¿Cómo saber si de verdad le importas a tu pareja?

¿Cómo saber si de verdad le importas a tu pareja?

Valeria Sabater 21 julio, 2014 en Pareja 143 compartidos

Puede que te parezca ingenuo el tema de este artículo. ¿Quién no va a saber si es amado o no por su pareja? Bien, en ocasiones las personas no somos infalibles, a veces nos equivocamos y hay errores que duelen más que otros. Lo sabemos.

Y es que son muchos los hombres y las mujeres que han pasado gran parte de su tiempo –y de su vida- con una pareja que en realidad, nunca les han amado como en realidad merecían. O como ellos esperaban. Puede que les hayan traicionado. O que, sencillamente, sus respectivas parejas nunca han creído demasiado en el compromiso que mantenían.

Suelen ser ese tipo de fracasos los que más duelen. Los que más hieren y destruyen emocionalmente  a quien lo ha padecido. Porque se ha invertido tiempo, esfuerzos, ilusiones, puede que hasta se haya renunciado a aspectos que en un momento dado eran muy importantes…

Hay personas que tienen miedo a herir a otras, por eso no dicen lo que en verdad piensan, quieren y desean, aunque eso dañe más de lo que se piensan.
Compartir

Todo por alguien que tal vez, nunca se atrevió a decirnos que nos quería. O que, sencillamente no deseaba comprometerse y dar un futuro a dicha relación. Es pues indispensable que sepamos atender a los siguientes indicios. Dimensiones que seguramente ya conoces, pero que merece tener en cuenta y pensar en ellas.

Pareja

1. El interés por las pequeñas cosas

El interés no está en que nos pregunten simplemente ¿has dormido bien? ¿A qué hora vuelves de trabajar? ¿A qué hora nos vemos? El interés de alguien se nota en la mirada, en los gestos y en los pequeños detalles. En apreciar que algo nos preocupa cuando llegamos a casa, e indagar en qué motiva dicha preocupación.

Interés en saber qué pensamos y qué opinamos sobre determinadas cosas. Interés por el ayer, el hoy y el mañana. En saber esos detalles de la infancia, las manías insignificantes del ahora, e interés en qué pensamos sobre el futuro.

Sabremos que somos importantes para una persona cuando su necesidad por saber y su preocupación es sincera, y apreciamos en su lenguaje verbal y no verbal, algún tipo de empatía y sobre todo, sinceridad. El interés se observa, se intuye y se siente.

2. El compromiso

El compromiso es la necesidad por mantener y madurar unos sentimientos y una relación. Tiene que ver con una preocupación por el día de mañana donde ambos individuos, sigan unidos en un proyecto en común.

Puede que mantengamos una relación sincera y gratificante, pero si no nos muestran perspectivas de desear algo más, de madurar dicho proyecto en un mismo horizonte en común, seguramente empiecen a surgir las discrepancias. Y sobre todo, diferencia de necesidades.

Pareja dándose un beso

Uno tendrá bastante con esa escapada de fin de semana, y el otro, sentirá un vacío ante la idea de poder o no formar un hogar, o una familia. Deberemos ir con cuidado con las falsas promesas, esas que ponen tiritas al presente con castillos en el aire que poco a poco se desmoronan. Deberemos ser intuitivos y estar atentos a esos detalles, a los planes que no se cumplen, a las excusas con las que se tejen la mayoría de los reproches.

3. La necesidad de estar juntos

¿Puede haber algo más básico y sencillo? Compartir tiempo, espacio, momentos, oportunidades, ruidos y silencios… ahí donde tampoco existan las excusas de última hora que frustran un encuentro, que hace que pasen fuera de casa más tiempo del que pueden justificar…

El tiempo que se vive en pareja ha de estar satinado por la complicidad y el placer, por el sencillo bienestar de estar el uno con el otro. Obviamente no tenemos por qué estar “atenazados” las 24 horas del día, en absoluto… Pero para saber que de verdad somos importantes para alguien, habremos de notar esa necesidad de buscar instantes para estar con nosotros, y ante todo, que el tiempo compartido sea de calidad.

4. La importancia de la comunicación

¿Cómo es la comunicación con tu pareja? ¿Existe complicidad y empatía? ¿Una escucha sincera? ¿Recuerda tus palabras, tus ideas y tus comentarios? Es esencial que atendamos esos diálogos, notando el interés y esa mirada en que nos vemos reflejados.

Mujer con kimono y mariposas

Ahí donde nuestras palabras pueden tener el poder de hacer daño u ofrecer felicidad. Lo que nunca habremos de percibir es indiferencia. Sobre todo indiferencia. Esa niebla donde los sentimientos se deshilachan y donde nuestras frases, ya no tienen el efecto de antaño para producir emociones en la pareja.

Si fuera así, sería el momento de tomar decisiones. Recuerda proteger tu autoestima y evitar mantener una situación que lejos de darnos esperanzas, puede producir aún más dolor…

Imagen cortesía Benjamin Lacombe.

Valeria Sabater

Soy psicóloga y escritora. La curiosidad por el conocimiento humano es mi cerradura particular, la psicología mi llave, la escritura, mi pasión.

Ver perfil »
Te puede gustar