9 frases del genio Fiódor Dostoyevski

Cristina Roda Rivera · 23 diciembre, 2015

Existen muchos grandes escritores a lo largo de la historia, pero si hay un autor clásico universal que ha marcado la historia de la literatura ese es sin duda Fiódor Dostoyevski.

Dentro de los autores rusos clásicos considerados genios, él es que más influencia ha tenido y sus obras siguen considerándose aún hoy día absolutas obras maestras difíciles de superar por su temática y su dominio absoluto del ritmo y forma al escribir.

Virginia Woolf llegó a preguntarse ” si realmente valía la pena leer a otro autor ” y su influencia fue directa sobre autores contemporáneos como Herman Hesse, Fran Kafka, Gabriel García Márquez o Yukio Mishima. Puede que haya sido de los autores más influyentes de la historia junto a Victor Hugo, William Shakespeare o Miguel de Cervantes.

Lo exquisito de sus novelas (Crimen y Castigo, El idiota o Los Hermanos Karamázov); reside en su increíble forma de retratar la psicología humana, con todas sus angustias y dilemas existenciales.

Una buena forma de acercarse a este genial escritor es analizar algunas de sus frases, poniéndolas en relación con el significado que éstas tuvieron para su vida y respecto su visión del mundo:

1. “El grado de civilización de una sociedad se mide por el trato a sus presos”

El escritor fue condenado a muerte por sus ideas revolucionarias de juventud, pero su pena fue conmutada en el último momento; aunque a cambio tuvo que pasar 5 años realizando trabajos forzados en un campo de trabajo de Siberia.

Durante este tiempo preso, su salud se resintió (padecía de epilepsia y sus ataques empeoraron) y sufrió un calvario psicológico que hasta para él era difícil de describir. Allí conoció a presos condenados por todos tipo de delitos, y se dio cuenta que toda persona podía redimirse y encontrar un mejor sentido para su vida.

mujer con vestido blanco emitiendo un grito

2. “El secreto de la existencia humana no solo está en vivir, sino también en saber para qué se vive”

Con esta frase Dostoyeski pone de relevancia el porqué de su influencia en posteriores autores existencialistas. La búsqueda del sentido de la vida de los hombres se irá configurando conforme las circunstancias que se vayan encontrando y por cómo se reaccione ante ellas.

3. “En nuestro planeta sólo podemos amar sufriendo y a través del dolor. No sabemos amar de otro modo ni conocemos otra clase de amor”

Dostoyevski pasó una infancia brutal ya que su padre era un médico muy reconocido pero absolutamente déspota; y su madre era pura calidez y ternura. La pérdida de su hermano, su madre y el asesinato de su padre por parte de sus empleados sumieron al escritor en una depresión.

Todas las relaciones sentimentales posteriores estuvieron marcadas por ese sufrimiento inherente al escritor pero también por su condición natural de hombre apasionado. A través del dolor, llegó a sentir amor por los demás, por su profesión y a veces hacia él mismo.

4. “Me someto a la ética, pero no comprendo en modo alguno por qué es más glorioso bombardear una ciudad sitiada que asesinar a alguien a hachazos”

Dostoyevski detestaba la hipocresía y alababa la ética honesta y proporcional. Se sorprendía de cómo algunas formas de matar eran alabadas como patrióticas y otras se consideraban acciones abominables. Una frase que en la actualidad cobra más sentido que nunca.

5. “Incluso los pobres de espíritu se vuelven más inteligentes después de un gran dolor”

Posiblemente una de las frases más intimistas y existencialistas del escritor. Para él hasta que un hombre no se enfrenta a un gran dolor su visión del mundo es superficial, y solo tras un gran dolor las personas reflexionan acerca de su vida, mantienen una relación con ellos mismos más íntima y auténtica y ganan en inteligencia.

 

6. “Es mejor equivocarse siguiendo tu propio camino que tener razón siguiendo el camino de otro”

Hombre de fuerte carácter, ludópata y entregado a la vida liberal, consideraba sin embargo que la mejor forma de encontrar evolución era abrazar valores conservadores como la fe ortodoxa. No fue un creyente al uso, porque vivió la vida de tal forma que contradecía este conservadurismo.

Mujer caminando sola

Por eso su vida y obra resultan apasionantes, porque se entregó a la vida para conocerla desde sus adentros para luego tener una visión mística de ella mucho más veraz e interesante.

7. “Es la incertidumbre lo que le encanta a uno, todo se hace maravilloso en la bruma”

La idea de la incertidumbre en la vida de los hombres la expone en numerosas ocasiones en sus obras. Explica cómo el ser humano está abandonado a su suerte y con mil caminos para elegir ante sus ojos, pero los dilemas derivados de elecciones difíciles y contradictorios son los que formarán el espíritu de cada persona hasta que ésta pueda encontrarse consigo misma.

8. “La pobreza y la miseria forman al artista”

Los problemas económicos del escritor se dieron a lo largo de toda su existencia: su ludopatía y sus juergas más burguesas por Europa (por una parte tenía admiración por este continente y por otro un profundo recelo); provocaron que jamás tuviese una economía estable. Quizás esa necesidad y sentimiento de culpa afilaron su ingenio a la hora de escribir.

9.”Un momento de dicha, ¿no es bastante para una vida entera?.”

Dostoyevski era un pesimista sin remedio, pero pensaba que cualquier existencia anodina e infeliz podría verse iluminada por un instante feliz y dotar de sentido a una vida entera. La vida tiene sentido si sabemos reconocer estos instantes y conservarlos para nuestra alma como el mayor tesoro.