La teoría lingüística de Noam Chomsky

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Paula Villasante
7 mayo, 2019
Un aspecto curioso sobre la gramática generativa es que mayormente está dirigida a hablantes-oyentes ideales. Esto es, supuestas personas que conocen el lenguaje a la perfección y que nunca cometen errores.

La teoría lingüística de Noam Chomsky es una de las teorías más importantes sobre el lenguaje humano. Esta teoría se conoce como la gramática generativa o biolingüística. La teoría explica que existe una estructura mental innata que permite comprender y producir cualquier enunciado en cualquier idioma natural que conocemos. Además, esto posibilita que el proceso de adquirir y dominar el lenguaje requiera muy poco procesamiento en el cerebro para ponerse en marcha y se desarrolle casi automáticamente (1).

A pesar de su importancia, la teoría lingüística de Noam Chomsky es polémica. Así, muchos académicos no creen que sea una explicación demasiado buena a la adquisición del lenguaje y de su funcionamiento. Esta crítica se debe a dos hechos. El primero podría ser la forma en la que Chomsky explica la aparición de los conceptos en la mente, y el segundo es el hecho de que Chomsky cree que ciertos principios sintácticos son universales, conocidos en todos los idiomas (2).

Aspectos generales de la teoría lingüística de Noam Chomsky

En la gramática generativa, la primera distinción de Chomsky es la existente entre la competencia lingüística y actuación lingüística. La competencia corresponde, según el autor, a la capacidad que tiene un hablante-oyente ideal para asociar sonidos y significados conforme a reglas inconscientes y automáticas.

Por otro lado, la ejecución o actuación lingüística hace referencia a la interpretación y comprensión de oraciones de acuerdo con la competencia, pero regulándose además a partir de principios extralingüísticos. Algunos de estos podrían ser las restricciones de la memoria o las creencias, por ejemplo (3).

Un aspecto curioso sobre la gramática generativa es que mayormente está dirigida a hablantes-oyentes ideales. Esto es, supuestas personas que conocen el lenguaje a la perfección y que nunca cometen errores, debido a que no se ven afectadas por distracciones o limitaciones del contexto (4).

Así pues, parece que principalmente la teoría lingüística de Chomsky es una teoría de la competencia, y no de la actuación. Eso es debido a que no explica la producción ni la percepción del lenguaje en circunstancias cotidianas. La teoría lingüística de Chomsky explica el lenguaje en estados abstractos, ideales, traducibles con dificultad a la manera en la que se utiliza el lenguaje actualmente.

Mujer que cuida su tono de voz

Primera gramática generativa

En el libro Estructuras Sintáticas, Chomsky propone la existencia de un dispositivo mental por el cual puede generarse cualquier frase de cualquier idioma natural mediante la conexión de significados y sonidos. Este es el dispositivo de adquisición del lenguaje, que tiene tres componentes: sintáctico, semántico y fonológico.

Componente sintático

Este componente posee una base y un componente transformacional. En primer lugar, la base se compone de un componente categorial y un lexicón. Según la gramática generativa, las entradas léxicas corresponden en rigor a matrices de rasgos semánticos, sintácticos y fonológicos que pueden asociarse a distintas palabras en distintos idiomas (4).

Así, el lexicón estaría formado por conceptos en vez de términos, que existirían antes que sus asociaciones con otras palabras. Por otro lado, el componente categorial consiste en un conjunto de reglas que permiten reescribir frases o conjuntos de frases, de forma que se puedan hacer derivaciones a partir de ellas.

Estas reglas se conocen como reglas ahormacionales y pertenecen a la gramática ahormacional, la cual se considera por este autor insuficiente en sí misma como teoría gramatical global, pero es adecuada para explicar una parte de la adquisición y funcionamiento del lenguaje.

En segundo lugar, el componente transformacional lleva a cabo las reglas transformacionales. Estas implican cambios en la estructura de las cadenas que han sido ya generadas mediante las reglas ahormacionales.

Componente semántico

El componente semántico consiste en un conjunto no específico de reglas semánticas que asigna acepciones a la estructura profunda. El objetivo es convertir una estructura profunda en una representación de significado (2).

Personas hablando

Componente fonológico

Este componente se forma por un conjunto de reglas morfofonémicas que rigen la conversión de morfemas en fonemas. Así, por resumirlo de alguna manera, regulan la pronunciación de palabras y enunciados (5).

Además, en la teoría lingüística de Chomsky se entiende que todas las reglas que permiten la comprensión y producción del lenguaje son lógicas e inconscientes. Estas reglas determinarían, por ejemplo, que en inglés la combinación ig se pronuncie [ay] cuando precede a un final de palabra «nasal», como en el caso de sign [sayn].

En los años 50, Chomsky propuso su teoría para explicar cómo se adquiere, comprende y produce el lenguaje hablado. Esta teoría postula que el habla materna se adquiere de forma automática y básicamente igual en todos los seres humanos. Así, la teoría lingüística de Chomsky se ha criticado por su falta de realismo, razón por la cual se ha tratado como una teoría algo polémica.

  1. Berwick, R. C., & Chomsky, N. (2011). The Biolinguistic Program: The Current State of its Evolution and Development. Biolinguistic Investigations, ed. by A.-M. DI SCIULLO & C. AGUERO.
  2. Birchenall, L. B., & Müller, O. (2014). La teoría lingüística de Noam Chomsky: del inicio a la actualidad. Lenguaje, 42(2), 417-442.
  3. Chomsky, N. (1975). Aspectos de la teoría de la sintaxis (No. 415 C4Y).
  4. Hierro, J. (1976). La teoría de las ideas innatas en Chomsky. Labor, Barcelona.
  5. Chomsky, N. (1956). Three models for the description of language. IRE Transactions on information theory, 2(3), 113-124.