Las mejores frases de HP Lovecraft

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 9 noviembre, 2018
Pedro González Núñez · 10 noviembre, 2018
Sorpréndete con las mejores frases de HP Lovecraft, un maestro del terror con una mente torturada y lúcida.

Entre las mejores frases de HP Lovecraft, lejos de pensar en una mente torturada capaz de crear universos horripilantes y asfixiantes, también podemos encontrar citas lúcidas y célebres por la sabiduría que esconden.

HP Lovecraft tuvo una efímera carrera como escritor, interrumpida por su muerte prematura a los 47 años. No obstante, su capacidad para soñar distopías e imaginar ciencia ficción y terror ha marcado a un buen número de lectores en todo el mundo en el último siglo.

Dicho esto, ¿qué te parece si nos introducimos en lo más profundo del cerebro del torturado autor? Algunas de las célebres frases de HP Lovecraft son en buena medida un fiel reflejo que la sociedad en que vivió y de su forma de ver el mundo, lo que resulta muy interesante.

La mala vida

“La muerte es misericordiosa, ya que de ella no hay retorno; pero para aquel que regresa de las cámaras más profundas de la noche, extraviado y consciente, no vuelve a haber paz”.

Para HP Lovecraft, la muerte era el final. Sin embargo, consideraba que las personas que practicaban la mala vida, enfocadas en el alcohol, el vicio y la noche entendida desde una mentalidad de comienzos del siglo XX, eran seres torturados y perseguidos que solo encontraban la paz después de la muerte.

Chica con problema de adicción a sustancias

El poder de la voluntad

“¡Ojalá los dioses misericordiosos, si existen efectivamente, protejan esas horas en que ningún poder de la voluntad, ni las drogas inventadas por el ingenio del hombre, pueden mantenerme alejado del abismo del sueño!”.

HP Lovecraft no creía que la voluntad fuera capaz de luchar contra ciertos elementos. En esta frase se refiere al sueño, pero también habla de drogas capaces de alejarnos de la realidad.

Aunque pone en duda que exista un poder divino, parece querer confiar en que haya algo más allá que dé sentido a su mundo, a sus debilidades y a su incapacidad de luchar contra sí mismo y de vencer sus abismos personales.

El empirismo de las personas ganadoras

“Los hombres de más amplia mentalidad saben que no hay una distinción clara entre lo real y lo irreal; que todas las cosas parecen lo que parecen sólo en virtud de los delicados instrumentos psíquicos y mentales de cada individuo, merced a los cuales llegamos a conocerlos; pero el prosaico materialismo de la mayoría condena como locura los destellos de clarividencia que traspasan el velo común del claro empirismo”.

Esta extensa frase guarda una sorprendente complejidad en su interior. Es posible que el torturado autor quiera decir que solo las personas clarividentes y de mentalidad abierta son capaces de entender que todo varía según la personalidad de quien mira.

Tal vez por eso una gran mayoría está condenada a vivir en el materialismo en lugar de intentar ver algo tal como es, a lo que solo se podría llegar por medio de la experiencia y el empirismo.

El miedo

“La emoción más antigua y más intensa de la humanidad es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido”.

HP Lovecraft supo muy pronto la importancia del miedo en el ser humano. De hecho, explotó como pocos esta emoción sin la cual no habríamos sobrevivido. Y es que estamos hablando de una herramienta que nos permite ser más sensatos y comedidos, actuando con sentido común ante lo desconocido y lo peligroso primando la supervivencia propia.

Mujer llorando abrazada a su pareja

Ser uno mismo

“Ni la muerte, ni la fatalidad, ni la ansiedad, pueden producir la insoportable desesperación que resulta de perder la propia identidad”.

Otra de las grandes obsesiones de Lovecraft fue mantenerse fiel a sí mismo. Pese a los quebraderos de cabeza y desgracias que algo así le conllevó, trató de no perder en ningún momento su verdadera identidad, sabiendo siempre quién era, para lo bueno, pero también para lo malo.

Lovecraft en estado puro

“Los hombres de ciencia sospechan algo sobre ese mundo, pero lo ignoran casi todo. Los sabios interpretan los sueños, y los dioses se ríen”.

Acabamos con una de las frases de HP Lovecraft que describen su compleja personalidad en estado puro. ¿Cómo interpretar esta cita? Aquí se ven sus temores por el poder de los grandes dioses, su pasión por la interpretación de los sueños y su extraña creencia sobre la ciencia y la investigación. ¿Qué quiso decir realmente? Solo él lo sabría…