundizar mucho más en su enfoque a la hora de explorar la personalidad humana a través del clásico test de manchas. A esto se le añade otro hecho decisivo en su vida: la llegada de la Segunda Guerra Mundial y la necesidad de disponer de una prueba para seleccionar al ejército suizo.

Hans Zulliger se convirtió en una figura decisiva para esta tarea. Aplicaba test de inteligencia, pruebas de personalidad y las propias láminas de Rorschach. Sin embargo, se dio cuenta de una cosa: esta prueba resultaba demasiado compleja y lo que se necesitaba en aquellos momentos era agilidad, eficacia, rapidez y poder pasar un mismo test a una media de 30 personas a la vez.

No tardó en desarrollar por tanto un nuevo test. Profundicemos en sus características.

¿Qué es lo que valora el test de Zulliger?

El Z-test o Test de Zulliger es una prueba proyectiva. ¿Qué significa esto? Implica que estamos ante un instrumento en el que se obtienen un gran número de respuestas subjetivas. Todas ellas parten de estímulos que despiertan la imaginación de la persona que realiza el test, así como su sensibilidad, deseos, rasgos de personalidad, etc.

  • Lo que diferencia a este instrumento del resto de pruebas de este tipo de temática es su validez y su facilidad a la hora de aplicarse.
  • Zulliger diseñó un test con el que diferenciar de manera rápida a personas sin problemas psicológico. También, a aquellas que mostraran, sobre todo, buenas competencias para determinados cargos en el ejército.
  • Esta prueba ayuda a su vez a valorar los procesos mentales de las personas: sus miedos, su adaptación social, su mundo emocional y capacidad de control.
  • A día de hoy el test de Zulliger se usa en muchos departamentos de recursos humanos para seleccionar personal.

¿Cómo se aplica?

El tes de Zulliger se puede aplicar de manera individual o colectiva. En ambos casos, se parte presentando a la persona las tres láminas que componen esta prueba. Se les explica que esas figuras no representan nada en concreto, sin embargo, suelen evocar cosas diferentes en cada uno. La finalidad es que expliquen qué es lo que les sugiere a ellos de manera particular.

  • La primera lámina está realizada en tonalidades grises, blancas y negras. Es la más compacta y, por lo general, debe sugerir a la persona un concepto único. Representa el pensamiento profundo.
  • La segunda lámina es la más llamativa, ya que presenta varios colores (muy vivos en su mayoría) así como diversas áreas diferenciadas. Es la más compleja y también la que suele despertar un mayor número de sensaciones y emociones. A la hora de evaluarla, suele representar aspectos como la capacidad e orden, el autocontrol, etc.
  • Por último, la lámina tres juega con el gris, el negro y el rojo. El dibujo sugiere siempre cierto dinamismo y movimiento. Se vincula al área de las relaciones sociales.

Cuando hayan terminado de escribir las ideas, sentimientos o imágenes que les ha generado cada ilustración, es momento de hablar. Cada persona debe explicar al terapeuta o psicólogo qué es lo que ve en cada rincón y detalle de esas láminas.

Mancha oscura del test de zulliger

¿Cómo se evalúa?

Para evaluar el test de Zulliger se necesita dominar de manera hábil y exquisita esta prueba. Por tanto, no vale que la aplique una persona cualquiera no iniciada en este tipo de recursos proyectivos y en concreto en la prueba Zulliger.

  • Aquí no hay respuestas correctas o incorrectas.
  • Se analiza los análisis dados en cada lámina y, a su vez, el modo en que se expresa la persona. A mayor riqueza en los detalles, cuanto más sensaciones, figuras o experiencias sienta el sujeto evaluado mayor será su puntuación. Se valora también la originalidad, la coherencia psicológica, la autopercepción, el estilo de pensamiento, etc.

Asimismo, cabe señalar que, a pesar de estar ante un recurso proyectivo y claramente subjetivo, permite obtener una visión general sobre el mundo interior y la personalidad de un candidato.

A día de hoy sigue usándose en muchos procesos de selección junto a otras pruebas. El test zulliger continúa siendo un instrumento interesante.

  • Muñoz, Mora Luis. El Test de Zulliger: Evaluado bajo el Sistema Comprehensivo de Exner, Edición Digital.
  • Redondo, Ana Isabel. Estadísticos descriptivos en respuestas al Test de Zulliger en personas de 31 a 40 años, en situación de selección de personal.