4 formas para dejar de ser excesivamente complaciente - La Mente es Maravillosa

4 formas para dejar de ser excesivamente complaciente

Okairy Zuñiga 25 septiembre, 2015 en Psicología 80 compartidos
Mujer sintiéndose libre

¿Alguna vez te has encontrado haciendo algo que no querías solo por darle gusto a alguien más?

Hay gente que es complaciente todo el tiempo porque no quiere que los demás se enojen. Este es un patrón de conducta bastante negativo. Si no tienes cuidado, en algún momento te sentirás perdido.

Los momentos en los que ser excesivamente complaciente es un problema

  • Cuando comienzas a aceptar las cosas que no quieres solo para mantener a todos felices y tener una vida más “fácil”.
  • Cuando te sientes incómodo con las situaciones en las que te involucras porque sientes que estás violando tus principios.
  • Cuando te sientes cansado de poner a todos los demás antes que a ti y ya no quieres sentir que no haces nada por ti.
  • Cuando inventas excusas porque te sientes mal de decir “no”.

Mujer complaciente ofreciendo flores

¿Cómo dejar de ser complaciente?

1. Acepta que no le gustarás a todo el mundo

Lamento romper tus ilusiones, pero siempre habrá gente que no sentirá una particular afinidad contigo. En realidad esto no es bueno ni malo, solo es un hecho de la vida.

Cuando sientas la tentación de ser complaciente para que te acepten, detente. Respira y enfócate en otra cosa.

Las personas que buscan complacer todo el tiempo suelen tener una baja autoestima. Por ello necesitan que otros los reconozcan.

La mejor forma para dejar de ser complaciente es aprendiendo a amar lo que eres y trabajando en tu autoestima.

2. Aprende a decir “no” cuando lo sientas

Esta palabra tan corta en verdad genera muchos problemas cuando la evitamos.

¿Eres de las personas que ni siquiera se plantean dar una respuesta negativa? ¿Te sientes cansado y enojado porque cada vez tienes menos tiempo para ti? ¡Aprende a decir “no”!

No te preocupes, nadie morirá ni se acabará el mundo por dejar de ser complaciente. Lo más que puede pasar es que las personas que están contigo por los beneficios que obtienen, se irán. Piénsalo bien, esto no es tan malo como podría parecer a primera vista.

También debes olvidarte de las excusas. Solo sé honesto y responde un “no” sincero. Si la otra persona te intenta convencer, explícale las razones del “no”.

3. Identifica las razones por las que sientes culpa

Las primeras veces que dejes de ser complaciente te sentirás culpable.

En lugar de cambiar la respuesta, piensa qué te hace sentir así. Quizás sientes que estás siendo egoísta o que le estás fallando a la otra persona. Después piensa en las razones por las que no fuiste complaciente y compara.

Mujer sintiendo culpa

Por ejemplo, imagina que tu hermana te pide que cuides a sus hijos porque quiere ir al cine con su esposo. Ese día, tenías planeado salir con una amiga y divertirte. ¿Realmente sería tan malo decirle “no” a tu hermana? Quizás valdría la pena cambiar tus planes si tu hermana debe ir al hospital por una emergencia, pero no por su cita.

Solo necesitas valorar las situaciones y no sentir culpa por ser tú mismo. Si no te sientes seguro, haz una lista de los pros y contras de tu decisión.

4. Deja la puerta abierta para quienes se quieran ir

Una vez que dejes de ser complaciente verás que la lista de amigos se reduce. No te preocupes. Esto solo te demuestra quiénes son los amigos de verdad y quienes los interesados en sacar provecho de ti.

Verás que conforme empiezas a mejorar tu autoestima, la gente tóxica o negativa sale de tu vida. La buena noticia es que también entrarán las personas adecuadas.

En caso de que algún familiar busque sacar provecho de ti, solo necesitas definir tus límites. No importa si es tu madre, tu hijo o tu hermano, debes darle valor a tus decisiones. Será duro pero evitarás sentirte usado y ganarás una increíble paz interior.

Recuerda que dejar de ser complaciente es un proceso. Deberás aprender algunos comportamientos y a desprenderte de otros. No te preocupes, no imposible ni te convertirás en una mala persona. Solo sé tú.

Okairy Zuñiga

Mis pasiones son leer, escribir, viajar y aprender todo lo posible. Siempre me verás con un cuaderno o un libro en la mano :)

Ver perfil »
Te puede gustar