5 razones para despertarse a las 6 de la mañana

Paula Díaz · 24 agosto, 2015

A lo largo de mi vida, y seguramente la tuya, habrás escuchado infinidad de veces el dicho “a quién madruga dios le ayuda”. O al menos en la mía, con esta base intentaron educarme y hacer mejor profesional a la hora de dedicarme a lo que me gustaba.

Eghosa Aihie, blogger profesional, le ocurrió parecido decidiendo comprobar la veracidad de dicho hábito de nuestros mayores realizando para ello un estudio.

La prueba que realizó Aihie consistía en levantarse cada día a las 6:00 de la mañana durante los últimos dos años.

¿El resultado? Esta costumbre consiguió cambiarle la vida.

Después de leer cada una de las 5 razones que comentaba el autor las cuales le permitieron motivarse a levantarte más temprano, me encantaría compartirlas contigo. Te invito a que las pruebes y nos cuentes como fue el resultado.

¿Cuáles son las 5 razones para levantarte a las 6 de la mañana?

1. Dispondrás de más tiempo para pensar en lo que deseas

Un día tome consciencia de que no me permitía alcanzar mis propias metas porque no conseguía enfocarme lo suficiente.

Tener tiempo para comenzar el día “organizando” en que necesitas verdaderamente poner energía a lo largo de la jornada, te permitirá avanzar y no estancarte perdiendo el tiempo o deambulando mentalmente.

Está comprobado, según estudios científicos, que nuestro cerebro funciona mejor a primeras horas de la mañana. Aprovecha esas horas donde rendimos más para trabajar el control de tu mente, y aprovecha para coger fuerzas más tarde con tus emociones.

Pensar en lo que deseas

2. Tendrás más tiempo para organizar el día

Si eres de los que madrugan, dispondrás de mucho más tiempo para organizar tu jornada diaria con anterioridad, antes de comenzar cualquier cosa y no distraerte. De esta forma serás mucho más efectivo y competente con los resultados que te dispongas a obtener.

Además, si planeas tu día con la mente cansada corres el riesgo de saturarte y no organizar de igual forma un plan eficaz. Lo mejor es tomar un sano descanso durante la noche y al día siguiente, con las pilas cargadas, comenzar un planning de trabajo sereno y fresco.

 

3. Supone la hora perfecta para hacer ejercicio 

Despertándote a las 6 de la mañana ya no tendrás excusas para decir que no tienes tiempo de ir al gimnasio o estudiar por trabajar. Levantándote a esta hora dispondrás de un par de horas para emplearlas en la actividad que prefieras antes de comenzar tu jornada profesional.

Además, cuando haces deporte durante la mañana las endorfinas que generas serán tu mejor recurso para disfrutar de un día lleno de positividad y alegría en cualquier acción que realices.

4. ¿Todavía no sabes lo que es desayunar? Ahora si podrás averiguarlo

Seguro que has escuchado muchas veces que es importante realizar la primera comida del día, el desayuno, para gozar de un día cargado de energía. Así, afrontarás el gasto energético que supone tu trabajo personal.

Una investigación de la escuela de Salud Pública John Hopkins Bloomberg confirmó y pudo demostrar científicamente que si llevas a cabo un desayuno tranquilo y de forma correcta, estarás dotando a tu cuerpo de un hábito altamente benéfico sobre la salud.

Recuerda que tu organismo necesita combustible para funcionar de forma óptima por las mañanas, y a lo largo del día.

Desayunar tranquilamente

5. Es el secreto de las personas con éxito

“Quien quiera prosperar que empiece a madrugar”

-Anónimo-

Muchas de las personas con más éxito tanto profesional como personal de nuestra sociedad realizan como hábito el despertarse antes de las 6 de la mañana.

Jack Dorsey, el fundador de Twitter, confirmó en una entrevista para The New York Magazine que empieza su día a las 5:30 am. Compartió también que emplea la mañana para llevar a cabo actividades como meditar y correr varios kilómetros.

El fundador del Grupo Virgin, Richard Branson en una entrevista para Business Insider mencionó que se levanta también en torno a las 5:45 para tomar un tiempo de práctica deportiva y gozar de un sano desayuno.

 

En definitiva, levantándote a las 6 de la mañana te permitirás estar tres pasos por delante de tu entorno y sentirte más tranquilo.

Te permitirás tiempo para ti, llevando a cabo tu jornada de forma normal pero eficiente. Y te beneficiarás de mayor potencial creativo, así como un mejor desarrollo de tu seguridad personal.

Supone entonces el ingrediente perfecto para comenzar a comerte el mundo. En breve, comenzaré a integrar este hábito en mí día a día. ¿Te animas?