La Técnica Pomodoro, un método magnífico para manejar tu tiempo

Edith Sánchez · 21 julio, 2016

Aunque en la actualidad existen muchas técnicas y métodos para optimizar el tiempo y aumentar la productividad, pocas son tan sencillas de utilizar como la Técnica Pomodoro. Esta técnica fue ideada por el italiano Francesco Cirillo, en la década de los años 80 y al día de hoy son muchas las personas que se han beneficiado de utilizarlas en sus vidas.

A muchos nos ha pasado que iniciamos un proyecto con mucho entusiasmo, pero incluso antes de finalizarlo detectamos que va rumbo al fracaso. En la mayoría de los casos, esto obedece a una ausencia de planificación, es decir, a una falta de organización en las tareas que debemos realizar y los periodos de tiempo para ejecutarlas.

Este método sirve para optimizar la administración del tiempo, por esta razón la herramienta principal consiste en hacer uso de un reloj. El trabajo se desarrolla en lapsos denominados “pomodoros”. Un pomodoro equivale a 25 minutos de trabajo ininterrumpido y 5 minutos de descanso.

“No nos podemos dar el lujo de gastar mucho más tiempo en cosas pequeñas del que gastamos en cosas importantes”.

-Jim Rohn-

El fundamento científico

Esta técnica tiene un fundamento científico. Estudios adelantados confirman que el cerebro humano solo puede estar verdaderamente concentrado por un lapso que en promedio es de 25 minutos. De aquí en adelante el cerebro se “desconecta”, lo cual se evidencia en la distracción y el rendimiento disminuye ostensiblemente.

manos con un reloj que marca el presente

Por tanto, el receso de 5 minutos pretende dar un descanso al cerebro, realizando una actividad distinta a la que venía desarrollando. De este modo, cuando se retoma la tarea el rendimiento será óptimo y constante. Vale la pena aclarar que luego de 4 pomodoros seguidos, el descanso debe aumentar a 20 minutos.

Es importante adelantar una planeación básica del trabajo que pensamos realizar. Esta planificación consiste en elaborar una lista con las tareas que pensamos desarrollar. Posteriormente las jerarquizamos, es decir, estimamos el grado de importancia de cada una o establecemos un orden lógico de ejecución. Esto se aplica tanto para actividades cotidianas como para proyectos de mayor envergadura.

Optimización del tiempo

Resulta interesante observar que quienes aplican este método, tienen la posibilidad de observar el número de pomodoros involucrados en el desarrollo de cada tarea. Esto parecería no ser importante, pero lo es. Con el tiempo detectamos periodos de tiempo muertos, por ejemplo, notamos que una tarea que demorábamos 5 pomodoros en realizar, en realidad la podemos hacer en 4 pomodoros.

tiempo

Esto significa que la optimización del tiempo al utilizar este método, no solo rindió sus frutos durante la aplicación de la técnica, sino que con el tiempo adquirimos destreza para continuar optimizando aún más nuestro tiempo. De hecho, la Técnica Pomodoro ha motivado la creación de software y aplicaciones para distintas plataformas y dispositivos.

Aunque en principio fue un método diseñado para ser aprovechado de forma individual, con el tiempo ha demostrado ser igual de efectivo si se implementa en grupos. Esta técnica no solo estimula la satisfacción de logro, sino que promueve la utilización de una baja tecnología al necesitar en su versión más simple: papel, lápiz y un reloj.

Para aplicar la Técnica Pomodoro se deben seguir estos pasos:

  • Elaborar un listado de tareas y elegir la tarea que pensamos realizar
  • Configurar el reloj o cronómetro para que cuente 25 minutos (un pomodoro)
  • Trabajar de manera exhaustiva y continua en la tarea elegida durante 25 minutos
  • Al terminar este lapso, anotar una X al frente de la tarea realizada en el listado
  • Tomar un descanso de 5 minutos
  • Continuar con el siguiente periodo de 25 minutos, anotar otra X, tomar otro descanso de 5 minutos y así sucesivamente hasta terminar la tarea
  • Cada vez que completemos 4 pomodoros, tomar un descanso de 20 minutos

Trucos para mejorar nuestra Técnica Pomodoro

Es fundamental que durante cada pomodoro tengamos la mayor concentración posible frente al trabajo que estamos desarrollando. Es importante que nos blindemos de cualquier elemento distractor.

Saber cuántos pomodoros nos lleva realizar una tarea es muy útil, porque nos permite distribuir nuestro tiempo de manera más eficiente y contar con más tiempo para desarrollar otras actividades.

Con el tiempo, y especialmente cuando se trata de realizar tareas similares, podríamos proponernos la meta de adelantarlas en menor tiempo o de mejorar su calidad, para ser más eficientes y poder contar con más tiempo libre.

tiempo 2