Heródoto, biografía del primer historiador y antropólogo

Este artículo fue redactado y avalado por Guillermo Bisbal
· 13 diciembre, 2018
Heródoto es considerado actualmente como el padre de la disciplina histórica, por el uso de fuentes históricas orales y escritas. Incluso hay algunos consideran que también es el primer antropólogo por su interés en las costumbres de los “bárbaros”.

Heródoto de Halicarnaso fue un historiador y geógrafo de la antigua Grecia, que vivió entre 484 y 425 a.C. Actualmente es considerado como el padre de la disciplina histórica en Occidente. Incluso, algunos consideran, que también de la antropología.

Fue el primer historiador que dejó registro razonado y estructurado de acontecimientos y acciones humanas. Para ello, empleó gran variedad de fuentes históricas orales y escritas. Como vemos, Heródoto fue un adelantado a su tiempo. Profundicemos en su historia.

La clase de historia que realizaba Heródoto

Los nueve libros de la historia es la obra desde la que Heródoto presenta por primera vez lo que sería la disciplina histórica y tenía dos objetivos:

  • Guardar en la memoria los acontecimientos vividos tanto por los griegos como por los bárbaros.
  • Buscar y explicar las causas de esos acontecimientos y los efectos en los pueblos griegos y persas.

Grecia

Los acontecimientos registrados por Heródoto estaban centrados en las Guerras Médicas (492-478 a.C.). Conflicto protagonizado por el Imperio Persa y por Grecia, aunque, en ocasiones, se desviara del tema principal.

Estos acontecimientos son plasmados en forma de prosa y no en verso. Así pues, aunque Homero, narrador de la Ilíada y la Odisea, tiene una clara influencia en Heródoto, este se aleja de su forma de escribir. Sin embargo, permanecen ciertas características como la narración en tercera persona, el uso de un lenguaje formal y elevado, y la conmemoración de acontecimientos y personajes para que no caigan en el olvido.

Otra gran diferencia entre la poesía épica y la historiografía de Heródoto son las fuentes de información. Mientras que para Homero la musa era su principal fuente de inspiración, Heródoto se adentraba en un proceso de recolección de información. Tenía el objetivo de elaborar sus narraciones con continuidad y cierto sentido histórico.

Heródoto, el historiador viajero

Por su gran curiosidad, Heródoto era un gran viajero. Por lo tanto, era inevitable que plasmara por escrito todo aquello que veía y escuchaba en sus recorridos. Esto se refleja de forma clara en el método de recolección de fuentes que empleó para hacer su gran obra histórica y que consistía en los siguientes puntos:

  • Búsqueda y recolección de información de aquello que podía verse directamente. Utilizaba descripciones de los aspectos geográficos, de las costumbres más comunes de los pueblos visitados y de sus particularidades más sorprendentes.
  • En el caso de que no pudiera recolectar la información de manera directa, se valía de los testimonios orales de los nativos de los lugares que visitaba.
  • Además, se valía de fuentes escritas producidas tanto por los poetas épicos como por los logógrafos.

A lo largo de su obra, Heródoto explica cómo y de dónde ha sacado la información que emplea para relatar un acontecimiento. De hecho, solía dejar reflejadas la importancia y la dificultad del uso de varias fuentes para hacer un relato histórico los más verídico posible. Este uso de las fuentes directas, orales y escritas, es lo que hace que Heródoto sea un hito. Es decir, marca un antes y un después en la producción historiográfica.

Los nueve libros de la historia

Su larga obra, Los nueve libros de la historia, está dividida en 9 tomos. Cada uno con temáticas, lugares y acontecimientos propios:

  • En el primer libro expone las posibles causas de las Guerras Médicas. Para ello trata principalmente del reino de Lidia en la época del rey Creso. Este fue el primer agresor e incitador de los conflictos entre Grecia y Persia, según el historiador.
  • En el segundo libro nos habla de Egipto y sus grandes maravillas. El autor describe sus aspectos geográficos relevantes y las costumbres egipcias más notables. Asimismo hace una síntesis de la larga historia del país.
  • El tercer libro expone las causas que incitaron al persa Cambises a atacar a Egipto con el objetivo de conquistarlo. Desarrolla cómo fue la campaña militar y la personalidad de Cambises y finaliza con su muerte y el ascenso al trono de Dario I.
  • El cuarto libro está formado por dos grandes segmentos. El primero es sobre Escitia (región de Asia Central) y el segundo sobre Libia.
  • Desde el quinto libro hasta el noveno, Heródoto se centra en el conflicto bélico entre griegos y persas en la Guerras Médicas. En el quinto abarca los avances de Persia contra Grecia, específicamente en Macedonia y Tracia. Además, habla sobre la historia, geografía y cultura de Esparta y Atenas, ya que participan en el conflicto.
  • En el sexto libro se aborda la expedición de Darío, la cual concluyó con una victoria griega en Maratón. Asimismo, en el séptimo libro se expone una serie de dramáticas batallas, como la batalla de las Termopilas. Por último, el octavo y noveno libro trata las batallas de Salamina y de Platea, respectivamente.

Libro antiguo

El primer historiador y antropólogo

Debido a los métodos de recolección de información que empleó y por su larga obra histórica, Heródoto es considerado por mucho de los historiadores actuales como el padre de la disciplina histórica. Gracias a las descripciones de los acontecimientos que vivió a lo largo de sus viajes, tenemos registros de uno de los conflictos que marcaron a buena parte de la Europa y Asia antigua. Descripciones que estaban respaldadas por referentes visuales, orales y documentales y no simplemente de la imaginación del autor.

Sin embargo, no solo se le considera como el primer historiador, sino también como el primer antropólogo. Esto es debido al uso de la observación participante -característica fundamental de lo que hoy se conoce como método etnográfico-, y a su gran interés por las costumbres y tradiciones particulares de los pueblos que no eran griegos.

  • Aurell, J., Balmaceda, C., Burke, P. & Soza, F. (2013): Comprender el pasado una historia de la escritura y el pensamiento histórico.  Madrid: Ediciones Akal.
  • Burrow, J. A. (2014). Historia de las historias: de Heródoto al siglo XX. Grupo Planeta (GBS).
  • de Halicarnaso, H., & Pontieri, M. B. (1970). Historias (No. 821.14). Centro Editor de América Latina,.
  • Gómez-Lobo, A. (1995). Las intenciones de Herodoto. Estudios públicos59, 1-15.