Trastornos de personalidad y TDAH: ¿existe relación?

26 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz
Los trastornos de personalidad y el TDAH pueden presentarse a la vez. Pero, ¿cómo se relacionan y cómo influyen en la persona? Te lo explicamos.

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es uno de los más prevalentes entre la población infantil; y, en muchos casos, este persiste hasta la edad adulta. Se ha constatado la relación entre este desorden y otras alteraciones psicológicas como la ansiedad, la depresión o el consumo de sustancias. Sin embargo, también existe una importante asociación entre trastornos de personalidad y TDAH que es menos conocida.

Obtener un diagnóstico adecuado es indispensable para poder aplicar una intervención psicológica de calidad. No obstante, cuando hay comorbilidad (coexistencia entre varios trastornos), esta tarea se dificulta. Tanto el TDAH como los trastornos de personalidad son patologías crónicas y con frecuencia algunos de sus síntomas se solapan. Así, a la hora de evaluar y tratar a una persona, es importante tener en cuenta cómo se relacionan.

Mujer agotada

La relación entre trastornos de personalidad y TDAH

Varios estudios han encontrado asociaciones significativas entre el TDAH y los trastornos de la personalidad; sin embargo, la prevalencia es muy variable en función de cuáles se consulten. Los trastornos de la personalidad suelen agruparse en tres categorías o clústeres diferenciados:

  • A: paranoide, esquizoide y esquizotípico.
  • B: límite, antisocial, histriónico y narcisista.
  • C: dependiente, obsesivo compulsivo y evitativo.

Así, el TDAH está relacionado con trastornos de las tres anteriores categorías, siendo especialmente importantes las asociaciones que mantiene con los clústeres B y C. Además, esta comorbilidad parece estar mediada por el género del paciente. De esta forma, en las mujeres se presenta con mayor frecuencia una relación con los trastornos límite, histriónico y dependiente. Mientras, en los hombres se encuentran mayores asociaciones con el trastorno antisocial y el narcisista.

Variaciones en función del subtipo de TDAH

Además, los subtipos de TDAH también parecen jugar un papel relevante. Y es que no todos ellos parecen relacionarse en igual medida con los distintos trastornos de personalidad. Así, las principales conclusiones son las siguientes:

  • El subtipo inatento suele asociarse en mayor medida al trastorno de personalidad evitativo.
  • Por su parte, el subtipo hiperactivo-impulsivo se encuentra más asociado al trastorno narcisista y al antisocial.
  • El subtipo combinado es el que muestra una comorbilidad más elevada e intensa con los distintos trastornos de personalidad.

Trastornos de personalidad límite y antisocial y TDAH

De entre los múltiples trastornos de personalidad que pueden presentarse junto al TDAH, el trastorno límite y el antisocial son los que generan un mayor impacto personal y social. Por lo mismo es necesario conocer cómo se relacionan.

Por un lado, el trastorno límite de la personalidad presenta un solapamiento en muchos de sus síntomas con el TDAH. Ambos desórdenes pueden presentar impulsividad, irritabilidad y baja tolerancia al estrés y a la frustración. Esto complica de forma importante la realización de un adecuado diagnóstico de ambas patologías, especialmente en mujeres.

En los niños varones, el TDAH suele diagnosticarse más acertadamente que en las niñas durante la infancia. Y es que sus síntomas son más llamativos y disruptivos. En el caso de las mujeres, al llegar a la edad adulta, esta aparente ausencia de síntomas infantiles puede hacer que el TDAH no se identifique.

Por su lado, se ha encontrado que los niños que presentan TDAH tienen un riesgo incrementado de desarrollar trastorno antisocial de la personalidad, especialmente si presentan problemas de conducta tempranos. Así ciertas características del TDAH como la impulsividad, la agresividad y la insensibilidad emocional pueden conducir al desarrollo de un trastorno antisocial.

No obstante, esta relación parece estar mediada por algunos aspectos ambientales/educacionales. Es decir, que aquellos niños con TDAH que han sufrido negligencia parental desarrollan con mayor frecuencia el segundo trastorno.

Niño enfadado con las manos en la cabeza

¿Por qué es relevante la asociación entre trastornos de personalidad y TDAH?

Pese a que exista un solapamiento de síntomas entre varios trastornos es importante diagnosticar adecuadamente cada uno de ellos por separado. Solo de esta manera se pueden comprender las causas de ambos y realizar una intervención adecuada. Si no se conoce la relación entre trastornos de personalidad y TDAH, alguno de ellos puede quedar sin identificar.

Por otro lado, ser conscientes de esta asociación entre patologías nos permite realizar una intervención a temprana a fin de prevenir la aparición del segundo trastorno. Por ejemplo, actuando sobre los síntomas del TDAH que aumentan el riesgo de presentación de otros desórdenes.

En definitiva, tanto la evaluación como el diagnóstico y el tratamiento han de ser rigurosos y exhaustivos. Solo de esta forma se logrará abarcar la totalidad de las problemáticas que presenta la persona.

  • Ramos-Quiroga, J. A., Sáez–Francàs, N., Munsó, R. B., de la Cruz, M. C., Vinardell, M. F., & Brugué, M. C. (2009). Aproximación clínica a la comorbilidad entre el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad y el Trastorno Límite de Personalidad en adultos. Norte de salud mental8(35), 41-49.
  • Storebø, O. J., & Simonsen, E. (2016). The association between ADHD and antisocial personality disorder (ASPD): A review. Journal of Attention Disorders.
  • Speranza, M., Revah-Levy, A., Cortese, S., Falissard, B., Pham-Scottez, A., & Corcos, M. (2011). ADHD in adolescents with borderline personality disorder. BMC psychiatry11(1), 1-9.