¿Cuáles son las diferencias entre ley y norma?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 27 marzo, 2019
Patricia Grande Yeves · 27 marzo, 2019
Ley y norma son dos términos que en el lenguaje coloquial se confunden con frecuencia. Sin embargo, sus diferencias son importantes. Te las explicamos en el siguiente artículo.

Las diferencias entre ley y norma, términos relacionados al ámbito legal, cobran sentido tras ahondar en las bases que fundamentan el ordenamiento jurídico. De forma habitual, ambos conceptos se utilizan indistintamente. Tanto norma como ley, a nivel coloquial, hacen referencia a lo establecido por las autoridades con el objetivo de regular las relaciones sociales.

Sin embargo, la ley, en sentido estricto, es un tipo de norma jurídica. Es decir, la ley es la norma jurídica emanada de la potestad legislativa del Estado. Aquella que es sancionada por los procedimientos establecidos constitucionalmente.

Diferencias entre ley y norma: ahondar en el ordenamiento jurídico

En primer lugar, es importante hacer mención a la definición y origen del término norma. La palabra proviene del latín, de hecho traducido significa “escuadra”. Una norma es una regla, una orden que debe ser respetada. Su principal función consiste en ajustar determinadas conductas o actividades sociales. En definitiva, velar por el orden social.

Centrándonos en el ámbito del derecho, una norma se define como un precepto jurídico. Entendiendo los preceptos como aquellas reglas que constituyen la base moral o ética de una conducta o acto. De este modo, surge el concepto de ley.

Libros de leyes

Las leyes, como todas las normas, encuentran su sentido en la función de regular conductas. Pero se trata de conductas que serán de cumplimiento obligatorio; de forma que el individuo que no las cumpla, como se ha mencionado anteriormente, será sancionado.

Con esto se quiere decir que todas las leyes son normas, también normas jurídicas. Del mismo modo, las normas jurídicas son normas, pero pueden no ser leyes. En cambio, las normas, pueden no ser ni jurídicas ni leyes. Este sería el caso de las normas religiosas o las morales; una persona no irá a la cárcel por incumplir una norma de carácter religioso. En cambio, sí podrá ser juzgado por un delito tipificado en el Código Penal.

Es importante tener en cuenta que además de las leyes, existen otras normas jurídicas que son sancionadas por otros órganos del Estado. Como, por ejemplo, los reglamentos o los decretos.

Principales diferencias entre ley y norma

A modo de resumen, podría decirse que la norma abarca una noción genérica. De forma que la ley nace como un tipo de norma jurídica, con un carácter más específico. Sus principales diferencias respecto de las normas son las siguientes:

  • El carácter heterónomo de la ley, es decir, impuesto por otro. Porque, a diferencia de las normas, la ley es establecida por el Estado. Y en concreto, por el Poder Legislativo.
  • En segundo lugar, su bilateralidad. Porque frente al sujeto que está obligado a cumplir la ley, existe otra persona facultada para exigir su cumplimiento. La ley hace surgir derechos y deberes.
  • La ley es coercible, es decir, exigible por medio de sanciones. Esto tiene sentido dada la posibilidad legítima de recurrir al uso de la fuerza, en todo caso socialmente organizada, en caso de su incumplimiento. Es importante no olvidar que, si las leyes otorgan derechos, estos pueden ser exigidos también por vía judicial.

Estatua de justicia

En conclusión

Las leyes son la principal fuente del derecho en la sociedad. Por otro lado, las normas, como por ejemplo las morales, establecidas por la conciencia individual o colectiva, muchas veces coinciden con las leyes. Pero no tienen por qué hacerlo necesariamente.

Por ejemplo, no matar es una conducta impuesta tanto por normas morales como por ley. Es decir, una persona con plenas capacidades siente y entiende que matar es una conducta no ética, por lo que tendrá por norma moral no dañar a los demás, independientemente de que esta conducta esté regulada legalmente.

Sin embargo, en este mismo caso, si una persona llegara a cometer un homicidio, el Juez lo juzgará no de acuerdo a su norma moral, sino según lo que dicta la ley. Habrá que ver la pena que se le debe imponer a esa conducta, que debe coincidir con la figura delictiva, regulada en este caso en el Código Penal.

  • Jorge Castro Barros, 2011, Norma jurídica, Inoponible, https://inoponible.cl/norma-juridica/
  • Aftalion, Enrique (1994). Introducción del derecho. (4ª ed.). Buenos Aires: Abeledo-Perrot. ISBN 950-20-1596-7.