¿Cómo respirar durante el parto? - La Mente es Maravillosa

¿Cómo respirar durante el parto?

Óscar Dorado 25 mayo, 2018 en Embarazo 0 compartidos
Mujer dando a luz en el hospital

El parto es probablemente la fase que más temores genera del embarazo, especialmente si la madre es primeriza. Afortunadamente, existen talleres de formación y preparación en los que la embarazada aprende a distribuir la respiración en el tiempo para amortiguar el dolor, además de obtener información realista de lo que puede suceder.

En este sentido, las técnicas de respiración son muy beneficiosas para la madre y para el bebé. Se ha demostrado que las técnicas de relajación, incluida la respiración, reducen el estrés y las posibilidades de necesitar un parto asistido. Además, garantizan que el bebé tenga suficiente oxígeno durante el parto, por lo que vale la pena practicarlo.

Muchos médicos y matrones creen que los ejercicios pueden ayudar a que la ansiedad no se dispare y hacer que el proceso sea menos difícil y temible para las futuras mamás. Los estudios confirman que la respiración supone una base fundamental para toda futura mamá. Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que las técnicas de respiración son la única manera posible de que las mujeres sufran menos dolor y disminuyan la tensión.

La respiración rítmica durante el trabajo del parto maximiza la cantidad de oxígeno disponible para la madre y para el bebé. Las técnicas de respiración también pueden ayudarte a sobrellevar el dolor de las contracciones. Respirar puede parecer algo muy simple y obvio. De hecho, resulta difícil creer que pueda tener un gran impacto en las sensaciones abrumadoras que acompañan al parto. Pero, sorprendentemente, es vital para atenuar el impacto de las contracciones.

Técnicas para respirar durante el parto

Las técnicas de respiración durante el parto pueden ayudarte a controlar el dolor. Por lo menos, pueden ayudarte a superar el dolor. Primero, debes encontrar un patrón que funcione para ti y luego practicar la respiración. De esa manera, una vez que te encuentres en el trabajo del parto, estarás lo más preparado posible.

Mujer respirando embarazada

Aquí tienes nuestra propuesta de técnicas para respirar durante el parto:

Soplar una vela

A medida que se produce una contracción, respira profundamente y luego disipa el dolor en respiraciones cortas. Visualiza una vela frente a ti, que apagarás con la respiración.

El hilo dorado

Comienza inhalando profundamente por la nariz con el inicio de la contracción. Seguidamente, respira de manera suave a través de la boca, visualizando la salida del aliento como un hilo dorado que gira y se aleja de ti mientras exhalas, alejando de esta manera el dolor.

Contando la respiración

A medida que respiras, cuenta hasta 3. Para continuar, mientras exhalas, cuenta hasta 5. El objetivo es regular tu respiración y también darte un motivo para concentrarte. Aquellas mujeres que necesiten más distracción pueden hacerlo en un idioma extranjero o hacer la cuenta atrás.

Evita la hiperventilación

Respirar demasiado rápido o expulsar demasiado dióxido de carbono puede hacer que te sientas mareada y provocarte sensaciones de hormigueo en los dedos de las manos y los pies.

Algunas futuras mamás tienden a hiperventilar durante la altura de las contracciones intensas y necesitan recordatorios de cuidado para relajar la respiración. Si comienzas a hiperventilar, inhala por la nariz y exhala por la boca lo más lentamente que puedas.

Mujer con contracciones

La técnica relax

Este método funciona tanto a nivel psicológico como físico. La palabra “relax”, que tiene dos sílabas “re” y “lax” debe repetirse en tu mente a medida que respiras. Al inhalar, piensa “re” en tu mente y cuando exhalas piensa en “lax”.

Deja que tu mente permanezca concentrada en la segunda sílaba “lax” de la exhalación y en prolongarla más que en inhalar. Estamos convencidos de que sentirás como tu cuerpo y los músculos tensos liberan tensión mientras exhalas con este método.

Cuenta con el apoyo de tu pareja

En este momento tan especial, cuenta con la ayuda de tu pareja (o, en su defecto, de una persona de confianza a la que quieras) para que te eche una mano con las técnicas para respirar durante el parto. Una de sus misiones más importantes será recordarte que reduzcas la velocidad si comienzas a respirar demasiado rápido en respuesta a una contracción intensa. Lo ideal es que te ayude a tomar respiraciones lentas y relajadas.

Previamente, lo mejor es que comentes con esa persona la técnica para respirar durante el parto que te gustaría utilizar. Ella será la encargada de de recordarte el patrón de respiración cada vez que experimentes una contracción y tiendas a cambiarlo.

Óscar Dorado

Soy un apasionado de la comunicación, la escritura y la psicología. Considero, sin ninguna duda, que “la forma en que nos comunicamos con otros y con nosotros mismos, determina la calidad de nuestras vidas".

Ver perfil »
Te puede gustar