Las discusiones de pareja pueden ser positivas, depende de ti - La Mente es Maravillosa

Las discusiones de pareja pueden ser positivas, depende de ti

Raquel Lemos Rodríguez 25 noviembre, 2015 en Pareja 0 compartidos
Matrimonio de espaldas representando discusiones de pareja

Discutir es algo que consideramos negativo, pero podría ser bueno si supiésemos cómo hacerlo. Hoy nos centraremos en las discusiones de pareja que a muchos de nosotros nos traen de cabeza.

Discusiones que provocan que estemos mal con nuestra pareja, que nos sintamos mal, que tengamos que pedir perdón y, en ocasiones, llegan a tal punto que causan hasta una ruptura. Pero, al igual que aprendemos a hablar, a debatir, a exponer y a otras miles de cosas, también debemos aprender a discutir, sobre todo a discutir con nuestra pareja.

¿Por qué no aprendemos sobre esto? Porque siempre cerramos los ojos y hacemos oídos sordos a todo aquello que consideramos negativo y que no se debería de producir. Hoy cambiaremos esto, ¡aprendamos a discutir!

Las discusiones de pareja son normales

Muchas parejas consideran que cuando discuten es porque algo no va bien, y que lo normal es que no se discuta en ningún momento, o en muy pocos. Nada más lejos de la realidad.

Las discusiones de pareja pueden ser positivas, depende de ti (2)

Las discusiones implican diferencias entre dos personas que mantienen una relación. Algo que nos ocurre constantemente con nuestros hermanos, nuestros padres y nuestros amigos, entre muchas más personas que no mencionamos aquí.

Si ocurren estas discusiones en nuestra propia familia, ¿cómo no han de ocurrir en la pareja? No somos personas y, es más, las discusiones pueden fortalecer la relación.

Con las discusiones de pareja podemos solucionar problemas que de otra manera pueden agravarse y convertirse en una verdadera tortura. Las discusiones nos permiten conocer esas diferencias entre nosotros y encontrarles una solución que beneficie a la pareja.

Cuando en una pareja no hay discusiones, debes preocuparte. Algo está mal y lo normal en esta situación es que uno de los dos no diga realmente lo que piensa.
Compartir

Esto es frustrante para la persona que sí lo hace, pues en este caso en el que hay una diferencia y se necesita discutir falta algo. ¿Sabes qué es? Exacto, la comunicación. Sí, discutir es comunicarse, aprender y descubrir qué está ocurriendo en nuestra relación, qué problemas tenemos, cómo podemos solucionarlos y descubrir algo nuevo de nuestra pareja.

¡Aprende cómo discutir con tu pareja!

Seguramente pienses que no hay mucha ciencia para saber cómo discutir, pero esto es un error. No siempre des por supuesto algo, porque puedes estar equivocado. En este caso, hay 3 puntos fundamentales que has de tener en cuenta en las discusiones de pareja:

  • Piensa y después habla, porque durante las discusiones estamos calientes y podemos decir cosas que no queremos y que nos salen sin pensar, algo que posteriormente lamentaremos.
  • Analiza y piensa “cómo lo dices”, es decir, muchas cosas que decimos disparan emociones que pueden ser positivas o negativas. Durante una discusión, explota aquellas que puedan ser positivas, ya que las negativas pueden herir de forma equívoca a nuestra pareja.
  • Escucha a tu pareja, porque uno de los mayores problemas es no escuchar y soltar por la boca lo primero que se nos pasa por la mente. Escucha y verás cómo la discusión irá por buen camino.

Estos puntos no pretenden ignorar el principal problema que nos ha llevado a tener esta discusión con nuestra pareja. Simplemente, es una forma de llevar bien la discusión e intentar llegar a un acuerdo.

En ocasiones, llegamos a explotar porque quizás llevamos tiempo aguantando algo, y por eso en una discusión pueden salir todos los trapos sucios inimaginables.

No ataques a la otra persona y sé sincero

Hombre arrastrando corazones de piedra que simbolizan discusiones de pareja

Es importante que se tengan discusiones de pareja, que seas sincero y que no guardes para ti lo que inminentemente un día saldrá, sea como sea y sin control alguno.

Lo difícil no es tener discusiones con tu pareja, lo verdaderamente difícil es saber cómo resolverlas y continuar juntos por el camino que habéis elegido
Compartir

Atacar a la otra persona, ignorarla, estar a la defensiva, buscar quién tiene la razón, son reacciones que probablemente hayas tenido alguna vez en alguna discusión. Estas son un grave error, porque intentas dañar de forma gratuita a tu pareja sin motivo alguno.

Te sientes dolido y quieres defenderte, en vez de intentar saber qué problema hay y cómo resolverlo. Ahora que sabes cómo discutir, pon en práctica los 3 sencillos puntos con los cuales tus discusiones fortalecerán tu relación.

Imágenes cortesía de Pascal Campion, y Art DK

Raquel Lemos Rodríguez

Soy escritora y una apasionada de la música. Rodeada de libros desde pequeña, siento la necesidad de plasmar escribiendo aquello que me inquieta y provoca curiosidad.

Ver perfil »
Te puede gustar