Cómo sobrevivir al pozo de la desesperación - LMEM

Cómo sobrevivir al pozo de la desesperación

Belén Gisbert Vercher 3, Abril 2015 en Psicología 26 compartidos
Mujer deprimida enel pozo de la desesperación

El pozo de la desesperación incluye la soledad, el aislamiento, el miedo, la frustración, el dolor y la desesperación. Es la última parada antes de llegar a la estación del pensamiento suicida, donde el tren de la mente a veces te puede llevar.

No, no eres la única persona que se siente en los bordes del pozo de la desesperación, o incluso dentro de él. Muchas personas, incluso las que se encuentran a tu alrededor, han estado en los bordes o dentro del pozo de la desesperación.

Dentro del pozo, nada importa. No hay lugar para los demás: amigos o enemigos. Tú, con tus miedos e inseguridades, te has ido adentrando poco a poco en sus profundidades. Tu mente no quiere salir de ese pozo, encuentra en él la única solución a tus problemas o dudas.

¿Cómo se comporta una persona inmersa en el pozo de la desesperación?

Árbol desnudo que representa el pozo de la desesperación

Las personas que se encuentran inmersas en esta situación no permiten que la gente le ayude. Por más que las personas de su alrededor intentan consolarlas, se resisten a ello. Creen que son una carga para los demás o que no pueden hacer nada para ayudarles.

Se sienten como si se hubieran pasado de largo la línea de la salvación o de la ayuda. Puede que incluso miren a sus seres queridos y les brinden una falsa o tímida sonrisa para evitar que se preocupen. Se sienten completamente aturdidos, conmocionados, y confundidos…

El aislamiento fomenta un mayor aislamiento. Todo se siente como una mentira.
Compartir

El pozo no permite ninguna luz y es más oscuro que las profundidades del Hades. Es el lugar donde la persona se encuentra en la nada aparentemente. El fracaso y la decepción le pueden llevar a la parte inferior del pozo de la desesperación, surgiendo en ocasiones depresión.

El pozo no tiene las habilidades de razonamiento incorporadas a él. Su única razón es un castigo, el autocastigo. Te hace sentir inerte e inflexible de una manera que retarda algunas de tus capacidades y facultades cognitivas más básicas. En el foso nos sentimos cegados por las emociones, que nos mantienen con un aire de torpeza.

¿Cómo salir del pozo de la desesperación?

Mujer llorando en el pozo de la deseperación

Es posible evitar meterse en este pozo. Con una mente clara puedes razonar contigo mismo y serás más perceptivo acerca de las posibilidades de soluciónEs difícil salir del pozo y muchas veces perdemos la capacidad de hacerlo, sintiendo que debemos renunciar por completo.

Por ello, si la situación nos desborda y perdemos el control, resulta necesario acudir a un profesional. Pero ante todo, debemos tener presente que este pozo surge cuando el dolor que sentimos es mayor que nuestros recursos para afrontar la situación.

Es importante que no trates de alejar las emociones que sientas cuando estás en el pozo, ya que esto solo ampliará su alcance. No se puede escapar del pozo de la desesperación, porque es una ilusión que tu mente ha creado. Conócelo y no necesitarás una escalera para salir de él. Él mismo comenzará a hacerse pequeño frente a tus ojos.

Observa y registra lo que ves, en la forma que prefieras, porque una vez que veas, que entiendas lo que te está pasando, una vez que comprendas, una capa de claridad tapará el pozo de la desesperación y transformará las emociones que se encuentran allí,  aumentando con ello, tu capacidad para salir de él.

Más adelante, cuando hayas salido de ese pozo por ti mismo o con ayuda, será difícil que otros pozos iguales aparezcan, aunque no imposible. Si volvieras a caer en otro en el futuro, deberás seguir las mismas pautas para que desaparezca y puedas vivir con total claridad y felicidad.

Belén Gisbert Vercher

Ver perfil »
Te puede gustar