Trastorno de estrés agudo: ¿en qué consiste?

04 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Tener o ver un accidente de tráfico, ser agredidos, presenciar la muerte de un familiar... Estas vivencias tienen un serio impacto en el cerebro, hasta el punto, de que nuestra vida y salud psicológica pueden cambiar por completo semanas después. Lo analizamos.

Pocas personas quedan indemnes tras presenciar o vivir en piel propia un hecho traumático. La mente recibe el impacto y a los pocos días o semanas surgen alteraciones, consecuencias, perturbaciones… Todo ello queda enmarcado en lo que conocemos como trastorno de estrés agudo, una condición psicológica que experimentan miles de personas alguna vez en la vida.

Nadie está libre de sufrir un problema de salud mental. No nos equivocamos en decir que este tipo de trastorno es posiblemente uno de los más comunes. Podemos padecerlo al ver un accidente de tráfico, también al presenciar el fallecimiento de un ser cercano. Sufrir un robo o ser agredidos son también factores asociados.

Cada persona procesa de un modo este tipo de experiencias. Hay quien afronta con mayores estrategias este tipo de hechos. No obstante, por término medio, es bastante común derivar en estados de elevado desgaste, ansiedad intensa, alteraciones del sueño, cambios del comportamiento y altibajos emocionales.

Comprendamos un poco mejor en qué consiste este trastorno.

Hombre mirando el mar sobre madera pensando en el trastorno de estrés agudo

Trastorno de estrés agudo: síntomas, causa, estrategias de afrontamiento

El trastorno de estrés agudo suele aparecer cuando una persona pasa por un hecho de gran impacto. Ahora bien, esta situación puede complicarse en caso de que no se trate o se aborde de manera inadecuada. Si lo dejamos pasar, si la persona no solicita ayuda experta, corre el riesgo de derivar en estados psicológicos de elevada gravedad.

Estudios como el realizado en la Universidad de Nueva Gales del Sur por parte del doctor Richard Bryant señalan que, una vez se diagnostica a una persona con trastorno de estrés agudo, es decisivo que reciba un tratamiento adecuado para evitar y prevenir el trastorno por estrés postraumático (TEPT).

Como curiosidad, esta categoría clínica surgió durante la Primera Guerra Mundial. Aunque eso sí, la etiqueta y el nombre que recibió era algo diferente: shell shock. Con este término se intentaba describir una realidad en la que las experiencias vividas en el frente eran como proyectiles dirigidos de forma directa al cerebro de los jóvenes soldados. Explosiones sobre el sistema nervioso central que los dejaba abatidos y en un estado mental muy alterado.

¿Qué síntomas presenta?

Podemos diagnosticar trastorno de estrés agudo cuando una persona sufre una serie de manifestaciones físicas y psicológicas al menos durante tres días seguidos, tras haber vivido una experiencia traumática . Es importante saber que si los síntomas continúan más allá de un mes, estaríamos ya ante un trastorno de estrés postraumático.

Para el diagnóstico podemos seguir los criterios del DSM-V (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales):

  • Síntomas de intrusión: la persona está atenazada por el recuerdo, por escenas que vuelven a su memoria en forma de flashes una y otra vez. Esos recuerdos intrusivos causan elevado sufrimiento y pueden aparecer también en sueños.
  • Síntomas asociados al estado de ánimo: angustia, miedo, desconsuelo constante…
  • Síntomas disociativos: es común experimentar una sensación de irrealidad, de no creer del todo lo que ha sucedido. Además, el tiempo parece ir más despacio y el ambiente está como suspendido en una esfera extraña…
  • Síntomas de excitación: problemas parad dormir y para concentrarse, dificultad para tomar decisiones, para conectar de igual modo con amigos, familia, pareja…
  • síntomas de evitación: es muy común que la persona que acaba de vivir algo traumático se esfuerce por no pensar, por evadir lo visto, lo sentido…

¿Cuáles son las causas del trastorno de estrés agudo?

No todas las personas que han sufrido un trauma desarrollan un trastorno de estrés agudo. Sabemos, por ejemplo, que quien ya sufría previamente algún trastorno psicológico (como una depresión) lo desarrolla de manera más frecuente. También quien presenta un estilo de afrontamiento evitativo o ya ha sufrido traumas previos.

Por otro lado, para entender el mecanismo del trastorno de estrés agudo debemos hacer un viaje hasta el sistema nervioso central. Comprendamos este proceso:

  • Cuando vivimos un suceso aterrador o amenazante, el cuerpo activa una respuesta automática orientada a enfrentar la amenaza o bien, a huir.
  • Sabemos que este tipo de trastorno se desarrolló como un mecanismo evolutivo para permitirnos sobrevivir a situaciones peligrosas.
  • Son vivencias de gran intensidad en las que se produce una liberación excesiva de adrenalina y norepinefrina en el sistema nervioso. Estas hormonas generan cambios: taquicardias, sensación de alerta, miedos, dolores musculares…
  • Lo más llamativo es que no solo tendemos a recordar de manera constante el evento traumático una y otra vez; además, tememos que algo así vuelva a suceder. La angustia se incrementa y no dejamos de ver amenazas en cualquier lugar. Cualquier estímulo nos aterra, todo se vive con pánico y la mente queda cautiva de esa vivencia ocurrida.
Mujer terapia psicológica

¿Cómo se trata?

Tal y como hemos indicado, es necesario que una vez se diagnostique el trastorno de estrés agudo, la persona reciba terapia para evitar estados más desgastantes y hasta crónicos. Disponemos de estudios como el llevado a cabo en la Universidad de Bergen (Noruega) que avalan la eficacia de la terapia cognitivo-conductual.

Estrategias como la reestructuración cognitiva, las técnicas de relajación o la exposición imaginaria o en directo facilitan el progreso y la mejoría en gran parte de estos pacientes.

Para concluir, insistimos una vez más en que todos podemos transitar en algún momento por un instante vital de gran dureza. Con el fin de manejar su impacto, atenuar los síntomas y dotarnos de estrategias de afrontamiento es clave en todos los casos contar con ayuda experta. Hay veces en las que nosotros solos no podemos.

 

  • Bryant, R. A. (2018, December 1). The Current Evidence for Acute Stress Disorder. Current Psychiatry Reports. Current Medicine Group LLC 1. https://doi.org/10.1007/s11920-018-0976-x
  • Kornør, Hege; Winje, Dagfinn; Ekeberg, Øivind; Weisæth, Lars; Kirkehei, Ingvild; Johansen, Kjell; Steiro, Asbjørn (September 2008). "Early trauma-focused cognitive-behavioural therapy to prevent chronic post-traumatic stress disorder and related symptoms: A systematic review and meta-analysis". BMC Psychiatry8: 8. doi:10.1186/1471-244x-8-8