¿Cómo influye la presencia de otros en nuestro comportamiento?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 27 febrero, 2018
Adriana Díez · 27 febrero, 2018

¿Crees que actuamos igual cuando alguien nos está mirando? ¿Crees que alguien que juzga o valora genera el mismo efecto en nosotros que un simple observador? ¿Crees que la presencia de otros puede mejorar o perjudicar tu rendimiento en el desarrollo de tu tarea? Sigue leyendo para descubrirlo.

Uno de los primeros autores en interesarse por estas cuestiones y en realizar este tipo de experimentos fue Norman Triplett, quien pudo constatar que la presencia de otros mejoraba nuestro rendimiento. Realizó sus experimentos con ciclistas y valoró sus marcas en sus entrenamientos en solitario y posteriormente con otros ciclistas.

Otro experimento llevado a cabo por este mismo autor fue desarrollado con niños y también pudo observar cómo variaba la ejecución en función de si estaban acompañados de otros niños o no. Los tiempos de trabajo disminuían y lo hacían más deprisa y mejor cuando realizaban la tarea acompañados que cuando estaban solos en la situación de observación.

Estos estudios demostraron que cuando se trabaja con otros coactores, es decir, gente que realiza la misma tarea que tú, el rendimiento mejora. Pero, ¿qué ocurre cuando los que observan son meros espectadores?

Dos chicos trabajando juntos sin la presencia de otros compañeros

Facilitación social e inhibición social

La facilitación social hace referencia a cuando la presencia de otros nos ayuda a mejorar y realizar mejor la actividad. ¿Cuándo ocurre esto? Este efecto se da cuando la tarea es fácil para quien la realiza o cuando para el sujeto es algo bien aprendido que no requiere mucha concentración y puede resolverlo sin complicaciones.

El efecto contrario, es decir, la inhibición social ocurre al revés. Cuando una persona no está familiarizada con la tarea o cuando esta requiere mucha concentración e implicación del sujeto, la presencia de otros va a influir de forma negativa en el rendimiento, esto es la inhibición social.

Estos dos efectos se pueden entender cuando nos centramos en el tipo de tarea. Cuando juzgan nuestro trabajo o son meros espectadores entrará a formar parte mi experiencia y familiaridad con el tipo de actividad que me toque realizar. Así podré beneficiarme de que alguien me mire para hacerlo lo mejor posible o preferiré estar solo para centrarme y desarrollar mejor mi trabajo. Todo dependiendo de cómo sea la tarea.

¿Influye el número de personas que observan tu trabajo?

Otros estudios realizados en el ámbito del deporte estudiando el efecto que produce la presencia de otros, encontraron efectos de facilitación social cuando los observadores eran diez o menos personas. En el momento en el que estudiaron la actuación con espectadores numerosos (más de once), no se observaron efectos ni de facilitación ni de inhibición.

Personas viendo un partido de fútbol

Puede que esto esté también relacionado con la conducta de los observadores. Cuando su conducta es positiva y tenemos un cierto control sobre ellos; es decir, oímos sus comentarios o podemos apreciar sus gestos. Ejercen un efecto que influye en nosotros a la hora de actuar, en cambio, cuando es un público grande, perdemos el control sobre ellos y por lo tanto dejamos de ser sensibles a su influencia.

Conclusiones

Las conclusiones que derivamos de la presencia de otros tienen que ver sobre todo con el tipo de tarea al que nos enfrentemos. Cuando la tarea es fácil, podemos mejorar nuestro rendimiento cuando alguien nos observa; en cambio, el rendimiento baja respecto al que obtendríamos en solitario cuando la tarea es complicada y requiere de toda la atención.

Puede que la sobreactivición que puede generar la presencia de otras personas esté bien empleada cuando podemos realizar la tarea sin necesidad de emplear todos nuestros recursos cognitivos y atencionales. Por otro lado, cuando la tarea requiere que empleemos toda nuestra atención en ella, los demás puede producirnos una sobreactivación que no nos beneficie (ya suele haber un buen nivel de activación por lo complicado del reto) y distraernos.