El objeto a en Lacan

16 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez
El objeto a, es una de las teorías más conocidas de Jacques Lacan. Así, hablaremos del deseo, de su insatisfacción y del desplazamiento del mismo.

Cuando hablamos de psicoanálisis, lo más recurrente es que nos sentemos al lado de Sigmund Freud, el padre de esta disciplina. Sin embargo, diversos autores continuaron su legado. Uno de ellos fue Jacques Lacan, reconocido por teorías como la del objeto a.

Lacan además de desarrollar esta teoría y señalar las principales características de este objeto, también repasaremos algunos puntos relacionados dentro del marco del pensamiento del autor. ¡Comencemos!

«Solo se siente culpable quien cedió en su deseo».

-Jacques Lacan-

Lacan

¿Quién fue Jacques Lacan?

Fue un psicoanalista de origen francés que introdujo elementos innovadores al psicoanálisis. Estudió medicina y posteriormente se especializó en psiquiatría. Además, en 1938 inició su análisis, un proceso esencial para todo psicoanalista.

A Lacan se le conoce sobre todo por su primer ensayo sobre el estadio del espejo. Respecto a este y otros trabajos, el autor reconoció que sus teorías se originaron en la lectura que hizo de Freud. Además, fue incorporando elementos de otras disciplinas como:

  • Lingüística.
  • Filosofía.
  • Matemáticas.

Por otro lado, fue muy activo en el mundo del arte. Tuvo una buena relación con Luis Buñuel, Salvador Dalí, Pablo Picasso y André Breton. Además, se interesó por el surrealismo, estuvo presente en la lectura pública del Ulises de James Joyce y se interesó en los trabajos de Heidegger y Hegel.

Entonces, su acercamiento al psicoanálisis nos brindó otra forma de ver la relación del arte con el inconsciente y el vacío. Sobre todo porque consideraba que la obra de Freud había sido mal interpretada por los postfreudianos y retornó a esta, ampliando nuevas nociones y aplicaciones.

Le otorgaba tanta importancia a este asunto que le costó su participación en la Asociación Internacional del Psicoanálisis después de enviarles un comunicado en el que exponía sus ideas. Sin embargo, fundó la Asociación Francesa de Psicoanálisis, y creó su propia escuela en París.

Objeto a, ¿qué es?

El objeto a se trata de un aporte al concepto del objeto en la teoría psicoanalítica. Surge ante la necesidad de precisar el objeto original de la teoría psicoanalítica. Lacan tomó como referencia el «objeto perdido de deseo» de Freud. Además, tuvo en cuenta «el objeto transicional» de Donald Winnicott y el «objeto parcial» de Melanie Klein.

Entonces, Lacan estuvo en sintonía con la hipótesis freudiana que se refiere al «objeto perdido de deseo» como un asunto que es buscado incesantemente y nunca encontrado. Un anhelo asintótico por definición insatisfecho, pero que le permite al individuo aprender estando en contacto con la realidad.

En un principio, el objeto a de Lacan consiste en la carencia del deseo a contar con algo fijo, pues siempre que se cumpla el objeto de deseo, la persona se dirige hacia otro. Aunque este concepto se encaminó más allá de esto, el objeto a responde a la inicial de Autre, otro en francés, y se quiso referir a lo otro del deseo.

Lacan usó la letra a como un valor lógico, basándose en el álgebra. Ahora bien, se trata de un concepto que aplicó para metaforizar la pérdida, pues concibe al sujeto como inmiscuido entre el deseo, el otro, el goce y el amor y la angustia. Por ello, es difícil soltarlo para el sujeto, ya que a cambio deberá pagar el precio de la pérdida.

Así, no se trataría de algo que hemos perdido, sino de la sensación constante con la que contamos y que señala que algo está ausente en nuestras vidas. Es decir, el objeto a vendría siendo la función de enmascarar la falta.

Escalera en espiral

Objeto a, sus características

Se ha llamado de diversas formas por el mismo Lacan: extimo, libra de carne, lo insensato, el aleph de la angustia o lo abominable. Estos nombres los utilizó para intentar explicar de qué se trata este y otras teorías. Veamos con qué conceptos está relacionado el objeto a:

  • Goce. El objeto a es solidario de esta función y de la causa de deseo. De hecho, responde a la pregunta ¿cómo goza un sujeto? Se trata de la satisfacción de la pulsión, por un lado, es un placer, pero su base es el sufrimiento. Además, es el más allá del principio del placer.
  • Angustia. Lacan dice que esta aparece cuando hay una ausencia de la falta. El objeto a se relaciona con esta, porque es el que va a crear la realidad.
  • Falta. El objeto a vendría siendo una especie de las imágenes que revelan un poco de la verdadera falta del sujeto. Entonces, sería la ventana a la falta.
  • Fantasma. Se refiere tanto a la fantasía como aquello que se opone a lo realidad. Tiene una estructura simbólica, discursiva y significante. Se relaciona con el objeto a, porque el sujeto puede hacer un intento de atravesarlo para alcanzarlo o de vacilarlo para reposicionarse.

Ahora bien, la teoría lacaniana es tan amplia y enrevesada que necesita un tiempo de poso y meditación para ser comprendida. Esto se debe, sobre todo, al lenguaje que utiliza y a los conceptos que hereda del estructuralismo y las matemáticas. Para llegar a una comprensión mayor, te recomendamos primero explorar a Freud, e ir paso a paso por cada una de las formulaciones de Lacan, pues están interconectadas.

En suma, el objeto a es un «invento» lacaniano basado o influenciado por el pensamiento de Freud y sus contemporáneos. Se trataría de un objeto que apunta a lo inalcanzable; un excedente del goce que se relaciona con la angustia, la falta, el fantasma, el deseo y el otro. En otras palabras, se trata del objeto de la causa de deseo, o de la ventana de la falta o el enmascaramiento de esta.

Lacan, J. (1956/1996). El seminario. Libro 4. La relación de objeto, Buenos Aires: Paidós. Lacan, J. (1966/1975). El objeto del psicoanálisis.