Estructuralismo: ideas clave

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Andrés Navarro Romance el 29 abril, 2019
Pedro González Núñez · 29 abril, 2019
El estructuralismo, como corriente del saber, propone que todo lo que el ser humano dice, hace, piensa o siente se apoya en una estructura de reglas comunes subyacentes. Adéntrate en el estudio de esta interesante filosofía.

El análisis de la experiencia humana, del lenguaje y de la cultura ha sido fundamental para conocernos como especie. Son varios los enfoques que confluyen en este punto y se esfuerzan por comprender las reglas que gobiernan el pensamiento y la acción humanas; uno de los más importantes es el estructuralismo.

Se trata de un enfoque de investigación y reflexión en las ciencias sociales que surgió a mediados del siglo XX en Europa. Sin embargo, normalmente se considera que sus bases fueron planteadas ya en 1916, en la obra Curso de lingüística general escrita por el filósofo Ferdinand de Saussure. En este artículo veremos las ideas más importantes de esta corriente de pensamiento.

“La ciencia es una exploración de preguntas muy difíciles”.

-Noam Chomsky-

Definición de estructuralismo

El estructuralismo es un movimiento que se centra de manera especial en la ciencia -en cómo conocemos- desde una perspectiva social. Sus trabajos se caracterizan por darle un papel angular al lenguaje como elemento vertebrador en el desarrollo de nuestra actividad.

El surgimiento y la expansión del estructuralismo ha sido muy importante para la constitución de las principales corrientes del pensamiento en el mundo actual. Aunque no es tan reconocido como otros movimientos, su repercusión se deja notar en disciplinas diversas, como la antropología o la sociología.

El impacto de esta disciplina no se limita solo a la esfera teórica; también acarrea importantes implicaciones en la práctica.

El lingüista Ferdinand de Saussure sentó las bases de la perspectiva estructuralista al considerar la necesidad de edificar simulacros lógicos que permitan comprender hechos de la vida social; conjuntos de reglas implícitas que gobiernen el funcionamiento de lo humano, sobre todo en lo relativo a los significados del lenguaje.

Sin embargo, sus ideas no fueron desarrolladas completamente hasta los años 60 del siglo XX.

Así pues, a modo de conclusión de este apartado, definiremos el movimiento estructuralista como el enfoque metodológico y teórico que plantea la máxima de que en todo sistema sociocultural existen estructuras o formas de organización que condicionan cuanto ocurre dentro de dicho sistema.

El interés de esta corriente no es otro que el de estudiar dichas estructuras específicas y analizar la conexión entre ellas, observando cómo dan forma a los diversos sistemas socioculturales y a la actividad que gravita en su área de influencia.

Ideas clave del estructuralismo

Aunque puedan asustarnos el término y su planteamiento, cuando se conocen sus ideas clave y a partir de ellas se elabora un mapa, comprender las hipótesis con las que trabaja no constituye un reto tan elevado.

Por otra parte, basta mirar a nuestra sociedad y compararla con otras para encontrar estructuras que las diferencian. Una de las propuestas centrales del Estructuralismo es, a este respecto, que estas diferencias nos definen y son el origen de mucho de lo que sucede a nuestro alrededor.

Observación

El método principal de investigación del estructuralismo es la observación. Sin embargo, no intenta dividir la realidad en partes más pequeñas para poder verlas mejor. Al contrario, trata de comprender la cultura como un conjunto, entendiendo también las relaciones entre sus distintos elementos.

La lengua como sistema

En esta teoría, la lengua es un sistema formado por un conjunto de unidades articuladas entre sí. Es decir, el idioma se entiende como un conjunto de elementos que poseen diversas relaciones funcionales entre ellos. Así pues, los estructuralistas estudian el lenguaje como algo más que la simple suma de sus partes; como un proceso ‘emergentista’.

Enfoque descriptivo y método inductivo

Este movimiento realiza estudios desde un enfoque descriptivo, para lo que analiza las estructuras sociales y las relaciones que se establecen entre ellas, llegando de este modo a una descripción de las mismas. Además, recurre al método inductivo, fundando teorías a partir de evidencias que encuentran en la sociedad.

Equipo de deportistas

Perspectiva metodológica del estructuralismo

El estructuralismo es capaz, por sí mismo, de ofrecer una metodología que aporta perspectivas y planteamientos a otras ciencias humanas. De ahí que su influencia en la lingüística, la historia o la antropología cultural sea tan importante.

Otro de los aspectos del contexto del movimiento estructuralista radica en sus antecedentes: en Francia, previamente, cobraba fuerza el existencialismo -de la mano de Sartre– que se hacía planteamientos totalmente diferentes de lo humano. Pero algo cambia en los 60, cuando el filósofo galo De Saussure mira hacia el Marxismo y genera a partir de ello el contexto que propició el nacimiento del estructuralismo como tal.

Desde ese momento, importantes filósofos y antropólogos han formado parte del movimiento, como Noam Chomsky, Jean Piaget o Claude Levi Strauss, entre otros muchos. Comprender sus trabajos puede ayudarnos en nuestra cruzada, como seres humanos, por entender mejor el mundo que nos rodea hoy en día.

Tampoco debemos olvidar que este movimiento nace en un contexto muy específico: en pleno auge del Marxismo. Con todo, este último muestra una noción de la ciencia algo diferente a la del primero; sus ramificaciones filosóficas son también diferentes.

  • J.M. Auzias, El estructuralismo, Alianza, 1970.