Inventario del cociente emocional 2.0: ¿en qué consiste?

Tener una buena inteligencia emocional puede ser más decisivo que tener un cociente intelectual de un genio. Sin embargo, ¿cómo lo evaluamos? ¿Cómo podemos saber quién tiene buenas competencias en materia emocional? Te lo explicamos a continuación.
Inventario del cociente emocional 2.0: ¿en qué consiste?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 19 enero, 2023

Empatizar con quien nos rodea. Ser personas socialmente responsables. Saber comunicar lo que deseamos expresar. Poder regular nuestras emociones para tomar decisiones más eficaces y reflexivas. Todas estas competencias nos permitirían navegar mucho mejor por el viaje de la vida, pero ¿cómo saber si somos hábiles en esta serie de dimensiones o deberíamos trabajarlas mucho más?

Lo cierto es que existen distintos instrumentos para evaluar la inteligencia emocional, tanto en niños como en adultos. Sin embargo, no todos estos recursos son válidos y eficaces. Muchos de estos test se organizan en cuestiones generales con las que se obtienen puntuaciones sesgadas. Son las clásicas pruebas que todos podemos encontrar en línea y que carecen de rigor científico.

Es conveniente saber que llevamos muchas décadas intentando comprender si la inteligencia emocional es un constructo científico que pueda medirse. Desde que Mayer, Caruso y Salovey la describiera en los años 90 y Daniel Goleman la popularizara con sus libros, se han desarrollado muchos intentos por desarrollar una prueba válida que la evaluara. En la actualidad, disponemos del inventario EQ-i 2.0 que es el más utilizado y el que cuenta con mayor fiabilidad. Lo analizamos.

«La inteligencia emocional define a un “pensador con un corazón” que percibe, comprende y maneja con efectividad el arte de las relaciones sociales».

-Mayer y Salovey-

Inventario del Cociente Emocional 2.0
El inventario de cociente emocional 2.0 cuenta con más de veinte años de investigación.

Inventario del Cociente Emocional 2.0: ¿cuál es su finalidad?

Reuven Bar-On es un psicólogo israelí y uno de los pioneros más destacables en la investigación sobre la inteligencia emocional. Podríamos decir que es, junto al propio Goleman y Mayer, Caruso y Salovey, otra de las figuras más destacables en este campo. Es quien ha desarrollado el inventario del cociente emocional 2.0, uno de los instrumentos más eficaces y usados en la actualidad en esta área.

El doctor Bar-On publicó un estudio en el 2014 en el que describía este instrumento que tiene como finalidad evaluar el comportamiento emocional y socialmente inteligente. Cabe señalar que este recurso tiene detrás más de 20 años de investigación y que facilita, por ejemplo, saber en qué áreas destacamos más y qué dimensiones en esta materia deberíamos mejorar.

El inventario del cociente emocional 2.0 puede aplicarse a partir de los 16 años y su administración llevaría poco más de media hora. Con él podremos obtener información de nuestras habilidades emocionales asociadas a las relaciones, el trabajo y la vida en general.

«Una visión de la naturaleza humana que ignora el poder de las emociones es tristemente miope».

-Daniel Goleman-

Escalas y subescalas del EQ-i 2.0

El inventario del EQ-i 2.0 evalúa 15 competencias que se organizan en 5 áreas muy concretas. Cabe señalar que este modelo para analizar la inteligencia emocional de las personas no se centra en esos ámbitos que Daniel Goleman introdujo en sus trabajos. Reuven Bar-On es conocido por definir el tercer gran modelo de la inteligencia emocional y completar el modelo original.

Analizamos las escalas que integran este instrumento.

1. Autopercepción

La autopercepción define nuestra capacidad para entender y ser conscientes de nuestras capacidades, habilidades y competencias. Es también la visión que tenemos de nosotros mismos, una cualidad indispensable para saber movernos en nuestras relaciones y desafíos cotidianos. Asimismo, esta escala está integrada por tres subescalas:

  • Autoestima: valoración que tenemos las personas sobre nosotros mismos.
  • Autorrealización. Todos deberíamos tener una buena disposición para procurar mejorar y lograr nuestros objetivos vitales.
  • Autoconciencia emocional. Ser conscientes y entender qué sentimos, qué nos sucede y qué necesitamos es un pilar fundamental en la inteligencia emocional.

2. Competencias interpersonales

¿Cómo podemos mejorar nuestras relaciones afectivas? ¿De qué manera podríamos ser más exitosos en el trabajo? ¿Cómo lidiar con los desacuerdos, los problemas y diferencias con las personas que nos rodean?

Las competencias interpersonales configuran esa herramienta básica dentro del modelo de inteligencia emocional de Reuven Bar-On y están formadas por las siguientes subescalas:

  • Habilidad para relacionarnos. Define esas competencias que muchos aplican de manera natural a la hora de relacionarse con los demás y que a otros nos cuesta más usar de manera eficaz.
  • Empatía. Dentro del inventario del cociente emocional 2.0, saber conectar y comprender con las realidades emocionales ajenas es una dimensión decisiva.
  • Responsabilidad social. En este caso, la persona responsable socialmente es aquella que dispone de habilidades para enriquecer nuestra sociedad, siendo sensible al bienestar de los demás, practicando el respeto, la justicia, el altruismo, etc.

3. La autoexpresión

Una característica que muchos de nosotros deberíamos mejorar es la autoexpresión emocional. No es fácil saber expresar lo que sentimos, demandar lo que necesitamos o comunicar emociones difíciles cuando las sentimos sin causar daño al otro. Esta es una competencia de vida que configura una escala decisiva en este instrumento y que está formada por las subescalas:

  • Asertividad. ¿Te consideras una persona capaz de comunicar lo que piensas/sientes y quieres con respeto y de manera constructiva?
  • Independencia. Esta subescala mide la actitud para ser autónomos y no depender emocionalmente de los demás.
  • Expresividad emocional. Las personas debemos ser efectivas a la hora de expresar nuestras emociones tanto de forma verbal, como no verbal.

4. Toma de decisiones

Nadie nos suele enseñar cómo se toman buenas decisiones. Asentamos este aprendizaje mediante ensayo-error y con buenas dosis de reflexión y autoconciencia.

Saber decidir mediante la reflexión, el análisis e incluso la intuición constituye una dimensión decisiva del inventario de cociente emocional 2.0. Sus subescalas son las siguientes:

  • Resolución de problemas. A la hora de afrontar cualquier desafío o dificultad es esencial que sepamos regular tanto los impulsos como las emociones. Solo así manejaremos con éxito los problemas grandes y pequeños.
  • Control de impulsos. Hay quien, por su personalidad, se habitúa a responder de manera impulsiva a casi cualquier parcela de su vida. Todo ello lo conduce a más de un arrepentimiento. Ser hábil emocionalmente requiere también dominar esta dimensión.
  • Saber contrastar la realidad. Las personas debemos desarrollar una buena competencia para filtrar la realidad de manera objetiva y no tanto por nuestras emociones.

Reuven Bar-On es el único psicólogo que formula e incluye el optimismo como una variable decisiva en su modelo de la inteligencia emocional. Para este experto, dicha dimensión es esencial para manejar los problemas.

5. Manejo del estrés

El hecho de que el inventario del cociente emocional 2.0 incluya esta dimensión lo enriquece y lo hace realmente útil. En la actualidad, todos necesitamos saber entender y regular nuestros estados de estrés.

La inteligencia emocional nos enseña también cómo atemperar los pensamientos irracionales y esos estados internos que nos hacen perder el control sobre nuestra vida.

  • Flexibilidad. La mente flexible sabe cómo adaptarse a la incertidumbre y a cualquier reto, evitando bloqueos o conductas de evitación.
  • Tolerancia al estrés. Lo queramos o no, el estrés forma parte de la vida. La clave está en saber regularlo antes de que cualquier circunstancia nos sobrepase.
  • Optimismo. Una actitud positiva y esperanzada nos permite afrontar mejor cualquier problema.
Cerebro con un corazón simbolizando el Inventario del Cociente Emocional 2.0
Los instrumentos para evaluar la inteligencia emocional nos permiten descubrir qué áreas son las que deberíamos trabajar mucho más.

¿Estamos ante un instrumento fiable?

El EQ-i 2.0 se desarrolló y aplicó en primer lugar en la población estadounidense. Ahora bien, con el paso de los años, el presente inventario se ha validado en todos los países y se alza como el instrumento más utilizado para medir la inteligencia emocional.

Estamos ante una prueba consistente y con una buena validez que ha resultado efectiva en cualquier cultura. Se usa con frecuencia tanto en ámbitos educativos y sobre todo en los entornos laborales. Por ejemplo, facilita mejorar las competencias de liderazgo de los empleados y optimizar incluso el rendimiento de los equipos de trabajo.

Para concluir, estamos ante una herramienta fácil de aplicar y que nos puede aportar información muy útil, sobre todo, para saber qué áreas deberíamos mejorar para invertir en bienestar y felicidad.

Te podría interesar...
Mapas mentales para la inteligencia emocional
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Mapas mentales para la inteligencia emocional

Los mapas mentales para la inteligencia emocional son una interesante estrategia para mejorar nuestras relaciones y autoconciencia emocional



  • Bar-On, R. (2004). The Bar-On Emotional Quotient Inventory (EQ-i): Rationale, description and psychometric properties. In G. Geher (Ed.), Measuring emotional intelligence: Common ground and controversy. Hauppauge, NY: Nova Science.
  • Bar-On, R. (2006). The Bar-On model of emotional-social intelligence (ESI). Psicothema, 18 , supl., 13-25.
  • Butler, C. J., & Chinowsky, P. S. (2006). Emotional intelligence and leadership behavior in construction executives. Journal of Management in Engineering, 22(3), 119-125.
  • Day, A. L., Therrien, D. L. & Carroll, S. A. (2005). Predicting psychological health: Assessing the incremental validity of emotional intelligence beyond personality, Type A behaviour, and daily hassles. European Journal of Personality19(6), 519-536.
  • Van Zyl, Casper. (2014). The psychometric properties of the Emotional Quotient Inventory 2.0 in South Africa. South African Journal of Industrial Psychology. 40. 10.4102/sajip.v40i1.1192.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.