12 cosas que deberíamos agradecer más cada día

Paula Díaz · 1 septiembre, 2015

Últimamente, tal vez por falta de descanso o por la rutina siento que me cuesta más de lo habitual ver el lado positivo de las cosas y motivarme con más facilidad que de costumbre.

Estarás de acuerdo conmigo que a veces hay días en los que el color que predomina es el negro y no gusta, motivándote a quedarte encerrada y sin ganas de salir a vivir y disfrutar la vida.

Pensando sobre esto me percaté que hace tiempo que no agradezco a mi persona, a mí misma, y a la vida las pequeñas cosas que siempre he tenido y tengo. Esas cosas que hacen que mi corazón brille y este lleno de amor por lo que me rodea.

Cosas que suceden en cada momento como conseguir tus sueños, amar a quien te ama, recordar momentos únicos de tu vida o cuando algo o alguien te facilita un aprendizaje inmenso. 

Olvidé que todas estas situaciones me hacen feliz, dichosa. Pero en ocasiones la negatividad me impide sentirlas y admirarlas con claridad.

mente

Por ello, y para recordar cada una de ellas decidí crear esta lista que me encantará compartir contigo. Las 12 cosas que deberíamos agradecer más cada día, tan simples y que sin embargo en muchas ocasiones te permiten sentirte bien contigo misma.

12 cosas que deberíamos agradecer más cada día

  • Tener nuestro espacio personal. Cuando cuentas con tu propio hogar, donde ponerte cómoda y hacer lo que mejor te hace sentir en la intimidad. En la vida de una persona sentir que tenemos nuestro espacio personal nos permite liberar nuestra mente y generar ese lugar de paz y tranquilidad.
  • Superar nuestros miedos. Mejorar como persona te hace más fuerte, te motiva y te hace brillar con luz propia. Celebrar nuestros logros a la hora de superar aquello que tememos, lo que nos detiene, es importante y algo que pasamos por alto en muchas ocasiones.

 

“¡Venturoso aquel a quien el cielo dio un pedazo de pan, sin que le quede obligación de agradecérselo a otro que al mismo cielo!”

-Miguel de Cervantes Saavedra-

 

  • Pedir perdón y ser consciente de que te equivocas. Dar gracias por algo tan importante y necesario en nuestras vidas como lo es el estar rodeados por las personas que nos aman sinceramente, con el corazón. Aquellas que son capaces de reconocer sus errores y aprender de ellos buscando tu bienestar.
  • Las sorpresas inesperadas. En este punto me gustaría matizar que no hablo solo de bienes materiales. Hablo de gestos emocionales. Acciones que cuando nos las entregan incondicionalmente nos llenan el corazón.
  • Encontrar a una persona llena de ilusión y ganas por vivir su vida junto a ti. En un mundo donde nos enseñan a priorizar sobre lo material, encontrar y conocer personas ricas interiormente es un regalo de vida en toda regla. Aprender junto a ellas lo es más aún.
  • Ser capaz de disfrutar el momento y aprender a divertirte de tus errores. Una vez me dijeron la frase de “corre, grita, disfruta, baila y ríe mientras puedas. No te tomes la vida tan en serio. Al fin y al cabo todos no sobreviviremos a ella”.
Ideas para ponerle chispa y emoción a las relaciones de pareja

 

“Demos gracias a los hombres y a las mujeres que nos hacen felices, ellos son los encantadores jardineros que hacen florecer a nuestros espíritus.”

Will Rogers

 

  • Poder gozar del arte. Uno de los regalos más fascinantes de la vida es nuestro arte. Da igual la disciplina. Todas, absolutamente todas fueron creadas para conectarnos con la esencia de nuestra existencia. Nos permite sentirnos vivos y percibir esa magia que muchas veces pasamos por alto.
  • Tener un cuerpo perfecto a nivel de sabiduría ¿Alguna vez te has planteado lo sabia que es nuestra anatomía y extremidades? Probablemente suene extraño pero cuando pienso en la ciencia que nuestro propio cuerpo emplea para hacer, por ejemplo la digestión, doy gracias por ello.
  • Tener para alimentarte y alimentar a los tuyos. Ya sabes que muchas personas no tienen la misma circunstancia positiva que tú o al revés. Dar gracias por lo que tienes ganado con tu esfuerzo además te motiva y llena de gratitud.
  • Aprender un valioso consejo y sentir que tu vida ha cambiado para siempre. Me encanta poder escuchar a las personas y aprender de ellas. Sin los unos a los otros nuestra existencia no tendría sentido. Con ello viene todo lo demás, recuérdalo.
  • El amor de tu mascota o los animales. No se tú pero nunca un ser vivo me había dado tanto amor sin pedir nada a cambio como mi cachorrito. Tiene que comer, sí, pero seamos sinceros, el amor de un animal es una de las sensaciones más puras y maravillosas que puedes sentir.
  • Sentir el amor. En este punto, todo lo engloba. El amor lo es todo. Da igual el tipo de relación o situación. No tengo nada que aportar al respecto, sabes muy bien a que me refiero.