Toma el control de tu vida

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 14 diciembre, 2017
Okairy Zuñiga · 22 marzo, 2014

¿Tu vida no es lo que quieres, sientes que no tienes esperanza y estás listo para rendirte? Espera un momento, respira profundo y recuerda que solo son retos que debes superar. Cuando te sientas como un barco a la deriva, no pierdas la esperanza, puedes hacerte con el control de tu vida.

Tal vez pueda parecerte complicado, quizá hasta imposible. No lo es. Sigue estos consejos, te ayudarán ha hacerte de nuevo con el control de tu vida.

1. Olvídate de todo

Hombre a la deriva sobre un sofá

Cuando la situación van mal tendemos a analizar las cosas una y otra vez. Esto provoca que la mayoría de las veces encontremos más fallos, errores o aspectos negativos.

Cuando esto pasa, la situación empeora en nuestra mente, por lo que es recomendable que por un momento nos relajemos. Procura hacer cualquier cosa que te distraiga: salir a caminar o correr, dormir, ver una película, etc.

2. Analiza la situación desde otra perspectiva

Una vez que ya has dejado de darle vueltas al tema que te tiene mal, podrás verlo desde otro punto de vista. Esta vez es importante que veas la situación y te permitas cambiar la actitud que tenías antes. Recuerda que tienes la posibilidad de permitir que el sufrimiento te ataque o limitarlo y erradicarlo.

Al analizar la situación aprende sobre ti y permítete descubrir tus temores y lo que ellos reflejan. Las malas épocas nos ponen a prueba y le dan forma a nuestro carácter.

“El mejor modo de resolver una dificultad es no tratar de soslayarla.”

-Noel Clarasó-

3. Mantente positivo

El pensamiento positivo te ayuda a tener una vida exitosa. Esto no quiere decir que te ciegues ante todas las situaciones negativas, sino que aprendas a ver lo bueno detrás de lo malo y seas agradecido por las cosas que hay en tu vida.

No se trata de negar lo que está pasando, sino de encontrar el impulso para seguir adelante según tu propio ritmo. Un cambio de actitud te ayudará a conseguir esa fuerza que te permita hacerte con el control de tu vida.

Cara feliz pintada para animarte a lograr el control de tu vida

4. Identifica los obstáculos y elimínalos

Descubre cuáles son las cosas que te hacen sentir infeliz y elimínalas de tu vida. Esto puede significar que debas alejarte de las personas que te dañan, destruir tu tarjeta de crédito, dejar de ver televisión, etc.

Con la actitud y decisión necesarios te darás cuenta que existen otras opciones. Opciones para tener más tiempo libre, ahorrar dinero o hacer aquello que te haría feliz y que ahora te ayudarán a retomar el control de tu vida.

5. Aprende a manejar el estrés de forma sana

El estrés está presente en la vida de todos, pero aquellos que han tomado el control de su vida usan técnicas efectivas para manejarlo. De esta forma evitan que se convierte en un problema que les haga perder el enfoque.

En primer lugar, se debe buscar la reducción de los factores estresantes (cambiar de trabajo y modificar tu actitud) y, después, es imprescindible cambiar tu reacción al estrés (meditar o hacer ejercicio, etc.).

“La felicidad es el significado y el propósito de la vida, la meta general y final de la existencia humana.”

-Aristóteles-

6. Define tus metas y alcanzarás el control de tu vida

La parte más importante para tomar el control de tu vida es definir lo que quieres lograr. Sin esto, estarás a la deriva y únicamente vivirás reaccionando a lo que sucede.

Una vez que tengas claras tus metas, actúa como si ya tuvieras esa vida. Poco a poco verás cómo tus objetivos comienzan a hacerse realidad. Sé persistente y leal a tus metas, pero mantente flexible. Antes delo que puedas imaginar te habrás hecho de nuevo con el control de tu vida.