5 beneficios de pasear

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 2 mayo, 2018
Alejandro Rodríguez · 2 mayo, 2018

Hoy en día, la importancia del ejercicio físico para nuestra salud es evidente. Mantenernos activos es una de las claves de nuestro bienestar, tanto físico como emocional. Sin embargo, para muchas personas apuntarse a un gimnasio o comenzar a practicar alguna disciplina deportiva requiere demasiado tiempo y esfuerzo.

Para alguien que busca una actividad de estas características, pasear puede convertirse en una de las mejores alternativas. Debido a sus numerosos beneficios, este sencillo ejercicio físico es una manera muy eficiente de mejorar nuestra salud y bienestar. En el artículo de hoy aprenderás por qué pasear puede convertirse en tu mejor aliado.

¿Cuáles son los beneficios de pasear?

Aunque dar un paseo no cuente con tanta publicidad como otro tipo de ejercicios, lo cierto es que se trata de una opción muy válida para darle un poco de dinamismo al cuerpo. Si levantar peso no es lo tuyo, y si ya estás harto de las clases de yoga… pero quieres incorporar los beneficios del ejercicio a tu vida, te interesará descubrir cómo puede ayudarte el simple hecho de dar un paseo.

Chico paseando por un parque

1- Es sencillo de realizar

Uno de los mayores beneficios de pasear es posiblemente lo sencillo que es hacer este ejercicio. Al no necesitar ningún tipo de equipamiento especializado para realizarlo, la falta de dinero deja de ser un obstáculo. Por otra parte, debido a que un paseo puede encajarse en cualquier momento de nuestra rutina, también es un ejercicio válido para las personas con poco tiempo.

Este aspecto hace que sea muy sencillo convertir el pasear en un hábito saludable. A partir de aquí, es mucho más probable que le cojas el gusto a hacer ejercicio e incluso, al verte en mejor forma, te animes a probar con otros tipos.

2- Ayuda a perder grasa

La mayoría de las personas asocia la pérdida de peso con ejercicio en el trabajo a pulsaciones muy altas, como correr, nadar o montar en bici. Sin embargo, según algunas investigaciones, andar puede ser mucho más efectivo para la quema de grasa que otros ejercicios más intensos.

Una de las principales razones de esto es que, a pesar de que caminar no consume tantas calorías como otros ejercicios, también nos genera menos sensación de hambre. Por lo tanto, uno de los principales beneficios de pasear es que te permite perder grasa sin que tu cuerpo te pida reponerla más tarde.

3- Es bueno para el corazón

Cuidar de nuestra salud cardiovascular es fundamental para disfrutar de una vida larga y libre de problemas. En las sociedades modernas, la mayoría de las muertes prematuras se producen debido a enfermedades del corazón. Por ello, debemos hacer todo lo posible para cuidar de este órgano tan importante.

Los últimos estudios parecen indicar que uno de los principales beneficios de pasear es que reduce la presión arterial y los triglicéridos. En este sentido, la evidencia apunta a que lo hace de forma más eficaz que otros ejercicios, como el running o el levantamiento de peso.

Pareja de personas mayores hablando de los beneficios de pasear mientras caminan

4- Es perfecto para las personas en muy mal estado físico

Todos sabemos que cuidarnos es fundamental para sentirnos bien a nivel emocional. Sin embargo, en ocasiones nos descuidamos, y nuestra salud se deteriora hasta tal punto que puede ser complicado empezar a hacer ejercicio para solucionarlo.

Por eso, si tienes un problema que te impide hacer un deporte más intenso (como sobrepeso muy elevado o dolor en las articulaciones), pasear puede darte todos los beneficios del ejercicio de una manera fácil y con poco impacto a nivel articular.

5- Reduce la inflamación

Seguro que a estas alturas ya sabes que la salud física repercute directamente en nuestro bienestar psicológico. Sin embargo, muchas personas aún no conocen uno de los peores enemigos de la felicidad: la inflamación física.

La inflamación es un estado de nuestro cuerpo producido cuando entramos en contacto constantemente con elementos que éste considera dañinos. Por ejemplo, el alcohol, el tabaco o ciertos tipos de comida pueden provocar que entremos en estado de inflamación.

El principal problema de este fenómeno es que está estrechamente relacionado con la depresión y la infelicidad. Se considera que una de las principales causas de la epidemia de malestar emocional del mundo occidental tiene precisamente que ver con la inflamación física.

Por suerte, uno de los beneficios de pasear más importantes es que ayuda a reducir este problema de forma significativa. Esto, sumado a todos los anteriores, hace que caminar se convierta en uno de nuestros mejores aliados a la hora de sentirnos más felices.