Cómo afecta la tecnología a las relaciones de pareja

Paula Aroca · 12 febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Ana Couñago Sobral el 23 diciembre, 2013
Las herramientas tecnológicas pueden influir positiva o negativamente en el establecimiento de vínculos afectivos y amorosos.

Seguro que no puedes imaginar tu día a día sin disponer del ordenador, del móvil, del correo electrónico o de las redes sociales como medios para comunicarte con otras personas. El avance tecnológico ha dado paso a nuevas formas de interacción. Lo cual influye en la manera en la que actualmente manejamos nuestras relaciones interpersonales. ¿Sabes cómo afecta la tecnología a las relaciones de pareja? A continuación te lo explicamos.

 «Internet es mucho más que una tecnología. Es un medio de comunicación, de interacción y de organización social.»

-Manuel Castells-

Tecnología y relaciones humanas

Nuestras intervenciones en las redes sociales, blogs y demás quedan registradas y no hay manera de hacerlas desaparecer, al menos no para los usuarios comunes. Esta información puede ser encontrada a través de una simple búsqueda y utilizada a favor o en contra de cualquiera, ya se trate de un candidato para un puesto laboral o una pareja.

El mundo actual nos exige movernos a un ritmo acelerado y nos quita tiempo y lugar para la comunicación interpersonal en la forma en que se hacía hasta hace pocos años. Sin embargo, como contrapartida, ahora disponemos de herramientas que nos permiten conocer gente y expresar nuestros intereses e ideas a distancia.

¿Cómo afecta la tecnología a las relaciones de pareja?

Chica revisando su móvil mientras su pareja duerme

En los últimos años, el porcentaje de divorcios y separaciones ha aumentado significativamente. Así, tal y como afirman algunos estudios, uno de los factores que han podido influir en el aumento de las rupturas sentimentales, es el uso del móvil o de las redes sociales. Pues, es una realidad que estas brindan mayores probabilidades de contactar con antiguas parejas o aventurarse en nuevas relaciones.

Por otro lado, estas redes pueden ser usadas por individuos controladores y celosos para acechar a sus compañeros sentimentales en busca de supuestas infidelidades.

Pero el hecho de valerse de estos medios para conseguir relaciones extra matrimoniales no encuentra su única razón en las redes sociales mismas, sino en otros factores, no tan simples de analizar a simple vista. Asimismo, la utilización de estas herramientas tecnológicas para hostigar a alguien no se debe a la existencia de las redes, sino, probablemente, a la inseguridad que tienen algunos usuarios. 

¿Sirve la tecnología para alimentar las relaciones?

Chica revisando su teléfono móvil

Es importante comprender que el hecho de poseer un móvil no nos otorga más control sobre personas o circunstancias. Los “me gusta” que recibimos y damos muchas veces son superficiales, ya no siempre responden a sentimientos verdaderos ni profundos.

Sin embargo, sería injusto no reconocer algunos beneficios introducidos por estos avances tecnológicos.

Puesto que también es posible usar estas herramientas para alimentar y afianzar los vínculos afectivos y amorosos, por ejemplo, enviando a nuestras parejas hermosos mensajes recordatorios de nuestros sentimientos. Y aunque existen muchos engaños y fraudes que debemos aprender a distinguir, lo cierto es que, bien utilizadas, las redes sociales también pueden ser usadas para causas nobles.

Otras ventajas

Otro aspecto positivo del Internet lo constituye el hecho de que las personas con problemas y dificultades en el desarrollo de las habilidades sociales, pueden, con más facilidad, abrirse en una relación cibernética donde no necesita «dar la cara» desde un principio.

A su vez, en el mundo virtual es posible compartir afinidades y encontrar gente con características similares a las nuestras, que en el propio entorno no siempre encontramos tan fácilmente.

Finalmente, como conclusión, podemos afirmar que las herramientas tecnológicas no son negativas en sí mismas, sino que en esta área de la tecnología (como en cualquier otro aspecto de la vida humana), todo dependerá del uso que le demos, según los principios de cada uno.