Cómo dar un giro positivo a la vida en solo 4 semanas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 9 mayo, 2017
Paula Díaz · 28 agosto, 2015

Ninguno de nosotros quiere vivir una mala vida donde sentirse bloqueado e infeliz, pero en ocasiones nuestra rutina diaria nos lleva a no ser conscientes de si “lo estamos haciendo bien o no”.

Vivir tan deprisa tiene sus consecuencias, entre ellas, dejar de prestarnos atención.

“Tu cuerpo es templo de la naturaleza y del espíritu divino. Consérvalo sano; respétalo; estúdialo; concédele sus derechos.”
– Henry F. Amiel –

Hoy te propongo dar el paso a una nueva vida en la que las palabras disfrutar y calidad reinarán en tu día a día. Los siguientes pasos, básicos y sencillos, te permitirán cambiar tu vida positivamente en solo 4 semanas:

Primera semana: trabajar los hábitos y el cuerpo

  • Levantarte temprano en torno a las 6 de la mañana te permitirá disponer del tiempo que nunca tienes durante el día para dedicarte a tus tareas y compromisos pendientes, previos a la jornada laboral.  Gozarás del silencio y tranquilidad para concentrarte en tus asuntos.
  • Alimentación sana y ligera. Si quieres realizar cambios en tu vida necesitas gran cantidad de energía. Es importante escuchar en todo momento lo que tu organismo requiere y ponerse metas alcanzables para eliminar toxinas. Para ello, ayudarás a tu cuerpo alimentándolo con comida sana, ligera y apetecible.
  • Deporte. Supone uno de los hábitos más recomendables. Ayuda a tener un cuerpo tonificado, en forma y sano. De esta forma te permitirás disfrutar de una mente sana y equilibrada. Dicen que el movimiento es vida por eso para despertar la vida que hay en tu cuerpo necesitas moverte.
Hacer deporte es un hábito saludable

 

Segunda semana: limpia tu entorno

  • Limpiar el espacio y lo que te rodea. Todo lo que no te sirve en tu día a día no dejes que te obstaculice o estorbe. Aprender a dejar ir el pasado es esencial si ya no lo necesitamos. En este punto también es bueno trabajar con aquellas personas que su compañía no te está haciendo bien. 

Tercera semana: organizar metas y sueños

  •  Organiza tus planes en una lista y realízalos. La semana pasada ya tuviste que llevar a cabo una lista de cosas por hacer. Recupérala de nuevo y ponte manos a la obra con aquellas que se traten de tus sueños y metas.
  • Realiza planes para cada día. Antes de dormir crea tu nuevo plan para el día siguiente, sin importar que sea simple o muy extenso. Lo importante es que exista un plan para aumentar tu motivación. Hazte las siguientes preguntas de ¿estoy en el camino realizando esto? ¿me gusta a donde me dirijo? 

“Conocí un segundo nacimiento, cuando mi alma y mi cuerpo se amaron y se casaron.”

 – Khalil Gibran –

Hacer planes te planificará tu rutina

Cuarta semana: amplía tu zona de confort

  • Atrévete a vivir diferente. En una de tus jornadas diarias habituales realízate la pregunta ¿qué podría hacer diferente en este momento? Integra en tu vida la costumbre de intentar y experimentar algo diferente cada día y de esta forma no convertir tu existencia en algo rutinario, sin motivación a la larga.
  • Sal de tu zona de confort. Si estás llevando a cabo el punto anterior estarás saliendo un poco de tu zona de confort personal. Pero me encantará lanzarte el reto de ir mucho más lejos reconociendo tus miedos y superando cada uno de ellos.
  • El descanso es esencial. El talón de Aquiles en la vida de muchos de nosotros. Una vez aprendí que el descanso y aprender a desconectar de vez en cuando son esenciales si queremos vivir plenamente.

 

Llegados a este punto, te invito a que integres estos sencillos hábitos cada día permitiéndote así sentirte plena y en armonía. Estarás construyendo lo que será en tan solo 4 semanas tu camino.