El ritual del trastorno obsesivo compulsivo

La persona que padece de trastorno obsesivo compulsivo tiende a ejecutar una serie de comportamientos compulsivos (rituales) para calmar la ansiedad experimentada. Veamos en qué consisten.
El ritual del trastorno obsesivo compulsivo
Gema Sánchez Cuevas

Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas.

Última actualización: 02 mayo, 2022

Abarca toda la solemnidad de un ritual. Paso uno: lavarse las manos veinte veces, desde la punta de las uñas hasta las muñecas. Paso dos: secarse las manos a consciencia con una toalla inmaculada, sin pecados de mugre en sus fibras. Paso tres: repetir los pasos número uno y dos veinte veces. Si diez es el número máximo que se puede alcanzar en las calificaciones de la escuela, entonces el doble, para mayor seguridad. Paso cuatro: tomar seis cuadritos de papel higiénico, ni uno más ni uno menos. Tres para protegerse los dedos de la mano izquierda y recoger la toalla , y otros tres para lograr abrir la puerta sin ensuciarse de nuevo.

Ley: repetir todo después de una hora. Y luego, cuando las campanadas del reloj lo dicten de nuevo, repetir los pasos uno, dos, tres y cuatro. Y sesenta minutos más tarde, de nuevo. Y así todo el día.

Es el ritual del trastorno obsesivo compulsivo. Algunos lo practican sabiendo que no es necesario, que es irracional y puede lamentar toda la cantidad de tiempo que pierde en realizar la ceremonia. Pero no consigue evitarlo. Simplemente tiene que hacerlo.

¿Qué es el el trastorno obsesivo compulsivo?

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por pensamientos intrusivos, recurrente y persistentes (conocido como obsesiones), que invaden a la persona; causándole un profundo malestar, aprensión, preocupación o temor.

Aunado a ello, la persona con TOC realiza conductas repetitivas y estereotipadas (denominadas compulsiones) cuyo fin es aliviar y neutralizar la ansiedad experimentada.

Sin embargo, se trata de una solución infructuosa; pues, el alivio del malestar es temporal. Además, en la medida que nota que el ritual ya no es suficiente para calmar su ansiedad creciente, se ve obligado a repetir o aumentar conducta compulsiva.

De hecho, la persona suele ser consciente de que se trata de un comportamiento irracional e ilógico. No obstante, le cuesta evitarlo. A tal punto de sentirse absorbida y controlada por los rituales que debe realizar en su día. De esta forma, va incrementando su malestar e interfiriendo cada vez más en su funcionamiento social, laboral y personal.

Mujer ansiosa con trastorno obsesivo compulsivo

Rituales del TOC más comunes

Las compulsiones son muy variadas y dependen de cada individuo. Sin embargo, podemos agrupar las mas comunes en las siguientes categorías:

Rituales de limpieza

La persona realiza exhaustivos procesos de higiene y desinfección (bien sea en el propio cuerpo o en objetos externos) para evitar ser ensuciado o contaminado. Entre las acciones más comunes está el repetido lavado de manos, limpieza recurrente de los objetos antes de tocarlos, o el uso de toallitas para cogerlos.

Rituales de repetición

En este caso, la persona con TOC repite una y otra vez acciones extrañas y sin sentido aparente. Como, por ejemplo, abrir y cerrar la puerta, encender y apagar las luces, entrar y salir por una puerta… todas ellas llevadas a cabo un número específico de veces.

Rituales de acumulación

Se manifiesta en la acumulación o colección de objetos que no tienen un valor evidente.

Rituales de orden

Consiste en colocar y ordenar todo por tamaño, color, valor, antigüedad, etc. Y, el más mínimo cambio en la disposición de los objetos, les genera una gran ansiedad, por lo que gastan gran parte de su tiempo ordenando las cosas.

Rituales de comprobación

En este caso, la persona con TOC comprueba repetidas veces que, en efecto, ha realizado una acción en específico. Como por ejemplo, haber cerrado la puerta, el grifo de agua, o haber apagado las hornillas de la cocina.

Rituales de conteo

Se caracterizan por contar la cantidad de elementos que contiene una objeto o estructura, los cuales pueden ser cientos o miles. En este caso, no se quedan tranquilos hasta conocer el número y, en caso de perder la cuenta, pueden volver a empezar.

Tratamientos para el trastorno obsesivo compulsivo

Como acontece con la mayoría de los trastornos de ansiedad, la psicoterapia y los fármacos son las herramientas principales para eliminar este tipo de ceremonias obsesivo compulsivas.

Los ansiolíticos y antidepresivos ayudan a aminorar la ansiedad en los casos más graves, mientras la terapia avanza. Por otro lado, un enfoque terapéutico que ha demostrado ser bastante exitoso es el conocido como la Exposición y prevención de respuesta. El cual consiste en exponer al paciente a las situaciones que le generan ansiedad y que se acostumbre paulatinamente a manejarlas.

Terapia psicológica para el trastorno obsesivo compulsivo

Por ejemplo, alguien que se lava las manos puede ser motivado a tocar un pequeño objeto que considere sucio y no lavarse las manos por dos horas. Después, puede intentarlo con objetos más grandes o con más tiempo sin acudir al jabón en busca de consuelo. Aunque la persona no lo crea, la ansiedad se reducirá con el tiempo.

Lo importante por tener en cuenta es que el trastorno obsesivo compulsivo es tratable y que no hay necesidad de que los rituales dominen nuestras vidas, aunque en algún lado de nuestra mente se nos intente convencer de lo contrario a punta de jabón, numerología irracional o simplemente miedo.

Te podría interesar...
9 cosas que el trastorno obsesivo compulsivo no quiere que sepas
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
9 cosas que el trastorno obsesivo compulsivo no quiere que sepas

Te contamos 10 cosas que ponen en serio peligro la vida de un Trastorno Obsesivo Compulsivo. A él, lógicamente, no le gustaría que las conocieras.....