Cómo ayudar a los niños con ansiedad a las matemáticas - La Mente es Maravillosa

Cómo ayudar a los niños con ansiedad a las matemáticas

Alejandro Rodríguez 24 junio, 2018 en Psicología educativa y del desarrollo 0 compartidos
Niño agobiado por ansiedad a las matemáticas

La ansiedad a las matemáticas es uno de los problemas más comunes en el sistema educativo. Se calcula que aproximadamente el 60% de los estudiantes sufren este problema de forma recurrente. Sin duda, esta materia es la que más emociones negativas despierta de todas a las que los alumnos se tienen que enfrentar.

Sin embargo, y debido a que aprobar esta materia es necesario para sacarse el graduado escolar, los estudiantes necesitan superar este problema. Por esta razón, en este artículo nos enfocamos en algunas claves para gestionar y superar la ansiedad a las matemáticas.

¿Por qué se produce la ansiedad a las matemáticas?

Cuando un miedo es tan común, esto significa que tienen que existir situaciones o formas de pensar que lo provoquen. En el caso de la ansiedad a las matemáticas, algunos de los factores implicados son los siguientes:

  • Expectativas de encontrarse con problemas y no poder resolverlos.
  • Falta de motivación.
  • Problemas en los aprendizajes básicos.

Niño con ansiedad por las matemáticas

Todos estas dificultades pueden llevar a que los niños generen un gran miedo al fracaso que les impedirá seguir avanzando. De hecho, en los casos más graves pueden llegar a desarrollar trastornos psicológicos como ansiedad o depresión.

1- Expectativa de encontrarse con problemas

Las matemáticas tienen fama de ser extremadamente complicadas, tanto entre los estudiantes como entre la población en general. Esta idea se ve reforzada en todas partes, por lo que los alumnos llegan a clase con miedo.

El problema es que muchas veces damos tanto poder a aquello que creemos que acaba por volverse cierto. Esto se debe a un efecto conocido como profecía autocumplida. Según multitud de estudios, las personas que creen que van a fracasar en determinada área tienden a hacerlo. En el caso de las matemáticas, que requieren de unos aprendizajes muy concretos para poder ser dominadas, esto se vuelve doblemente cierto.

Pero el problema real no es que la materia sea excesivamente complicada. Según la profesora Jo Boaler, que ha dedicado toda su vida a estudiar sobre el tema, solo el 3% de la población tiene dificultades serias para comprender las matemáticas. Para el resto de la gente, es perfectamente posible entenderlas. Por lo tanto, ¿cómo podemos solucionarlo para ayudar a los niños con ansiedad a las matemáticas?

El primer paso es explicar a los estudiantes que se trata de una habilidad como otra cualquiera. Al igual que todo el mundo puede aprender a montar en bici si se lo propone, casi todo el mundo es capaz de dominar la geometría o el álgebra con un poco de esfuerzo.

En el caso de que el niño se sienta totalmente incapaz (algo común si tiene baja autoestima), todavía se pueden encontrar soluciones. Una de ellas es proponerle ejercicios matemáticos que sí sepa resolver, para generarle cierta confianza. A partir de ahí, solo sería necesario ir subiendo poco a poco el nivel. Esto, por cierto, también ayudará con la falta de motivación.

2- Falta de motivación

Otro de los problemas más graves relacionado con las matemáticas es que muchos alumnos las odian. Esto ocurre principalmente por dos motivos: porque no les encuentran sentido y porque las ven como algo muy complicado. La solución al segundo obstáculo pasa por regular la dificultad de la enseñanza empezando por lo más básico. Sin embargo, el primero de ellos es más complicado de resolver.

Lo cierto es que las matemáticas suelen darse en clase sin ningún tipo de conexión con los problemas reales de los alumnos. Un niño o un adolescente, cuyas preocupaciones pueden tener que ver más con sus relaciones o con lo que quieren hacer el fin de semana, creen que no necesitan aprender esta materia. Y el principal problema es que tienen parte de razón.

Aprender matemáticas, salvo que una persona quiera estudiar algún tipo de ingeniería o ciencias, no es realmente necesario.  Al menos los niveles más complejos. Sin embargo, esta materia forma parte del sistema educativo. Por ello, el papel de los padres y los profesores es ayudar a los niños a encontrarles alguna utilidad.

Una de las más evidentes es que es necesario aprobar las matemáticas para tener un futuro mejor. Por eso, debemos conseguir que el alumno lo vea como un reto, como una especie de juego en el que superarse a sí mismo. De esta manera, su motivación aumentará.

3- Problemas en los aprendizajes básicos

Por último, los dos elementos anteriores se mezclan con el hecho de que muchos alumnos no comprenden las matemáticas básicas cuando se encuentran en cursos avanzados. De esta manera, su ansiedad ante esta materia aumenta año tras año.

Niña haciendo sus deberes

La solución a este problema, por suerte, es muy sencilla. Tan solo es necesario repasar con ellos los conceptos clave de la asignatura. Esto pueden hacerlo con ayuda de los padres, de un profesor particular o incluso por su cuenta. Lo importante es que refresquen todos los conocimientos aprendidos.

Como vemos, la ansiedad a las matemáticas es un problema muy común que está provocado por varias causas. En este artículo hemos visto varias de ellas, además de varias soluciones posibles a las mismas. Sin embargo, al final lo más importante es la perseverancia. Recuerda que prácticamente todas las personas son capaces de enfrentarse a esta materia y salir victoriosos.

Alejandro Rodríguez

Psicólogo y coach, además de un apasionado de la escritura y el desarrollo personal. Desde hace varios años, escribe artículos sobre temas como relaciones de pareja, inteligencia emocional y comunicación para ayudar a las personas a ser más felices en su día a

Ver perfil »
Te puede gustar