7 claves para descubrir a las personas frías y calculadoras

Los hombres y mujeres fríos y calculadores son inteligentes, metódicos y expertos en el engaño. Su objetivo es instrumentalizar a las personas. Ahora, ¿cómo lo hacen?
7 claves para descubrir a las personas frías y calculadoras
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 18 agosto, 2021.

Última actualización: 18 agosto, 2021

Las personas frías y calculadoras habitan en cualquier escenario social con un fin muy claro. El objetivo de estas figuras es obtener beneficios, metas, logros y posiciones de poder, tomando a las personas como simples variables de la ecuación. Para ello no dudan en utilizar estrategias de engaño y la manipulación, dejando a su paso numerosas víctimas.

Este perfil suele abundar en muchos entornos de trabajo. No obstante, también son muchos los que han caído en una relación afectiva de estas características. Es gente fría, con nulos apegos emocionales y replicas, en muchos casos, de un patrón de comportamiento maquiavélico. Por tanto, resulta decisivo identificar a estos hombres y mujeres que navegan por nuestras cercanías, como hábiles escualos aguardando algún descuido para lograr aquello que desean.

La persona calculadora y emocionalmente fría tiene una única —y peligrosa virtud— es muy inteligente, pero su genialidad se orienta a la manipulación, el egoísmo y a la instrumentalización ajena.

Mujer mirando mal a una compañera representando a las personas frías y calculadoras

Perfil de las personas frías y calculadoras

¿Las personas frías y calculadoras, nacen o se hacen? Esta es la primera pregunta que podemos hacernos cuando conocemos a alguien que manifiesta esta naturaleza. Trabajos de investigación, como los realizados en la Universidad de Illinois, nos señalan algo relevante. Ya en la infancia hay niños que evidencian un egocentrismo cognitivo (solo les importa la perspectiva del “Yo”). En caso de que este factor no se atienda o se reeduque derivará en frialdad emocional.

Los factores ambientales y educacionales tienen un gran impacto. Haber crecido en un escenario falto de apego y con la ausencia de una educación basada en la empatía, el respeto y la adecuada gestión emocional, tiene como resultado esa gelidez. Más tarde, ya en la adolescencia, aparece la conducta maquiavélica. Es decir, surge esa mente calculadora, confabuladora y a menudo hasta cínica.

Conozcamos más características de este perfil.

1. Inteligencia orientada al egoísmo, al beneficio propio

Las personas frías y calculadoras suelen tener un alto cociente intelectual. No obstante, esa mente brillante no va de la mano de la bondad ni de procurar el bienestar ajeno. Su comportamiento es puramente instrumental: en sus actuaciones, directa o indirectamente, siempre buscan un beneficio personal.

Son personalidades muy hábiles a la hora de planificar metas a largo plazo. Así, trabajos de investigación, como los realizados en la Universidad de Western Ontario, nos indican que las personas calculadoras como son los maquiavélicos, puntúan alto en inteligencia fluida.

¿En qué se traduce esto? Básicamente en lo siguiente:

  • Sin hábiles a la hora de razonar en ideas abstractas.
  • Tienen un buen razonamiento lógico.
  • Saben sacar inferencias, deducciones, son observadores y muy analíticos.

2. La tríada oscura y las personas frías y calculadoras,

La frialdad emocional, sumada al maquiavelismo nos aboca a integrar esta personalidad en lo que conocemos como tríada oscura. Fue en el 2002, cuando los psicólogos Delroy Paulhus y Kevin­ Williams, de la Universidad de la Columbia Británica, definieron este término.

El objetivo era comprender un poco mejor a esas personalidades con rasgos psicopáticos. Así, en el caso de las personas frías y calculadoras, si bien pueden evidencian pinceladas de las dos primeras dimensiones, destacan sobre todo en la instrumentalización de los demás.

Las bases que lo justifican son las siguientes:

  • Son figuras muy oportunistas y calculadoras, saben aprovechar prácticamente cualquier situación para obtener ventaja.
  • Mientras los psicópatas tienden a ser más impulsivos y correr riesgos cuando quieren conseguir algo, el maquiavélico es más frío, más cauto. Puede esperar meses o años para lograr lo que desea.
  • Son prudentes y destacan por su autocontrol y su capacidad para planificar y adaptarse a los cambios.

3. Son distantes, pero cuando desean algo pueden fingir

Por lo general, su modo de relacionarse siempre es frío. Mantienen las distancias, no son especialmente afectuosos ni sociales. Sin embargo, cuando tienen un plan en mente su perfil maquiavélico les permite desplegar un maravilloso don de gentes. Para ellas, siempre o casi siempre, el fin justifica los medios.

4. Desconfianza y suspicacia

Las personas frías y calculadoras no depositan su confianza. Es más, sospechan de todo aquello que les rodea y siempre están alerta. Dan por sentado que los demás son como ellos: a la mínima alguien les puede traicionar por un objetivo mayor.

Chico pensando en las personas frías y calculadoras

5. Desapego emocional y empatía instrumental

Es común que este perfil de personalidad no contara con un buen soporte afectivo en su infancia. Esto ha hecho que crezcan sin necesitar nada de nadie, no saben ni desean estrechar lazos con los demás y si lo hacen es por un interés puntual. El desapego afectivo es una constante en sus vidas, rara vez mantienen parejas y amistades.

Asimismo, les define otro factor: la empatía instrumental. Es decir, conectan emocionalmente con los demás para manipularlos, para hacerles creer que sienten lo mismo para poder así, chantajearles, tener el control sobre ellos.

6. Las personas frías y calculadoras son metódicas y necesitan rutinas fijas

Estamos ante hombres y mujeres que necesitan de una rutina fija, son personas metódicas y suelen hacer cada día las mismas cosas. Cuidan sus horarios, sus hábitos de vida, no les gustan los imprevistos y rara vez romperán su equilibrio por alguien.

7. Son altivos, se perciben a sí mismo mejores que el resto

Señalábamos con anterioridad que las personas frías y calculadoras encajan en el perfil de la tríada oscura. Si bien es cierto que puntúan de manera más significativa en el factor maquiavelismo, también presentan algún rasgo de la psicopatía y el narcisismo.

En cuanto al componente narcisista cabe señalar que en ellos se manifiesta de un modo muy concreto: son muy altivos. Se perciben con mejores competencias que la mayoría, sin embargo, no es algo que expresen de manera abierta. Son más discretos. Se les intuye en su forma de hablar, en su conducta, en el desprecio sutil que pueden mostrar por algunos compañeros de trabajo o incluso con sus propias parejas.

En esencia, estamos ante un patrón de personalidad y de conducta nocivo y peligroso. La insensibilidad, su paciencia y su habilidad para manipular a las personas son sin duda esas trampas en las que podemos caer en algún momento.

Te podría interesar...
Perfil psicológico de Hitler: 7 claves relevantes sobre su personalidad
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Perfil psicológico de Hitler: 7 claves relevantes sobre su personalidad

El perfil psicológico de Hitler se realizó por primera vez en 1943 y ya hablaba de su posible esquizofrenía paranoide o su masoquismo.



  • Al Aïn S, Carré A, Fantini-Hauwel C, Baudouin JY, Besche-Richard C. What is the emotional core of the multidimensional Machiavellian personality trait? Front Psychol. 2013 Jul 22;4:454. doi: 10.3389/fpsyg.2013.00454. PMID: 23885245; PMCID: PMC3717508.
  • Boyd, R. L., Bresin, K., Ode, S., & Robinson, M. D. (2013). Cognitive Egocentrism Differentiates Warm and Cold People. Journal of research in personality41(7), 90–96. https://doi.org/10.1016/j.jrp.2012.09.005,
  • Jones, Daniel & Paulhus, Delroy. (2009). Machiavellianism.. Handbook of individual differences in social behavior.