La metáfora de la pantalla del ordenador - La Mente es Maravillosa

La metáfora de la pantalla del ordenador

Óscar Dorado 16 junio, 2018 en Desarrollo personal 0 compartidos

La metáfora de la pantalla del ordenador nos transmite claramente cómo nos pueden influir nuestros pensamientos, hasta el punto de perder de vista nuestros objetivos. Hablamos de un recurso/complemento terapéutico utilizado para describir de manera sencilla cómo nos pueden afectar los pensamientos en situaciones cotidianas.

A través de esta metáfora, se expresa una situación desde dos perspectivas distintas. Ciertamente, sirve como ejemplo para ver cómo pueden influir los pensamientos negativos en la búsqueda de los objetivos.

En la metáfora de la pantalla del ordenador, los mensajes representan los pensamientos automáticos negativos, que son aquellas ideas que contaminan muchos de nuestros procesos de pensamiento, condicionándolos, deteniéndolos y generando malestar. Los estudios confirman que los pensamientos nos empujan al fracaso. Además, cuando esto sucede, lo peor de todo es que no siempre somos capaces de detectarlos como precipitantes del resultado que hemos obtenido.

Mujer con una nube en las manos para representar a los pensamientos circulares

La metáfora de la pantalla del ordenador

Dos compañeras de trabajo se encuentran en la oficina y compartiendo mesa de trabajo. Repentinamente, ambas empiezan a recibir mensajes en la pantalla de su ordenador con los siguientes comentarios: “no conseguirás resolver el problema” y “eres una inútil”.

La primera de las trabajadoras trata de eliminar los mensajes, aunque vuelven a aparecer una y otra vez. Seguidamente, decide concentrarse en sus tares y intenta que no le afecten los comentarios anteriores. A pesar de estar afectada, decide continuar haciendo lo que más le gusta: su trabajo.

Tras recibir el mismo tipo de mensajes, la segunda compañera trata de eliminarlos a toda costa. Los comentarios la distraen e incluso afectan a su autoestima. Hasta el punto que no puede avanzar si no consigue hacer que las letras desaparezcan de la pantalla.

Finalmente, no consigue eliminar los mensajes ni finalizar sus tareas, ya que los mensajes han provocado que sufra un bloqueo que ha impedido que pueda desarrollar su trabajo con tranquilidad y normalidad. Asimismo, el sufrimiento va en aumento y los mensajes negativos se multiplican, es vez generados por ella misma.

Mira a su compañera con rabia porque la ve trabajando e incluso parece que está disfrutando con las tareas. Finalmente, piensa que puede trabajar porque no recibe los mismos mensajes que ella.

Lecciones de la metáfora de la pantalla del ordenador

De esta metáfora, podemos rescatar las siguientes conclusiones:

1.-Existe más de una solución en la misma situación

Tras conocer la metáfora de la pantalla del ordenador, observamos que ante una misma situación hay dos personas que deciden actuar de manera diferente. Es un buen ejemplo para darse cuenta de lo importante que es la confianza en uno mismo.

Cuando tienes dudas o trabajas con mensajes negativos es cuando más necesitas recuperar el control de tu atención y desviarlo hacia otro lugar. Rara vez el bosque es todo negativo o positivo. Es más, lo normal es que esté en equilibrio y que seamos nosotros, con nuestra perspectiva parcial, los que lo valoremos.

2.-Pensamientos negativos

Los pensamientos negativos aparecen en nuestra mente de manera inesperada. Son fruto de nuestras experiencias personales y, en ocasiones, nos distraen de alcanzar los objetivos.

Los pensamientos negativos generan dudas y malestar en nuestro interior. Sin embargo, son naturales y ocurren de manera automática. Te recomendamos aprender ano alimentarlos mientras intentas terminar con ellos.

Mujer con pensamientos negativos

¿Con qué trabajadora te identificas?

Nuestra primera protagonista ha sido capaz de superar los baches con el fin de terminar su jornada con el trabajo hecho. Por lo tanto, ha logrado ganar la batalla a los pensamientos negativos que podían haberse sucedido a partir de los iniciales. Así, a pesar de que en ocasiones vengan mal dadas, es muy importante tener control para impedir que determinadas ideas se reproduzcan en nuestros pensamientos.

Por el contrario, el otro personaje de la historia cede ante la presión que le provoca la lluvia de mensajes negativos que aparecen en su pantalla y que perturban su ritmo de trabajo natural. Observamos como intenta superar una situación inicial que le termina superando. Ella no es mejor ni peor que la primera, solo utiliza la estrategia más adecuada.

En definitiva, la metáfora de la pantalla del ordenador es un buen ejemplo para comprender la importancia de las estrategias de afrontamiento. Estrategias que no operan solo a nivel conductual, sino también a nivel mental.

Óscar Dorado

Soy un apasionado de la comunicación, la escritura y la psicología. Considero, sin ninguna duda, que “la forma en que nos comunicamos con otros y con nosotros mismos, determina la calidad de nuestras vidas".

Ver perfil »
Te puede gustar