¿Conoces la terapia breve estratégica familiar?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 26 febrero, 2018
Francisco Pérez · 26 febrero, 2018

El objetivo de la terapia breve estratégica familiar es superar problemas específicos para los que demande ayuda la familia. Otro de los objetivos, estrechamente relacionado, es mejorar las relaciones que se establecen en la misma.

La terapia breve estratégica familiar se compone de diversos enfoques con un rasgo común. El terapeuta será el que definirá la estrategia para resolver los problemas de la familia.

Esta terapia mantiene las características de la terapia estratégica y de la terapia breve. La terapia breve estratégica familiar se centra en las soluciones por encima de todo y tiene una duración de entre 6 y 20 sesiones, por eso se le denomina “breve”.

El nacimiento de las terapias familiares

Existe discrepancia en cuanto a quién fue el precursor de las terapias familiares. Por un lado, hay evidencias de que fueron los terapeutas psicodinámicos los primeros en incluir a la familia en el proceso terapéutico.

Fueron terapeutas como Murray Bowen, con su teoría de los sistemas familiares, o Nathan Ackerman, con su hipótesis de simbiosis familiar, los primeros en invitar a toda la familia a participar de la terapia de uno de sus miembros.

Familia de papel

Por otro lado, las investigaciones acerca de la comunicación, llevadas a cabo en Palo Alto, incentivaron la creación del primer instituto de investigación psicoterapéutica sistémica. Fue bautizado como Instituto de Investigaciones Mentales de Palo Alto (MRI). De aquí derivan las terapias sistémicas breves.

¿Qué es la terapia breve estratégica familiar?

La terapia breve estratégica familiar es un enfoque de terapia familiar. Por lo tanto, su objetivo es resolver los problemas que se dan dentro de la familia. Tiene su origen en el modelo sistémico desarrollado en el Mental Research Institute y el Grupo de Palo Alto (MRI).

Este modelo de terapia también bebe de las fuentes del modelo de resolución de problemas, de las aportaciones del grupo de Milán y del modelo constructivista. Se nutre de las aportaciones anteriores y nace con el objetivo de ver qué es lo que funciona de los diferentes modelos y cómo implementarlo en el menor tiempo posible.

La terapia breve estratégica familiar observa las interacciones de la familia. Intenta que cada miembro participe en el proceso terapéutico y se desarrolla en diferentes etapas, que veremos más adelante.

La terapia estratégica breve

La terapia estratégica breve se define como una estructura terapéutica orientada a incrementar la conciencia de los pacientes acerca de sus comportamientos. Estos comportamientos suponen el problema por el que se consulta.

Uno de los puntos fuertes de la terapia estratégica breve es que es una modalidad de intervención que permite ajustarse a las demandas actuales. Está orientada a la efectividad y a acortar el período de psicoterapia.

Asimismo, está orientada a incrementar la capacidad y motivación para comenzar a hacer algo al respecto. Los diversos estudios al respecto llegan a la conclusión de que lo que funciona es centrarse en las soluciones más que en los problemas.

“Llevar una vida amargada lo puede cualquiera, pero amargarse la vida a propósito es un arte que se aprende”.

-Paul Watzlawick-

Lo que hace que una terapia sea estratégica es la actitud del clínico. Es él quien inicia lo que ocurre en ella y diseña de un modo activo un enfoque particular para cada problema. La iniciativa y responsabilidad están en el terapeuta. Se orienta a influir directamente en las personas, de tal modo que se produzca dicho cambio.

Ser estratégico es ser, en cierto modo, “manipulador” o “persuasivo”, ya que hay tareas asignadas, algunas para hacer y otras para no hacer. Se utiliza un lenguaje implicativo, trampas de conducta, uso de paradojas, etc.

Familia unida representando cómo ser un buen padre

Principios básicos de la terapia breve estratégica familiar

Los principios básicos más generales sobre los que se asienta la terapia breve estratégica familiar son los siguientes (Watzlawick y Nardone, 2000):

La causalidad circular

Frente a una determinada situación no se debe caer en la ecuación causa-efecto. Hay que poner el interés en el estudio de las variables implicadas. Para entender esto mejor vamos a poner un ejemplo.

Culpar a un padre autoritario de la conducta problemática de su hijo sería caer en el reduccionismo. Lo correcto sería definir ambas conductas, junto con las de los demás miembros. Se deben describir los factores que mantienen la situación, así como los que la protegen de que ésta sea peor.

La reducción de la complejidad

Las familias suponen un ente complejo. También lo son los modelos que las estudian e intervienen en ellas. La terapia breve estratégica familiar pretende ser una alternativa y propone una intervención específica a problemas concretos.

Las soluciones intentadas

Las soluciones intentadas suponen el máximo foco de atención de esta terapia. Hay que respondera preguntas como ¿qué es lo que funcionó en el pasado o en la actualidad y qué podemos establecer como de punto de referencia?

Otro principio básico de la terapia breve estratégica familiar sería quebrar el sistema de tal manera que pueda probar soluciones nuevas e incluso cambios en su estructura. Un último principio nos dice que una construcción estratégica, derivada de la ruptura de la anterior, será una estructura modificada, más adaptativa y saludable.

Por lo tanto, el enfoque estratégico intenta adoptar una nueva concepción acerca de cómo nos relacionamos en familia. Y, sobre todo, qué podemos hacer para mejorar esas relaciones.

Maniquí con muchos pensamientos

Fases de la terapia breve estratégica familiar

La terapia breve estratégica familiar se desarrolla en las siguientes fases (Nardone y Watzlawick, 2000):

Primera entrevista

Se comienza con una etapa social en la que se recibe a la familia. Se invita a la familia a que explique la problemática, cada miembro desde su perspectiva. Después se da un primer feedback de cómo se ve la situación y los planteamientos para la próxima sesión.

Análisis descriptivo de la situación problema

Se lleva a cabo un análisis pormenorizado a partir de dos o más miembros de la familia y los problemas por los que realiza la demanda la familia. Además, una parte esencial de este análisis serán las soluciones que se han intentado previamente.

Después se definen los objetivos de la terapia. El terapeuta, desde el primer encuentro con el paciente, focaliza la atención y valoración de los siguientes elementos:

  • Lo que sucede dentro de los tres tipos de relaciones interdependientes que el sujeto vive consigo mismo, con los demás y con el mundo.
  • El modo en que el problema presentado funciona dentro de ese sistema relacional.
  • Cómo el sujeto ha tratado hasta ese momento de combatir o resolver el problema.
  • Cómo es posible cambiar tal situación problemática de la manera más rápida y eficaz.

Definición de la estrategia familiar

Se definen las soluciones que se van a intentar en adelante. Estas soluciones las deben llevar a cabo la familia para mejorar su situación.

Familia en terapia

Medición y planificación

En esta fase se medirán los efectos de las estrategias aplicadas. Después se planificarán nuevas estrategias.

Cierre de la intervención

Finalmente, se realizará el seguimiento de la situación para garantizar la consolidación de los cambios conseguidos.

“El enfoque estratégico en psicoterapia puede ser definido como “el arte de resolver problemas complejos humanos mediante soluciones aparentemente simples”.

-Giorgio Nardone-

Los resultados de la terapia breve estratégica familiar son inmediatos y medibles. Como dijimos al principio, el número de sesiones varía entre 1 y 40 (el promedio es de 6 a 20 sesiones).

En líneas generales, la terapia breve estratégica familiar se caracteriza por centrarse en la solución y definir objetivos dirigidos hacia el cambio. La base de una alianza terapéutica sólida es clave y se utiliza un lenguaje adaptado a la familia.

Referencias bibliográficas

Watzlawick, P., Beavin, J.H., & Jackson, D.D. (1983). Teoría de la comunicación humana. Barcelona: Herder.

Haley, J. (1980). Terapia para resolver problemas. Buenos Aires: Amorrortu.

De Shazer, S. (1992). Claves en psicoterapia breve. Barcelona: Gedisa.