José Ortega y Gasset: biografía de un filósofo regeneracionista

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 15 diciembre, 2018
Valeria Sabater · 15 diciembre, 2018
José Ortega y Gasset, vinculado al novecentismo, favoreció un movimiento de renovación cultural, filosófica e ideológica clave para la posterior generación  del 27.

José Ortega y Gasset fue uno de los filósofos españoles más destacados. Intelectual, ensayista, periodista, orador… Su discurso liberal y regenerador contenía las esencias del perspectivismo y la razón vital. Perteneció al movimiento del novecentismo y la Generación del 14, donde también estaban figuras como Pablo Picasso o Juan Ramón Jiménez

Sus obras más representativas, como España invertebrada (1921), La deshumanización del arte (1925) y sobre todo La rebelión de las masas (1930), describían una página muy relevante de nuestra historia. De esa situación social y intelectual que vivía la Europa de mediados del siglo XX. Ortega reflejó como nadie la irrupción de esas masas liberadas que dejaban por fin a un lado a la élite, para expresarse a través del arte, de los valores cívicos y de una filosofía liberal.

No olvidemos que este célebre filósofo desarrolló su trabajo en un contexto altamente complejo. La ascensión del comunismo se enfrentaba con los fascismos. El sindicalismo con los nacionalismos, y a su vez, con la clase popular. Aquella que empezaba a hacerse hueco a través de los movimientos culturales y también del consumismo.

“Yo soy yo y mis circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo”. Esta frase tan representativa de José Ortega y Gasset, daba a entender la influencia de este escenario, ahí donde asumir que aunque el ser humano no pueda controlar las circunstancias que acompañan su vida, siempre hay cierta holgura, un espacio propio donde ser responsables de nosotros mismos y generar cambios.

“La vida nos ha sido dada, pero no nos ha sido dada hecha”.

-Ortega y Gasset-

José Ortega y Gasset

José Ortega y Gasset: Biografía de un filósofo liberal

José Ortega y Gasset nació en el seno de una familia acomodada en el Madrid de 1883. Su madre era Dolores Gasset, hija de Eduardo Gasset, fundador del periódico el Imparcial, y donde más tarde trabaría su propio padre, José Ortega Munilla, como director. Era un hogar muy unido a la filosofía, al intelectualismo, el periodismo y también la política.

Todo ello hizo sin duda que no dudara demasiado en saber cuál iba a ser su camino personal. Estudió filosofía y letras en Bilbao y más tarde finalizaría sus estudios en Berlín. Tras la obtención del título, empezó a trabajar como profesor de psicología y ética, hasta que 1910 aprobaría una oposición para ser catedrático de Metafísica en la Universidad de Madrid.

Fue a partir de 1920 cuando su vida como académico cambió de rumbo. Fundó la Revista de Occidente. Se trataba de una publicación reivindicativa y liberal, ahí donde traer a España corrientes intelectuales más renovadoras, abiertas a la vez que selectas. Más tarde llegarían las traducciones de las nuevas tendencias filosóficas como  Edmund Husserl o Bertrand Russell.

El objetivo de José Ortega y Gasset era tan concreto como elevado. Deseaba abrir a su país ese aire renovador que ya se respiraba en Europa. Quería que el pueblo despertara, que se rebelara ante el conservadurismo.

“La vida es una serie de colisiones con el futuro: no es una suma de lo que hemos sido, sino de lo que anhelamos ser”.

-Ortega y Gasset-

La etapa política de José Ortega y Gasset

Ortega y Gasset fue elegido diputado durante la II República. Fundó junto con Marañón y Pérez de Ayala, la “Agrupación al Servicio de la República”. Mantuvo ese puesto con gran esperanza hasta que poco a poco, empezó a sentir ciertas discrepancias con el rumbo equivocado, que a su parecer, estaba llevando la República. No obstante todo cambió en 1936 con la Guerra Civil.

No tuvo más opción que vivir en el exilio. Fueron cerca de 10 años buscando refugio en Francia, Holanda, Argentina y Portugal. Su retorno en 1945, le permitió reencontrarse con muchos intelectuales de ideas afines con los que seguir trabajando. Así, en 1948, fundó junto a Julián Marías, el Instituto de Humanidades.

José Ortega y Gasset

A partir de ese momento su figura volvió a destacar entre el panorama cultural español. Fue profesor de varias promociones de estudiantes de filosofía, plasmó sus ideas liberales en varios periódicos, libros y ensayos. Fundó el diario El Sol (1917), la revista España (1915) y la Revista de Occidente (1923).

Asimismo, José Ortega y Gasset fue esa figura de innegable relevancia que inspiró más tarde a la generación del 27. Su estela como intelectual regeneracionista, su ideario personal y principios filosóficos, cruzaron fronteras, llegando no solo a Europa, sino también a América Latina.

Falleció en 1955 en su casa de Madrid a los 72 años.

La obra clave de José Ortega y Gasset: La rebelión de las masas

José Ortega y Gasset estuvo vinculado a tres corrientes básicas. La primera era el novecentismo, un movimiento de renovación cultural. El segundo fue el perspectivismo (un concepto asentado por Friedrich Nietzsche que ensalzaba la idea de que no hay una verdad única. Cada uno de nosotros tenemos nuestra propia visión).

El tercer enfoque que determinó su trabajo fue una idea desarrollada por él mismo. Se trataba del vitalismo, una idea donde asumir la inevitable interrelación entre la persona y su realidad. Estos pilares fueron clave a la hora de escribir una de sus obras más representativas, La rebelión de las masas (1930).

José Ortega y Gasset

El peligro de una colectividad que no razona

Un aspecto vertebrador que se aprecia en cada página de la La rebelión de las masas, es el fin del conservadurismo y el inicio de algo nuevo que no siempre es tan positivo como podemos pensar. En esa regeneración que trae la vida moderna, también surgen una serie de retos en los que la persona, ese ciudadano moderno y aparentemente liberado, está obligado a entender.

  • En primer lugar, el concepto de “masa” no tiene nada que ver con el término que utilizan los marxistas.
  • La masa, para Ortega y Gasset, son personas que se han desindividualizado. Es decir, ya no son figuras aisladas o individuales. Son una colectividad que a menudo, está condicionada por sus emociones más que por sus razones.
  • Esas masas aparecen ya en las nuevas democracias de la época. Por lo tanto, aunque dejemos atrás los autoritarismos surgen otros peligros. Porque las colectividades también pueden ser alineadas por otras figuras de la vida pública.
  • En el libro, Gasset hacía referencia a los actos vandálicos que acontecían en la Francia de finales de los años 3o. Miles de jóvenes salían a las calles para quemar coches, para desahogar su cólera guiados o motivados por otras personas que buscaban “encender a las masas”.

Un legado muy presente

La rebelión de las masas es una obra clave del filósofo José Ortega y Gasset  de la que emanan, como vemos, múltiples ideas que no han caducado aún. De hecho, están de plena actualidad y nos invitan a reflexionar en algo que él mismo nos quiso transmitir: si actuamos como grupos gregarios la propia democracia se verá amenazada.

Formamos parte de un contexto histórico y social del que no podemos escapar. Sin embargo, debemos separarnos de esas masas que actúan por instinto, debemos actuar como seres individuales, responsables de sí mismos y atentos siempre ante quienes osen vetar las propias libertades.

  • Hegel, G. W. F., Gaos, J., & Ortega y Gasset, J. (2008). Lecciones sobre la filosofía de la historia universal. Alianza.
  • Gracia, Jordi (2014) José Ortega y Gasset. Taurus
  • Ortega y Gasset, José. (2004)  Obras completas, Vol. I. Ed. Taurus