¿Tienes un mal día? - La Mente es Maravillosa

¿Tienes un mal día?

Santiago Núñez 13 junio, 2013 en Emociones 4 compartidos


¿Quién no lo tiene? Casi habría que preguntarse si existe alguien que no lo haya sufrido. Es algo inherente a la vida. Admitido esto, el interrogante que se plantea es ¿cómo afrontas tú un mal día?

Unas personas se sienten tristes, otras abrumadas, otras muy enojadas, algunas se repliegan e incluso niegan su existencia, y ciertas personas descargan su tensión en los que le rodean. Lo cierto es que la psicología de cada persona hará que se favorezcan unas actitudes u otras, pero ¿te has planteado de qué manera actúas en un caso así? Por supuesto que tu comportamiento variará en función de las circunstancias, pero ¿te sientes bien ante la actitud que has tomado cuando ha pasado el temporal? Si es así, no hay problema ya que actuaste en relación a tus creencias personales (no me refiero a las religiosas), a tus principios, luego sabes manejar las situaciones.

Pero cuando la presencia de la adversidad te irrita tanto que despotricas contra el mundo, cuando algo te hace perder los papeles, cuando ante una dificultad que no manejas te sientes mediocre, que eres un incapaz, o que todas las desgracias recaen en ti, entonces ahí precisas hacer un parón y pensar que el problema no está en lo que te ocurre, sino en cómo lo estás enfrentando, cómo lo estás manejando, y la cuestión es que el problema, la dificultad te está controlando a ti, no tú a ella.

Cuando esto ocurre ¿no estarás haciendo una montaña de un granito de arena? De verdad ¿crees qué es tan dramático lo que te ocurre? ¿Te ha pasado más veces? Y el mundo no se vino abajo por ello ¿Cómo lo solucionaste?

Sí, incluso puedes pensar que eres la persona más desgraciada del planeta. Crees que eres el único que soporta penalidades, que tiene fracasos, que todo le va mal. ¿Por qué piensas tanto en ello? Sé sincero contigo mismo ¿te consideras el ser más desdichado del planeta? ¿No estás exagerando un poco? Puedes seguir poniendo en la balanza todo lo negativo que tienes, pero ¿cuándo vas a poner en esa misma balanza la multitud de cosas que tienes positivas? ¿no crees que es hora de hacerlo? Cuando lo hayas hecho te darás cuenta que lo positivo pesa infinitamente más que lo negativo en la vida de cualquier persona y la tuya no es una excepción.

Puesto que nadie se libra de tener malos momentos ¿por qué no aprovechas para aprender a manejarlos? Ello te ayudará a que seas tú mismo el que controle la situación, tu autoestima se afianzará, y claro que se seguirán presentando problemas, pero tu forma de abordarlos será desde la serenidad y desde el saber que estás haciendo lo adecuado.

Puedes pensar que solamente son días puntuales los que pierdes los papeles y que de ese modo no interfiere significativamente en tu vida ¿De verdad piensas eso? Las cosas no se logran de un día para otro y es preciso dar muchos pasos para recorrer un camino, puede que con un solo paso el tema siga parecido, pero ya has avanzado, sin él, sin el primer peldaño no podrías seguir ascendiendo.

Tu postura también puede ser no me siento lo suficientemente incómodo como para tratar de mejorar el manejo de las dificultades. Ya, te has atrincherado en tu postura de confort, pero ¿tendrías posibilidades de mejorar esa situación? ¿Por qué no utilizas todos tus recursos para que esos malos días no te amarguen la existencia, ni se la amargues de rebote a los que te rodean? ¿No crees que esto te daría más satisfacción?

En fin, son reflexiones que tal vez en algún momento dado te pueden ayudar a tomar una decisión en un sentido o en otro, eso sí, sea la que sea que sea tuya.

Santiago Núñez

Ver perfil »
Te puede gustar