Come, ríe, ama - La Mente es Maravillosa

Come, ríe, ama

Paula Murillo 27 octubre, 2015 en Emociones 2550 compartidos
Cara de mujer de colores

Estamos hechos de pequeños placeres fabricados a golpe de obra diaria de nuestra propia mano. Nos rodeamos de actividad o porque la recibimos, o porque la generamos, y a esas pequeñas maniobras las denominamos verbos. El verbo es acción, vida, lo que mueve el mundo (por mucho que otros digan que es el amor).

Se puede titular un libro con sólo tres verbos e intuir el contenido – la conocida novela así lo muestra “Come, reza, ama” -, pero la pregunta que nos hacemos hoy es: ¿qué tres verbos describirían una vida plena?

Algunos responderían “viajar, trabajar, arriesgar”, para alguien cercano a nosotros podría ser “madrugar, perdonar, saber” e incluso encontraríamos “fabricar, planificar, ordenar”. Otros nos dirían, que tres son muy pocos y que no se puede agrupar una vida alrededor de tres palabras.

Sin embargo, hay un trío que podrían aglutinar estados, acciones y protagonistas, y que recogería y resumiría una vida plena para recomendarle a alguien: Come, ríe, ama. Y de eso hoy va nuestro artículo…

“Adoro los placeres sencillos, son el último refugio de los hombres complicados”

-Oscar Wilde-

Come

Dejemos a un lado la evidencia de que comer es imprescindible para la supervivencia del ser humano. Pero, detrás del verbo, gira un mundo de posibilidades más allá de sabores y texturas. ¿Qué nos puede aportar a cada uno de nosotros?

  • Experimenta: el ser humano es curioso por naturaleza. Le gusta probar, acercarse, elegir y descubrir. La curiosidad no se pierde, se transforma y elige caminos distintos según vamos madurando. El mundo culinario nos ofrece muchas oportunidades de probar, descartar y experimentar saliendo de lo que ya conocemos y arriesgando.
  • Comparte: en la mesa o en la cocina se pueden encontrar momentos para “estar” con los demás. Compartir momentos, experiencias, el placer de una conversación o la tranquilidad del silencio. Todo ello, en torno a este verbo.

Amigas tomando café

  • Desconecta: Basándonos en la filosofía del Mindfulness para intentar conectarnos con el momento presente, la comida es un gran aliado para ello. La variedad de sabores, texturas y temperaturas, pueden ayudarnos a dirigir nuestra atención en ese mismo momento a lo que estamos ingiriendo.
  • Cómete el mundo y las palabras alguna vez: repítete todas las mañanas: “voy a comerme el mundo”, y activa tus fortalezas. Pero también, equivócate, cómete tus palabras, arriesga y si es necesario, pide perdón. En el la equivocación está el aprendizaje.

Ríe

La risa tiene beneficios físicos probados. Publicaciones médicas nos dicen que, entre otros:

  • Tiene efectos analgésicos al liberar endorfinas
  • Facilita la digestión
  • Mejora la respiración
  • Disminuye el insomnio
  • Rejuvenece la piel al hacer efecto tonificante.

La risa, consigue distraernos de las preocupaciones e interfiere con los pensamientos negativos. La idea principal es que mientras en nuestra mente no pueden existir pensamientos negativos y positivos simultáneamente.

Es algo que nos da confianza a nosotros mismo y frente a los demás. La risa es un potenciador del sentimiento de proximidad con la persona que tenemos delante, y facilitan la cooperación con los demás. Parece claro que la risa sincera y los conflictos no pueden ir de la mano, por lo que evitará la predisposición a este tipo de situaciones y disminuirá la agresividad general.

Amigos sobre pelotas

Mucha gente necesita de los demás para encontrar momentos para la risa. No solo depende de elementos externos. Reírse de uno mismo nutre nuestra capacidad resiliente y es síntoma de buena salud mental. ¿Cuántas veces hemos contando aquella cosa desastrosa que nos pasó y hemos acabado riendo con la persona a la que se lo hemos dicho?

Ama

¿Cuántas veces relacionamos este verbo con relaciones íntimas o entre familiares y amigos? En realidad, si buscamos la definición del verbo “Querer”, nos encontramos con lo siguiente:

  • Desear o apetecer
  • Amar, tener cariño, voluntad o inclinación a alguien o algo
  • Tener voluntad o determinación de ejecutar algo
  • Resolver, determinar
  • Pretender, intentar o procurar
  • Estar próximo a ser o verificarse algo

“Querer”, “amar”, en el más amplio sentido de la palabra, recoge verbos relacionados con el impulso de “vivir”, de exprimir el presente, programar el futuro y valorar el momento. Y esto, no sólo esta relacionado con personas… están los libros, trabajos, viajes, y todo aquello que en lo que encontremos el poder de la atracción, la satisfacción  y la plenitud personal.

“No puede el hombre sentirse a gusto sin su propia aprobación”

-Mark Twain-

Muñeco con tres corazones

Querer nos impulsa y nos motiva a ser creativos, para los demás y hacia nosotros mismos. Nos activa en una dirección y nos empuja a actuar. Demostrar amor y dejar que nos lo demuestren, es algo que multiplica nuestros sentidos y nos transporta a estados y momentos de felicidad que no son comparables con nada que conozcamos.

Por lo tanto, si alguien me preguntara qué tres verbos querría que me acompañaran en mi proceso vital, escogería comer, reír y amar. En ellos quedan recogidos infinidad de elementos que proporcionan vida y que podemos hacer extensivos a todos los ámbitos de nuestro día a día. Pero, ¿cuáles escogerías tu?

Paula Murillo

Psicóloga, amante del cine y la naturaleza. Cada vez más segura de que el esfuerzo por comprender los pensamientos y emociones de los demás nos hace mejores personas

Ver perfil »
Te puede gustar