Cómo masturbar a una mujer paso a paso

La masturbación y los preliminares son una parte fundamental en el sexo. ¿Cómo masturbar a una mujer paso a paso? Si te interesa este tema, te animamos a leer algunas de nuestras ideas clave para hacer disfrutar a tu pareja.
Cómo masturbar a una mujer paso a paso
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 05 marzo, 2021.

Última actualización: 05 marzo, 2021

El sexo es un ámbito muy personal, que conecta a las personas en su ámbito más íntimo. Las relaciones sexuales saludables son aquellas basadas en el afecto, el respeto y la pasión. Por supuesto, no hay una única manera de mantener relaciones sexuales, pero sí podemos acudir a algunas ideas para disfrutar aún más en este terreno. En este artículo nos centraremos en la masturbación femenina: ¿cómo masturbar a una mujer paso a paso?

Aunque no hay una única manera de hacerlo, ya que el sexo se basa en la imaginación y la aventura, y no tiene límites, aquí os proponemos un posible camino para recorrer con tu pareja sexual. Son ideas prácticas que te guiarán en la masturbación femenina, aunque tú puedes probar con las adaptaciones o cambios que consideres.

Cómo masturbar a una mujer paso a paso

Os dejamos una serie de pasos sobre cómo masturbar a una mujer y conseguir que esta disfrute. Recuerda que la «finalidad» no es tanto que llegue al orgasmo, sino hacerla disfrutar de todo el camino hasta él (sin dejar de disfrutar tú).

Pareja en la cama

Empieza poco a poco

A la hora de masturbar a una mujer y de hacerla disfrutar, será importante que vayas poco a poco. En este sentido, recomendamos no ir «directos al grano», es decir, directos al clítoris. Ten en cuenta que el clítoris tiene más de 8 000 terminaciones nerviosas, por lo que, empezar por esta zona sería «quemar» todo el proceso de excitación previo.

Prueba a empezar con otro tipo de acercamiento a tu pareja sexual: besos, caricias, un masaje sensual… Crea el momento especial, haz que tu pareja se sienta cómoda; puedes utilizar música, aromas relajantes, una luz baja, afrodisíacos…

Estimula el clítoris (suavemente)

Cuando el ambiente ya sea propenso para el encuentro sexual, y hayáis iniciado ese primer contacto, puedes estimular el clítoris, pero muy poco a poco. Hazlo de abajo hacia arriba, comenzando por la cara interior de los muslos. Esta zona tiene muchos nervios que estimularán de forma indirecta el clítoris y que harán disfrutar a tu pareja.

Prueba a acariciar de forma suave sus muslos pero sin llegar a tocar sus genitales. Es una forma de que su mente y su cuerpo se «preparen» para el momento de máximo placer posterior.

Hay algunos juguetes sexuales, como vibradores para la mujer, que resultan ideales para estimular la cara interior de los muslos a través de suaves vibraciones. En este caso, opta por empezar por una velocidad mínima para ir aumentándola progresivamente.

Estimula la parte inferior de la vulva

Estás en un punto en el que ya has recorrido las piernas de tu pareja sexual y has llegado al inicio de sus labios mayores. Es el momento de estimular la parte inferior de la vulva. Prueba a mover tus dedos en forma de círculos concéntricos y ve, poco a poco, aumentando el ritmo, pero sin acelerar demasiado.

Se trata de ir aumentando progresivamente el nivel de intensidad y placer. Esto ayudará a que, poco a poco, tanto tú como tu pareja, os vayáis excitando cada vez más. Recuerda: sin pausa pero sin prisa.

Adéntrate un poco más

Después de pasar por la parte inferior de la vulva y por los labios mayores, toca dedicarles atención a los labios menores. Son los más internos de la vulva. Prueba a usar tus dedos, subiendo y bajando por la zona a través de suaves caricias.

Cuando bajes los dedos, prueba a rodear la entrada de la vagina. Puedes ir repitiendo este paso hasta que sientas que es el momento de avanzar.

Llega/vuelve al clítoris

Cuando ya hemos hecho los preliminares previos, ya podemos empezarnos a preparar para estimular, directamente, el clítoris, que es la zona más sensible de la vulva. Si tu pareja sexual es clitoriana, a través de una estimulación adecuada del clítoris puede llegar al orgasmo.

Puedes probar también a estimular la zona G del clítoris. Prueba con hacer, a través de tus dedos, la forma de círculo, cuadrados, o incluso el abecedario entero.

Cuanto más te demores y con más tacto lo hagas, mejor. Prueba a recorrer las diferentes zonas del clítoris; recuerda que esta estructura tiene muchas zonas sensibles. A cada persona le gusta de una forma u otra, y en este sentido puedes aventurarte a conocer mejor a tu pareja.

Acto seguido, prueba a levantar ligeramente el capuchón que «oculta» el glande del clítoris. Prueba a hacer pequeños toques rápidos en el clítoris con la punta de tus dedos.

Estimula la zona G

Es momento de buscar el orgasmo en tu pareja sexual (sin obsesionarnos con ello; recuerda que lo importante es el «viaje» hacia él). Con las manos siempre limpias, introduce un dedo en la entrada de su vagina. Puedes ir poco a poco introduciendo más de uno. Ten cuidado con las uñas para no hacerle daño. Lo ideal es utilizar un lubricante para mejorar la lubricación y las sensaciones.

Volviendo a tus dedos, puedes empezar con uno dos, utilizando las falanges y entrando y saliendo poco a poco de la vagina. Acompaña todo este proceso con caricias y besos, que siempre aumentan el nivel de excitación. Recuerda que puedes combinarlo todo con algún juguete sexual, como un vibrador femenino o masculino.

La llegada del clímax

El siguiente paso sobre cómo estimular a una mujer implica presionar con suavidad la pared frontal de su vagina. En este punto notarás una zona un poco más rugosa; se trata del punto G o zona G, muy relacionada con el orgasmo.

Sincroniza el movimiento de tus dedos con su respiración; eso os puede excitar a los dos. No dejes de estimular esa zona y verás cómo, si todo ha fluido y si existe verdadera conexión, tacto, pasión y respeto entre vosotros, el orgasmo llegará.

Mujer en la cama sonriendo por orgasmo

Reflexiones finales

Estas son algunas ideas sobre cómo masturbar a una mujer paso a paso, aunque, insistimos, la variedad está servida en el sexo. Puedes empezar con este esquema y poco a poco innovar, introduciendo pequeños cambios que os apetezcan a los dos. Lo importante es conectar con la otra persona, hacerla disfrutar y disfrutar tú junto a ella.

“La sexualidad no es una distracción o actividad de medio tiempo. Es una forma de ser”.

-Alexander Lowen-

Te podría interesar...
Cómo masturbar a un hombre paso a paso
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Cómo masturbar a un hombre paso a paso

¿Cómo masturbar a un hombre? ¿Existen algunas ideas que nos pueden ayudar a conocer el cuerpo de nuestra pareja sexual y a hacerla disfrutar?



  • Cueto, M. A. (2006). Sexo en la Pareja. Biblioteca Nueva Madrid.