Testosterona: características y funciones

5 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Paula Villasante
La testosterona no solo puede encontrarse en el cuerpo del hombre. Esta hormona también se encuentra en los ovarios y las glándulas suprarrenales. Se trata así de uno de los andrógenos (hormonas sexuales masculinas) en las mujeres.

La testosterona es una hormona esteroide sintetizada a partir del colesterol en las células de Leydig de los testículos. También se sintetiza en las células de la teca del ovario y en la zona reticular de las glándulas suprarrenales (1).

La función principal de la testosterona es la diferenciación testicular, cerebral y del desarrollo de los caracteres sexuales primarios y secundarios. Así pues, como podremos adivinar, la testosterona no solo es lo que se conoce comúnmente como la hormona masculina. Esta hormona está presente en ambos sexos al nacer y cumple su función en todas las personas.

Además, la concepción que se tiene socialmente de la testosterona como una hormona ligada a la agresividad es mayormente un mito. La testosterona desempeña otras funciones importantes en la salud.

Funciones de la testosterona en los hombres

Para empezar, la testosterona es la principal hormona sexual en los hombres. En ellos, desempeña una serie de funciones:

  • Desarrolla el pene y los testículos.
  • Agrava la voz durante la pubertad.
  • Permite la aparición de vello púbico y facial a partir de la pubertad. Después, también puede desempeñar un papel en la calvicie.
  • Desarrolla el crecimiento óseo y la fortaleza.
  • Lleva a cabo el tamaño y la fuerza muscular.
  • Por último, está implicada en la producción de esperma.

Hombre haciendo fuerza

Cuando los hombres son adolescentes presentan poca testosterona entonces pueden experimentar una masculinización diferente a la de la mayoría. Por ejemplo, los genitales pueden no agrandarse, el vello facial y corporal puede ser escaso y la voz puede no hacerse más grave.

Así, en los hombres, las señales provenientes del cerebro a la glándula pituitaria controlan la producción de testosterona. Después, la glándula pituitaria transmite señales a los testículos para que produzcan esta hormona. Además, un «circuito de retroalimentación» regula estrechamente la cantidad de hormona en la sangre.

Cuando los niveles de testosterona aumentan mucho, entonces el cerebro envía señales a la glándula pituitaria para reducir la producción.

¿Qué función tiene la testosterona en las mujeres?

La testosterona no solo puede encontrarse en el cuerpo del hombre. Esta hormona también se encuentra en los ovarios y las glándulas suprarrenales. Se trata así de uno de los andrógenos (hormonas sexuales masculinas) en las mujeres. Se cree que la testosterona tiene funciones importantes en las mujeres, como las siguientes:

Para que los ovarios funcionen bien, es importante que se produzca un equilibrio adecuado entre la testosterona (junto con otros andrógenos) y el estrógeno. Aunque las evidencias no son concluyentes, se cree que los andrógenos podrían desempeñar un papel importante en la función cerebral normal (incluido el estado de ánimo, el deseo sexual y la función cognitiva) (2).

¿Cómo se controla en el cuerpo?

La regulación de la producción de testosterona está estrechamente controlada. Esto se debe a que es necesario mantener los niveles en sangre, aunque estos suelen ser más altos por la mañana y disminuyen durante el día.

El hipotálamo y la glándula pituitaria son importantes para controlar la cantidad de testosterona producida por los testículos. En respuesta a la hormona liberadora de gonadotropinas del hipotálamo, la glándula pituitaria produce una hormona luteinizante que viaja en el torrente sanguíneo a las gónadas y estimula la producción y liberación de testosterona.

¿Qué pasa cuando se produce demasiada testosterona?

En hombres, cuando existe demasiada testosterona en el cuerpo se pueden producir problemas tales como:

  • Recuento bajo de espermatozoides, reducción de testículos e impotencia.
  • Daño en el corazón y mayor riesgo de un ataque cardíaco.
  • Aumento del tamaño de la próstata y dificultades para orinar.
  • Acné.
  • Retención de líquidos con hinchazón de piernas y pies.
  • Aumento de peso, puede que relacionado con aumento de apetito.
  • Presión arterial alta y colesterol.
  • Insomnio.
  • Dolor de cabeza.
  • Masa muscular aumentada.
  • Mayor riesgo de coágulos en sangre.
  • Crecimiento atrofiado en adolescentes.
  • Comportamiento inusualmente agresivo.
  • Cambios de humor, euforia, irritabilidad, etc.

Hombre con dolor de cabeza por demasiada testosterona

En las mujeres, niveles altos de esta hormona en la sangre también pueden ser un indicador del síndrome de ovario poliquístico. Las mujeres con esta afección pueden notar un aumento de acné, el vello corporal y facial, calvicie en la parte frontal de la línea del cabello y/o aumento del volumen muscular.

Así pues, parece que la testosterona es una hormona fundamental en todas las personas. Tanto para aquellas que se desarrollan como hombres como para las mujeres, es importante que se produzca una correcta regulación de esta hormona en sangre. De lo contrario, pueden producirse problemas como los que hemos visto.

  1. Borráz-León, J. I., Herrera-Pérez, J. J., Cerda-Molina, A. L., & Martínez-Mota, L. A. (2015). Testosterona y salud mental: una revisión. Psiquiatría Biológica, 22(2), 44-49.
  2. Publishing, H. (2015). Testosterone — What It Does And Doesn't Do - Harvard Health. Retrieved from https://www.health.harvard.edu/drugs-and-medications/testosterone--what-it-does-and-doesnt-do
  3. Testosterone | You and Your Hormones from the Society for Endocrinology. (2018). Retrieved from http://www.yourhormones.info/hormones/testosterone/