8 hábitos que aumentan el estrés - La Mente es Maravillosa

8 hábitos que aumentan el estrés

Eva Maria Rodríguez 2 octubre, 2014 en Hábitos saludables 0 compartidos
Hábitos que aumentan el estrés

Hay muchos factores que influyen en el estrés que no podemos controlar. Sin embargo, el modo en que reaccionamos ante ellos sí que puede tener un fuerte impacto en nuestros niveles de estrés. Por lo tanto, el modo en que respondemos a ciertas situaciones o circunstancias sí que puede ayudarnos a controlar y gestionar el estrés. Por eso, hoy vamos a analizar algunos hábitos que aumentan el estrés.

A continuación veremos ocho cosas que podemos hacer para manejar nuestras respuestas y mantener el estrés mejor controlado. Seguro que con muchos de los hábitos que aumentan el estrés que expondremos te vas a sentir identificado.

1. Darle vueltas a lo mismo todo el tiempo

Darle vuelta a los mismos pensamientos negativos es algo completamente improductivo. Esta rumiación hace que aumente la tensión y que los problemas se vean cada vez más negros, e incluso que se vea un problema donde no lo hay. No existe salida posible ante este hábito tan nocivo. Por lo tanto, es mejor que dejemos de hacerlo utilizando alguna técnica de parada del pensamiento.

2. No dormir adecuadamente o muy poco

La falta de sueño es uno de los problemas que más contribuyen a que aumenten los niveles de estrés, y se convierte en un círculo vicioso: no duermo porque estoy estresado, estoy estresado porque tengo sueño. Cuando no dormimos lo suficiente, no sólo somos más reactivos al estrés, sino que, además, nuestro funcionamiento cognitivo no es tan agudo, que puede contribuir a cometer más errores y a estar más estresados por ello.

No dormir no va a solucionar los problemas, así que es importante conseguir descansar, usando técnicas de relajación o tomando algo para relajarse y dormir bien. Gracias a esto podremos lidiar con este segundo de los hábitos que aumentan el estrés.
Compartir

Dormir mal

3. Comer comida basura y excederse con los estimulantes

Muchas personas tienden a comer mucho cuando están estresadas, especialmente productos con gran cantidad de grasas y/o calorías, a consumir grandes cantidades de cafeína e incluso azúcar. Pero esto no conduce a nada, es contraproducente. Comer bien es vital para todo en la vida, incluso para controlar los niveles de estrés.

4. Descuidar las relaciones personales

Relacionarse con otros es fabuloso para aliviar la tensión, pero es fácil dejarse llevar y repercutir la tensión con otro. En las relaciones de pareja, el estrés puede complicar una relación de por sí tensa o incluso tóxica. También, es necesario que saquemos tiempo para nuestros amigos o personas más importantes. Descuidar las relaciones personales puede aumentar nuestro estrés de manera muy significativa.

5. Sobrecargar el horario de actividades diarias

Intentar hacer cada vez más y más cosas es la forma más fácil de “explotar”. En épocas de estrés es fundamental organizarse bien y no aceptar más carga de trabajo y actividades antes de conseguir poner bajo control el estrés generado por lo que se tiene que hacer. Aprender a decir que no a nuevas demandas es fundamental para controlar el estrés y la propia vida.

6. Ser negativo o tener una visión pesimista de la vida

El sexto de los hábitos que aumentan el estrés es tener una visión negativa de las cosas. El estrés es provocado en muchas ocasiones por la percepción de amenazas o por una visión negativa de las cosas. Cambiar el punto de vista y ser optimista ayuda a controlar el estrés, a sobrellevar las cargas diarias con más alegría y a tener experiencias mucho más gratificantes.

“El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas”.

-William George Ward-

7. No hacer nada de ejercicio

Hombre sedentario

El ejercicio ayuda a rebajar nuestros niveles de ansiedad a corto plazo y ayuda a construir la capacidad de resistencia a la tensión a largo plazo. El problema es que, aun sabiéndolo, mucha gente tiene dificultades para salir a hacer deporte o levantarse a hacer ejercicio de forma regular. Pero es importante tomárselo en serio y ponerse en marcha.

8. Hacerse la víctima

Cuando no tenemos el control sobre una situación somos más propensos a sentirnos estresados. Es más, solemos sentir que tenemos menos control del que en realidad tenemos. Reconociendo las opciones que sí tenemos podemos sentirnos menos prisioneros de las circunstancias.

¿Cuáles de estos hábitos que aumentan el estrés están incluidos en tu vida? Si los has identificado, es el momento de empezar a afrontarlos para eliminarlos. Como hemos podido ver, no nos aportan nada positivo. Por lo tanto, tenemos que aprender a alejarnos de estos hábitos que aumentan el estrés y adquirir otros que sean mucho más positivos.

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para tod@s los que leéis este blog.

Ver perfil »
Te puede gustar