9 factores sobre la culpa que desconocemos

9 factores sobre la culpa que desconocemos

Okairy Zuñiga 22, Enero 2015 en Psicología 0 compartidos
Niño llorando

La culpa es un sentimiento común de angustia emocional. Suele aparecer cuando tus acciones o inacciones causan o pueden causar daño a otra persona. Este daño puede ser físico, emocional o de los dos tipos a la vez. Debido a que la culpa aparece como pequeñas señales puedes pasar por alto su importancia. A continuación os hablo de algunos factores interesantes sobre este sentimiento:

1. La culpa protege tus relaciones

La culpa aparece principalmente en las interacciones sociales. Se le considera una emoción pro-osocial porque te ayuda a fortalecer tus relaciones. En esencia, este sentimiento te obliga a llevar a cabo las acciones apropiadas. Un ejemplo: recuerdas que debes llamar a tu madre para felicitarla por su cumpleaños y evitar sentirte culpable por haberlo olvidado. Señales como éstas pueden parecen ser poco importantes, pero en conjunto mejoran tus relaciones.

2. A la semana sentimos unas 5 horas de culpa

Algunos estudios han demostrado que si sumas todos los momentos en los que sentiste culpa o vergüenza, el resultado será bastante significativo. Esto resulta muy interesante por la utilidad que la culpa puede tener.

3. No podrás pensar en otra cosa

Cuando sientes culpa es como si tuvieses una alarma ruidosa e interminable en tu cabeza. Esto te hará imposible concentrarte en cualquier otra cosa. La buena noticia es que esta emoción no es eterna y luego de algunos días la olvidarás. Sin embargo, tener muchas culpas puede tener un efecto negativo ya que bajará tu productividad, concentración, creatividad y eficiencia.

4. Te impide disfrutar de la vida

Incluso la culpa más insignificante puede hacerte pasar un mal momento. En un estudio que se llevó a cabo entre estudiantes universitarios se descubrió que quienes sienten culpa evitan las diversiones o relaciones más físicas. Quizá te has dado cuenta de que cuando este sentimiento te ataca prefieres no celebrar, no ir a fiestas o pasar unas vacaciones aburridas.

5. Te autocastigas

Seguramente recuerdas al personaje Dobby de Harry Potter. Este elfo tenía la tendencia a auto-castigarse siempre que sentía culpa. Los psicólogos han identificado a esta tendencia como el Efecto Dobby. Lo interesante es que cada vez es más común sin importar la edad o el sexo de quien lo vive.

6. Deseas evitar a la persona que afectaste

Incluso si el daño que causaste es mínimo o invisible, tendrás el deseo de evitar o distanciarte de esa persona. Esto también sucede con los lugares que te recuerdan el acto por el que sientes vergüenza y a la gente que sabe o que crees que sabe que eres culpable de algo. Al final, es probable que nadie más recuerde la situación o el momento. Sin embargo, a ti se te quedará grabado.

7. La culpa provoca resentimiento

Si eres alguien que busca conseguir lo que desea provocando sentimiento de culpa en los demás, debes tener en cuenta que estás provocando resentimiento en la otra persona. Al hacer esto, buscas controlar o manipular y estarás desgastando esa relación. Una situación común puede darse cuando recriminas a tu pareja porque no te llama.

Es probable que, en ese momento y en los días siguientes, tu pareja te llame a menudo. El problema es que a largo tiempo, él o ella se sentirá resentido y hastiado. Estos sentimientos irán desgastando la relación y en algún momento tu pareja puede dejarte si constantemente provocas culpa en él.

8. Hay personas propensas a sentir culpa

Algunas personas son muy inseguras y tienen a sentir culpa por situaciones sin importancia. El resultado es que este sentimiento te impactará negativamente. Puedes obligarte a alejarte de los demás, crear pocas relaciones y evitar cualquier situación ligeramente tensa. Esto afectará de forma innecesariamente tu vida y te generará estrés.

9. Subirás de peso

Ya dije que la culpa actúa como distractora cuando intentas concentrarte en tareas cotidianas. Esto incluye el ejercicio y la alimentación. Por esto no es raro que prestes poca atención a tu salud y actividad física, subiendo de peso. De hecho, es común que quienes viven con culpa comenten que se sienten “más pesados”.

Con todo lo anterior en mente, es posible que pienses en cómo resolver la culpa. La mejor forma de eliminar este sentimiento es pedir disculpas a quien hemos lastimado. Ésta es la parte complicada y seguro que es lo que has tratado de evitar, pero solo si lo haces de forma sincera podrás eliminar la culpa.

Okairy Zuñiga

Mis pasiones son leer, escribir, viajar y aprender todo lo posible. Siempre me verás con un cuaderno o un libro en la mano :)

Ver perfil »