Dormir ayuda a reparar el ADN del cerebro, según un estudio

Edith Sánchez·
01 Abril, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas al
01 Abril, 2021
Una nueva función del sueño fue descubierta por científicos de la Universidad Bar-Ilan. Tiene que ver con procesos de reparación que se dan en el núcleo de las neuronas mientras dormimos.

La ciencia ha descubierto una nueva función del sueño. Tiene que ver con que dormir ayuda a reparar el ADN del cerebro. Quizás parezca algo técnico, pero lo cierto es que esto es fundamental para acelerar o ralentizar el envejecimiento y, en general, el deterioro del organismo.

Pese al descubrimiento de esta nueva función del sueño, ese estado sigue siendo un enigma para la ciencia. Es cierto que se ha avanzado mucho en la comprensión de este fenómeno; sin embargo, sigue siendo más lo que ignoramos que lo que sabemos.

La buena noticia es que con el hallazgo de esta nueva función del sueño surgen nuevas pistas acerca del tema. De hecho, la información acopiada sirve para explicar por qué todos los organismos vivos necesitan dormir y por qué si no lo hacen pueden morir.

… “los animales tienen que dormir para permitirle a sus células hacer el mantenimiento del ADN de forma eficiente, y esta es posiblemente la razón por la que el sueño ha evolucionado y está tan conservado en todo el reino animal”.

-Lior Appelbaum-

Mujer dormida

La nueva función del sueño que ha sido descubierta

La investigación que permitió identificar esta nueva función del sueño fue dirigida por el doctor Lior Appelbaum y llevada a cabo por la Universidad Bar-Ilan de Israel. Se publicó en la revista Nature Communications y representa uno de los estudios más interesantes de los últimos años sobre este tema.

Esta investigación se llevó a cabo con peces cebra que, según los científicos, son ideales para observar lo que ocurre en el sistema nervioso. La estructura del cerebro de estos animales es comparable a la de los seres humanos, pero además se trata de un ejemplar que es completamente transparente. De este modo, se puede observar con nitidez lo que ocurre.

Los científicos se valieron de microscopios de alta resolución y de esta manera pudieron observar en detalle lo que ocurría en el núcleo de las neuronas. También lograron advertir el movimiento del ADN y de las proteínas en el mismo núcleo.

Dormir ayuda a reparar el ADN del cerebro

El estudio de la Universidad de Bar-Ilan descubrió una nueva función del sueño que incide en el desempeño de las neuronas. Se detectó que estas células necesitan dormir para llevar a cabo una labor de mantenimiento en sus núcleos. Es en tales núcleos donde se encuentra el ADN.

Las observaciones, hechas a través de técnicas tridimensionales de toma de imágenes, mostraron que durante el estado de vigilia el material genético acumula daños o errores en el ADN. Estos son provocados por la radiación solar, la misma actividad neuronal o el estrés oxidativo. Este último tiene lugar por la acumulación de radicales libres que provienen de la respiración, el funcionamiento de los vasos sanguíneos o ciertas reacciones químicas.

La nueva función del sueño que se ha descubierto se asemeja a lo que ocurre cuando reparan una carretera. Durante el día, esta acumula daños por el tráfico sobre ella. En las noches se repara porque es un momento más propicio para hacerlo, ya que hay pocos automotores en circulación.

Algo parecido ocurre en el cerebro. Durante el sueño los cromosomas inician una actividad intensa. El objetivo es reparar el material genético y, de este modo, lograr que tras el descanso el cerebro vuelva a funcionar a plena marcha.

Neuronas

Las implicaciones de los hallazgos

El autor de la investigación, Lior Appelbaum afirmó, en síntesis: “Dormir le da al cuerpo una oportunidad de reducir los daños acumulados en el ADN durante la vigilia”. Así las cosas, el sueño reparador consiste precisamente en esto: en realizar un mantenimiento en el núcleo de las neuronas.

Los resultados muestran que esa es la razón por la que al no dormir lo suficiente, el cerebro baja su rendimiento, afectando a aspectos como la memoria y la atención, entre otros. Así mismo, se indica que cuando se acumula un gran número de errores en el ADN, lo que ocurre es que sentimos sueño.

En las demás células del organismo también se da este proceso de reparación del material genético. Sin embargo, en este caso no es necesario estar dormidos, sino que se lleva a cabo cada vez que se requiere, estando en reposo o no.

La nueva función del sueño descubierta solo aplica para las neuronas, que son las células nerviosas. Los científicos también destacaron que todo esto sería la razón por la cual la falta de sueño puede ocasionar la muerte. Si no se duerme, se produce una degradación notable del ADN, lo cual conllevaría a una disfunción de las células neuronales y, en consecuencia, a una disfunción en todo el organismo. Estos datos, sin duda, enriquecen mucho el conocimiento sobre el sueño.

Viera Franchy, M. (2020). Relación entre sueño y morfología cerebral mediante Resonancia Magnética. Zada, D., Bronshtein, I., Lerer-Goldshtein, T. et al. El sueño aumenta la dinámica de los cromosomas para permitir la reducción del daño del ADN acumulado en neuronas individuales. Nat Commun 10, 895 (2019). https://doi.org/10.1038/s41467-019-08806-w