Hemos venido a ser bailados - La Mente es Maravillosa

Hemos venido a ser bailados

Ana Otero 28 mayo, 2014 en Psicología 0 compartidos

En muchas sociedades chamánicas si te acercas a un hombre medicina quejándoe de desamor, desaliento o depresión te preguntará alguna de las siguientes preguntas:

¿Cuándo dejaste de bailar?
¿Cuándo dejaste de cantar?
¿Cuándo dejaste de sentirte embelesado por las historias?
¿Cuándo dejaste de sentirte a gusto el el acogedor terreno de tu soledad?

Quizás parezcan preguntas sencillas pero el ritmo de nuestro cuerpo, las posturas que conforman nuestra actitud o nuestra capacidad de imaginar otras realidades tienen un poderoso efecto sanador.

A veces, sumidos en el incesante parloteo mental, olvidamos escuchar a nuestro sabio interior. Ese que late con fuerza de forma natural y espontánea. Sin embargo, pocas veces le prestamos atención y solo en la quietud del silencio alcanzamos a entender lo que nos dice. Es en ese instante, al alinearnos con su intención cuando nuestra vida empieza a cambiar y nos convertimos realmente en creadores.

La magia se reestablece al creer en nuestro potencial y confiar en ese latido de certeza que llevamos dentro. El cuerpo, con su propio lenguaje, puede hablarnos a través de la enfermedad pero lo hace para despertarnos y que aprendamos a ser más fuertes que el miedo.

Al confíar en la vida y en su magia entendemos la razón de estar aqui, entendemos que hemos venido a bailar con cada pequeño obstáculo, con cada una de las adversidades que nos plantea el día a día.

Esta es una danza despierta y contagiosa que tenemos que compartir con el viento en cada respiración, vivir cada instante bailando porque hemos venido aqui para ser bailados, bailados por una vida misteriosa y mágica.

Ana Otero

Ver perfil »
Te puede gustar