La galantamina para la enfermedad de Alzheimer: ¿cómo actúa?

Entre los fármacos que recibe el paciente con alzhéimer está la galantamina. Su objetivo es mejorar, mínimamente, los síntomas generales y cognitivos asociados a esta enfermedad.
La galantamina para la enfermedad de Alzheimer: ¿cómo actúa?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 28 Abril, 2021.

Última actualización: 28 Abril, 2021

La industria farmacéutica lleva décadas intentando encontrar el fármaco capaz de detener la degeneración de las células nerviosas del cerebro en los pacientes con alzhéimer. En esta cruzada desesperada, contamos a día de hoy con fórmulas que, sin llegar a ese objetivo, intentan al menos, mejorar los síntomas generales y cognitivos. La galantamina es un ejemplo de ello.

Hace solo un año la Agencia Americana del Medicamento, la FDA, nos dio algo de esperanza con aducanumab. Se trata, ni más ni menos, que de un anticuerpo monoclonal capaz de eliminar la proteína beta-amiloide y retrasar el declive cognitivo en los pacientes que están en la primera fase de la enfermedad.

Por primera vez, se podría contar con un medicamento capaz de activar al sistema inmunitario para luchar contra la neurodegeneración.

Sin embargo, con la llegada de la pandemia, la aprobación de este y otros fármacos se están retrasando y dejando en un segundo plano. Esto provoca que en la actualidad sigamos combatiendo, tratando y atendiendo a los pacientes con alzhéimer con las mismas estrategias de siempre: la intervención social, la cognitiva y la farmacológica.

La galantamina forma parte de ese plan integral de atención básico para el alzhéimer y otras demencias. Analizamos este fármaco a continuación.

 galantamina

Galantamina: qué es, cómo actúa, administración y qué efectos secundarios presenta

La galantamina es junto al donepezilo y la rivastigmina los fármacos más comunes que se usan a día de hoy en las personas con alzhéimer. Cabe señalar que aún no disponemos de ningún recurso médico que nos permita detener o revertir la enfermedad. Esto nos aboca a tener que usar aquellas fórmulas que nos permitan al menos mejorar los síntomas y garantizar la calidad de vida del paciente.

Si nos detenemos en el primer medicamento, la galantamina, es importante destacar que estamos ante uno de los recursos farmacológicos más interesantes por varias razones. Para empezar, es un alcaloide nootrópico y lo que hace es inhibir la recaptación de  la acetilcolina. Algo clave en la demencia tipo alzhéimer como ahora veremos.

En segundo lugar, es relevante saber que el componente de la galantamina está presente en plantas como el Galanthus nivalis (campanilla de las nieves) y que en la era de la Unión Soviética se usaba para tratar la amnesia. En la actualidad, es uno de los fármacos más comunes para abordar las demencias y la degeneración cognitiva.

¿Cómo actúa?

Para entender cómo actúa la galantamina, debemos empezar primero comprendiendo lo que sucede en el cerebro de las personas con alzhéimer. Uno de los principales problemas reside en el descenso paulatino de los niveles de acetilcolina. La acetilcolina es un neurotransmisor esencial en procesos cognitivos, como la memoria, la atención y el aprendizaje.

Lo que sucede con esta enfermedad neurodegenerativa es que se forman placas beta-amiloides y ovillos neurofibrilares impidiendo la sinapsis colinérgicas. A ello se le añade la aparición de otro elemento: la colinesterasa, una enzima que descompone la acetilcolina restante en las sinapsis. De ahí el progresivo declive y la demencia.

Lo que hace la galantamina básicamente es frenar la recaptación de acetilcolina. Además, detiene la acción de la colinestarasa para lograr que haya un nivel más elevado de acetilcolina y conseguir que las neuronas sigan conectándose entre sí.

Cabe señalar una vez más, que este fármaco no detiene el deterioro progresivo de la enfermedad. Es evidente. Lo que hará es ralentizar ese proceso y mejorar, mínimamente, los procesos cognitivos de la persona. Este fármaco junto a las terapias de estimulación son siempre el mejor punto de partida.

¿Cómo se administra?

La galantamina se suele administrar junto al donepezilo y la rivastigmina antes citadas. Lo más común es tomar este fármaco en gotas o en comprimidos una vez al día. La absorción es rápida, es decir, al cabo de una hora alcanza ya su concentración máxima y empieza a actuar, no obstante siempre se recomienda tomarla entre las comidas, porque la presencia de alimentos dificulta levemente su absorción.

Se administra además tanto a pacientes en las primeras fases como en aquellos con una etapa más avanzada de la enfermedad.

anciano que toma galantamina

¿Qué efectos secundarios presenta?

Con la gelantamina, sucede como en buena parte de los fármacos administrados a pacientes de edad avanzada: no sabemos cómo responderá cada persona. Por ello, es importante iniciar el tratamiento e ir observando posibles síntomas adversos. No obstante, y por término medio, no suele evidenciar excesivos problemas.

Así, trabajos de investigación como los realizados en la Universidad de São Paulo, en Brasil, nos indican que pueden aparecer los siguientes efectos:

  • Pérdida de peso.
  • Erupciones en la piel
  • Posible aparición de vómitos.
  • Bradicardia (el corazón late más bajo de lo normal).
  • No se puede administrar a pacientes con problemas de obstrucción intestinal o con enfermedades respiratorias graves.

Por último, solo cabe añadir que los familiares señalan que los cambios a menudo se perciben rápidamente: la persona recupera cierta autonomía, capacidad para concentrarse, resolver problemas, comunicarse… Otros en cambio, necesitan un poco más de tiempo.

Si bien la gelantamina no resuelve la enfermedad ni logra frenar el declive cognitivo, se alza como una pequeña ayuda en el día a día.

Te podría interesar...
Los cinco psicofármacos que han cambiado la historia
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Los cinco psicofármacos que han cambiado la historia

Los psicofármacos cambiaron la medicina abriendo a la psiquiatría al tratamiento de trastornos que alguna vez se consideraron intratables.



  • Caramelli P, Chaves ML, Engelhardt E, Machado JC, Schultz RR, Vale FA, Charchat-Fichman H; Brazilian Multi-Center Galantamine Study (GAL-BRA-01).Effects of galantamine on attention and memory in Alzheimer's disease measured by computerized neuropsychological tests: results of the Brazilian Multi-Center Galantamine Study (GAL-BRA-01). Arq Neuropsiquiatr. 2004 Jun;62(2B):379-84.
  • Geldmacher DS. Long-Term Cholinesterase Inhibitor Therapy for Alzheimer's Disease: Practical Considerations for the Primary Care Physician. Prim Care Companion J Clin Psychiatry. 2003 Dec;5(6):251-259.
  • Wilcock GK, Lilienfeld S, Gaens E, et al. Effiacy and safety of galantamine in patients with mild to moderate Alzheimer's disease; multicentre randomised controlled trial. BMJ 2000;321:1445-49l.

Licenciada en Psicología por la Universidad de Valencia en el año 2004. Máster en Seguridad y Salud en el trabajo en 2005 y Máster en Mental System Management: neurocreatividad, innovación y sexto sentido en el 2016 (Universidad de Valencia). Número de colegiada CV14913. Certificado de coaching en bienestar y salud (2019) y Técnico especialista en Psiquiatría  (UEMC). Estudiante de Antropología Social y Cultural por la UNED. Valeria Sabater ha trabajado en el área de la psicología social seleccionando y formando personal. A partir del 2008 ejerce como formadora de psicologíae inteligencia emocional en centros de secundaria y ofrece apoyo psicopedagógico a niños con problemas del desarrollo y aprendizaje. Además, es escritora y cuenta con diversos premios literarios.