La muñeca de Clark y los estereotipos

Edith Sánchez·
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González al
El experimento de la muñeca de Clark demostró que la sociedad sigue inoculando el racismo a través de mensajes sutiles, que muchas veces pasan desapercibidos. Tan es así, que niños muy pequeños ya tienen internalizados los estereotipos de las llamadas “razas”.
 

Cuando se habla de la muñeca de Clark se está hablando de un experimento clásico que se ha replicado cientos de veces en el mundo. Esta prueba se orienta básicamente a determinar cómo de arraigados pueden estar los prejuicios raciales, incluso en niños de muy corta edad.

El experimento de la muñeca de Clark se llevó a cabo por primera vez por el doctor Kenneth Clark y su esposa Mamie Clark, en los años 30. Buscaban evidencias para su tesis de maestría en psicología. En su momento tuvo un enorme impacto, ya que por ese entonces primaba una fuerte discriminación racial en los Estados Unidos, lugar en donde tuvo lugar la prueba.

De hecho, el experimento de la muñeca de Clark fue uno de los elementos de juicio que abordó la Corte Suprema de los Estados Unidos para determinar que las escuelas que segregaban a los niños negros iban en contra de la ley y del espíritu de igualdad que regía la Constitución de ese país. En realidad, se trata de un experimento simple, pero con resultados contundentes.

 

Vivir en cualquier parte del mundo hoy y estar contra la igualdad por motivo de raza o de color es como vivir en Alaska y estar contra la nieve”.

-William Faulkner-

Peones blancos y negros para representar la importancia de los estereotipos

Algunos apuntes sobre el racismo

El racismo es la discriminación social, económica y cultural que un grupo étnico ejerce sobre otro u otros. No existe ninguna razón científica o filosófica que le dé sustento a esta postura ideológica.

El concepto de razas diferenciadas entre los humanos nació en España, básicamente de forma simultánea con la conquista o invasión de América. En ese momento se determinó que existían tres razas: blanca, india y negra.

Antes de la conquista, ya existía la llamada “doctrina de la limpieza de sangre”, por la cual se diferenciaban a los moros y los judíos de los cristianos. Un poco más adelante aparecieron una serie de teorías pseudocientíficas en Europa que proclamaban la existencia de cuatro razas. No eran iguales entre sí, sino que unas eran superiores a otras. Esto justificó varios procesos de dominación en todo el mundo.

Hoy por hoy hay evidencias genéticas, lingüísticas, biológicas y antropológicas que muestran que todos los humanos venimos del mismo ancestro y que este era negro y africano. Hace aproximadamente 8.000 años, todos éramos negros. Las migraciones y las nuevas condiciones geográficas hicieron que se formaran diferentes etnias, manteniendo unas características comunes.

 

El racismo, por tanto, es una matriz ideológica convenientemente inventada. Para esclavizar o explotar pueblos enteros, era necesario crear justificaciones que licitaran las prácticas. Lo más triste es que han pasado siglos y todavía el pensamiento y las prácticas siguen presentes en muchas partes del mundo.

El experimento de la muñeca de Clark

Lo que hicieron los Clark fue algo muy sencillo. Partieron de un grupo de niños negros, de entre 6 y 9 años. A cada uno de ellos se le presentó una muñeca negra y otra blanca. Luego, uno a uno, se le formularon las siguientes preguntas:

  • ¿Qué muñeca es bonita?
  • ¿Qué muñeca es fea?
  • ¿Con qué muñeca te gustaría jugar?
  • Señala a la muñeca mala.
  • Señala que muñeca es buena.
  • Si, se extraviara un chocolate ¿Quién tú crees de ellos dos quien lo tomo?
  • ¿A quién te pareces más de los dos?
  • ¿Cuál tú crees que de los dos muñecos, cuando sea grande va a ser rico?
  • ¿Y cuál de los dos va a hacer pobre?
  • ¿Cuál es la muñeca que se parece a ti?
 

Las respuestas de los niños fueron básicamente las mismas. La mayoría de ellos le atribuía todas la cualidades y virtudes a la muñeca blanca. Lo más sorprendente es que en la última pregunta (¿Cuál es la muñeca que se parece a ti?) los pequeños también señalaban a la muñeca blanca, aunque fuesen niños negros.

Muñeca

Un experimento controversial

El experimento de la muñeca de Clark ha sido replicado en múltiples oportunidades, en otros países y con niños a partir de los 3 años. El resultado es básicamente el mismo en todas las réplicas. Muestra que persiste un sentimiento de inferioridad de las diferentes etnias frente a los blancos.

El punto es que en niños de tan corta edad, el racismo necesariamente es fruto de los estímulos recibidos de su entorno y no de una convicción personal. Muestra que de una manera muy sutil se sigue inoculando la idea de la supuesta superioridad racial.

Los programas de televisión, los comerciales, las bromas, los patrones de belleza y muchos otros mensajes muestran que el racismo sigue vivo. Por eso niños de tan corta edad manifiestan ser portadores de estos estereotipos. El experimento de la muñeca de Clark ha sido cuestionado, pues se cree que debiera tener mayor rigurosidad. Aún así, sigue dando los mismos resultados en diferentes escenarios.

 
Ortiz, M. F., Pumarejo, M. R., Lloréns, H., & Godreau, I. (2009). Violencia racista hacia niños y niñas en la escuela y propuestas hacia la transformación de su auto-estigma. Identidades, 7, 35-55.