Las 98 mejores frases de Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis

Recopilamos las mejores frases de Sigmund Freud para que descubras qué pensaba el padre del psicoanálisis sobre la vida, la muerte, la libertad o las pasiones.
Las 98 mejores frases de Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 28 octubre, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 26 octubre, 2021

Última actualización: 28 octubre, 2021

Sigmund Freud fue una de las figuras intelectuales más importantes del XX. No solo es el padre del psicoanálisis, sino que sus ideas cambiaron por completo los paradigmas de interpretación del hombre en casi todas las áreas. Figura polémica por donde se le mire, te presentamos 103 frases de Sigmund Freud para que conozcas parte de su pensamiento.

Aunque por supuesto ninguna de las sentencias que reunimos escapan de las ideas del psicoanálisis, hemos tratado que las frases de Sigmund Freud desborden las fronteras de este escuela de pensamiento. De esta manera, encontrarás ideas sobre la vida, la muerte, la humanidad, la felicidad o las pasiones. Así descubrirás los postulados del intelectual austríaco.

Las mejores frases de Sigmund Freud

Las opiniones sobre los aportes de Freud en el curso de la humanidad son tan variadas como contradictorias. Hay quienes leen sus obras como literatura y filosofía, otros como tratados de medicina de gran validez.

Sea como fuere, las frases de Sigmund Freud que te presentamos deambulan por casi todos los tópicos importantes que incumben a la vida:

1. “Ser completamente honesto con uno mismo es un buen ejercicio”.

Aunque no siempre uno que sea fácil de ejecutar. La honestidad que ejerces hacia ti mismo requiere valentía, compromiso y por supuesto sincerarte con quién eres, tu identidad y tus deseos.

2. “La mayoría de la gente no quiere realmente la libertad, porque la libertad implica responsabilidad y la mayoría de la gente le teme a la responsabilidad”.

Esta es una de las frases de Sigmund Freud que puedes encontrar en La civilización y sus descontentos (1930). Freud dedicó varias líneas a la libertad.

3. “El amor y el trabajo son piedras angulares de nuestra humanidad”.

Y lo eran también para el propio Freud, como apuntó en varias ocasiones en su vida. Tanto si pretendes rehuir de ellos como no, es innegable el papel que tienen el trabajo y el amor en la vida de un hombre.

4. “El que tiene ojos para ver y oídos para oír puede convencerse a sí mismo de que ningún mortal puede guardar un secreto. Si sus labios callan, charlan con las yemas de sus dedos; la traición rezuma de él por cada poro”.

Palabras que encuentras en Conferencias introductorias al psicoanálisis. Si alguna vez has confiado un secreto muy importante, seguro que habrás pensado en esto.

5. “Nunca estamos tan indefensos contra el sufrimiento como cuando amamos”.

Otra de las sentencias que todo lector podrá corroborar. Amar es desnudar una parte de ti, lo que inevitablemente te expone al sufrimiento.

Silueta de una pareja en el cielo

6. “El que ama se vuelve humilde. Aquellos que aman, por así decirlo, han empeñado una parte de su narcicismo”.

O al menos solo aquellos que aman de verdad. Quien practica un falso amor no suele estar muy ligado con la humildad.

7. “Los hombres son más morales de lo que piensan y mucho más inmorales de lo que pueden imaginar”.

Una de las frases de Sigmund Freud sobre la moral más conocidas.

8. “La intención de que el hombre sea feliz no está en los planes de la creación”.

Tampoco está en los planes de la naturaleza. Esto no impide que el hombre desee incluirla dentro de sus propósitos de vida. Si quieres leer qué pensaban otros intelectuales al respecto, te dejamos con las mejores frases de la felicidad.

9. “Los hombres son fuertes siempre que representen a una idea fuerte, se vuelven impotentes cuando se oponen a ella”.

La fortaleza de un hombre se mide en relación con la potencia de sus ideas. Esto se materializa en todos sus aspectos, en sus acciones y en el ejercicio de sus palabras, por ejemplo.

10. “Cuanto más perfecta es una persona por fuera, más demonios tiene por dentro”.

Llegamos así a la primera de las frases de Sigmund Freud sobre el inconsciente. Lo que yace dentro es más grande de lo que yace afuera, aunque a veces no se pueda atisbar su presencia a simple vista.

11. “Lo que llamamos felicidad en el sentido más estricto proviene de la satisfacción, preferiblemente repentina, de necesidades que han sido reprimidas en un alto grado”.

En síntesis, para llegar a la felicidad debemos satisfacer los placeres que hemos reprimido.

12. “La sociedad civilizada está perpetuamente amenazada por la desintegración debido a la hostilidad de los hombres entre sí”.

Una de las frases de Sigmund Freud sobre la guerra más citadas, la primera de muchas que recogemos el día de hoy. El belicismo como característica central del hombre es una idea compartida por muchos pensadores.

13. “Así como nadie puede ser forzado a creer, tampoco nadie puede ser forzado a ser incrédulo”.

También aplica cuando se pretende forzar a abandonar una u otra postura.

14. “El primer requisito de la civilización es la justicia”.

Y es además una de las tantas manifestaciones de un estado.

15. “Una religión, incluso si se llama a si misma una religión de amor, debe ser dura y sin amor para aquellos que no pertenecen a ella”.

De hecho es una manifestación que podemos corroborar en los sistemas de organización de creencias más importantes.

16. “El que sabe esperar no tiene por qué hacer concesiones”.

Ideas que encontramos en su obra Psicología de grupo y análisis del ego (1921). No solo aplica para el que sabe esperar, sino para el que está convencido de sus ideales.

17. “Qué audaz se vuelve uno cuando está seguro de que es amado”.

Así como amar te deja indefenso ante el sufrimiento, como ya apuntamos en otras frases de Sigmund Freud, también puede impregnarte una audacia que no consigues por otros medios.

18. “Un día, en retrospectiva, los años de lucha te parecerán los más hermosos”.

Aunque para el momento en el que tienes que luchar no lo veas de esa manera.

19. “Somos lo que somos porque hemos sido lo que hemos sido”.

Una idea capital en el pensamiento de Sigmund Freud y en toda la corriente del psicoanálisis.

20. “En los pequeños asuntos confía en tu mente, en los grandes en el corazón”.

Un pensamiento que puedes abrazar como filosofía de vida al momento de tomar decisiones.

21. “Todo el mundo le debe una muerte a la naturaleza”.

La cita con la muerte es común para todos los seres vivos. Aunque ninguno de nosotros sabe dónde o en qué momento será, debemos estar preparados para asistir a ella.

22. “La libertad del individuo no es un regalo de la civilización. Fue más grande antes de que existiera cualquier civilización”.

Y es algo que se obtiene permanentemente mediante la acción del propio hombre. La libertad no un derecho que nos pertenece, es uno que debemos conquistar.

23. “Los lugares a menudo se tratan como personas”.

También se recuerdan con tanto cariño con quienes han dejado una huella dentro de nosotros.

24. “Los hombres no son criaturas que quieren ser amadas, y que a lo sumo pueden defenderse si son atacadas; son, por el contrario, criaturas entre cuyas dotes instintivas debe contarse una poderosa parte de agresividad”.

Es un tópico que encontrarás en otras frases de Sigmund Freud.

25. “Nunca estamos tan desamparados y desdichados como cuando hemos perdido nuestro objeto amado o su amor”.

Una de las tantas maneras en las cuales el amor nos hace vulnerables es que estamos expuestos a su pérdida. La desdicha de la pérdida del amor, en cualquiera de sus manifestaciones, no se compara con ninguna otra.

26. “En mi experiencia, la mayoría de los seres humanos son basura, sin importar si se suscriben públicamente a esta o aquella doctrina ética, o a ninguna. Eso es algo que no se puede decir en voz alta, ni siquiera pensar”.

Freud apuntó en varias ocasiones que el hombre no es solo bondad, honradez, inteligencia o principios. Hay otra cara de la moneda, una que con frecuencia se omite.

27. “La civilización comenzó la primera vez que una persona enojada lanzaba una palabra en lugar de una piedra”.

Este es el inicio de todo lo que podemos ver hoy en día.

28. “Un hombre no debe esforzarse por eliminar sus complejos, sino por ponerse de acuerdo con ellos: son legítimamente lo que dirige su conducta en el mundo”.

Sin este pacto ningún hombre puede transitar muy lejos antes de que se tropiece con un obstáculo en el camino.

29. “Con palabras un hombre puede bendecir a otro o llevarlo a la desesperación”.

Las palabras tienen un influjo más importante del que pensamos.

30. “Todo el mundo tiene deseos que no le gustaría contar a los demás, que no quiere admitir ni siquiera para sí mismo”.

Y que por tanto busca suprimir. Estos no se pueden contener por completo, así que tarde o temprano terminan saliendo hacia la superficie. Lo hacen, por ejemplo, a través de los sueños.

31. “Todo hombre debe descubrir por sí mismo de qué manera debe salvarse”.

Es una batalla que no puede prolongar durante mucho tiempo. Es, además, una que debe enfrentar solo.

Persona entre dos caminos

32. “Así como un hombre de negocios cauteloso evita invertir todo su capital en una sola apuesta, la sabiduría probablemente también nos exhortaría a no anticipar toda nuestra felicidad a una sola cosa”.

Otra de las frases de Sigmund Freud sobre la felicidad que no podíamos dejar por fuera de nuestra lista.

33. “La muerte de un padre es el evento más importante, la pérdida más desgarradora y conmovedora en la vida de un hombre”.

Y por tanto una de las más difíciles de superar.

34. “Los cristales revelan sus estructuras ocultas solo cuando se rompen”.

Así que con frecuencia hay que llegar hasta los límites para poder apreciar en qué consiste el objeto en sí mismo. Hay cosas que no se pueden ver desde la superficie.

35. “La historia no es más que gente nueva que comete viejos errores”.

Algo que además sucede por su propio desconocimiento. Quien no conoce su pasado está destinado a repetirlo.

36. “El sueño es la liberación del espíritu de la presión de la naturaleza externa, un desprendimiento del alma de las cadenas de la materia”.

Una de las frases de Sigmund Freud sobre los sueños más citadas.

37. “Solo las mentes científicas reales, raras y verdaderas pueden soportar la duda que está unida todo nuestro conocimiento”.

Por más que lo intentes nunca podrás apartar la duda de tu camino. Este es el aliciente que te motiva seguir adelante.

38. “El virtuoso se contenta con soñar lo que hace el impío en la vida real”.

Una manera curiosa de valorar qué son los sueños. Sin importar que se ejerza de manera pública o en privado, el hombre no puede escapar de sus vicios.

39. “El conocimiento es la manipulación intelectual de observaciones cuidadosamente verificadas”.

De modo que no es solo información. Quien confunde conocimiento con información navega en dirección contraria al de la sabiduría.

40. “En el fondo de mi corazón no puedo evitar estar convencido de que mis queridos semejantes, con algunas excepciones, no valen nada”.

Ideas que se conectan a otras que ya hemos apuntado. La opinión la opinión del psicólogo austríaco no era del todo favorable con respecto a la humanidad.

41. “La humanidad es irracional en el más alto grado, por lo que no hay posibilidad de influir en ella con argumentos razonables. Contra el prejuicio no se puede hacer nada”.

El prejuicio o las trompetas de la irracionalidad es lo que ha llevado al hombre al borde del acantilado.

42. “Nunca podemos rendirnos, solo intercambiamos una cosa por otra”.

Cuando has fracasado una y otra vez, a veces la única opción viable es reconsiderar el objeto que se desea alcanzar.

43. “Soñar, en resumen, es uno de los dispositivos que empleamos para eludir la represión, uno de los principales métodos de representación indirecta en la mente”.

Palabras que encontramos en las famosas anotaciones de Freud con respecto al caso de Dora.

44. “Homo homini lupus. ¿Quién, frente a toda su experiencia de vida y de historia, tendrá el valor de disputar esta afirmación?”.

El hombre es el lobo del hombre. Una locución que desborda el plano del lenguaje y que se materializa día a día en la realidad.

45. “Vivimos en tiempos muy notables. Nos encontramos con asombro que el progreso ha concluido una alianza con la barbarie”.

Lo que nos incita a dilucidar que tarde o temprano será engullido por ella. No se puede pactar con la barbarie y esperar salir ileso del trato.

46. “Los sueños nos dicen muchas verdades biológicas desagradables sobre nosotros mismos y solo las mentes muy libres pueden prosperar con ello”.

La interpretación de los sueños es uno de los pilares sobre los cuales se sostiene el psicoanálisis. Es por esto que muchas frases de Sigmund Freud hacen referencia a ellos.

47.  “La voz del intelecto es suave, pero no descansa hasta que ha ganado una audiencia. Al final, después de un sinfín de rechazos, tiene éxito. Este es uno de los pocos puntos en los que uno puede ser optimista sobre el futuro de la humanidad”.

Porque detrás de todo hombre yace la vela de la razón. Está en él si decide encenderla o no.

48. “Un hombre que ha sido el favorito indiscutible de su madre conserva de por vida el sentimiento de un conquistador, esa confianza en el éxito que a menudo induce al éxito real”.

Al igual como es la figura del padre, la figura de la madre es una idea capital dentro del psicoanálisis.

49. “Las flores son relajantes a la vista. No tienen emociones y conflictos”.

Puede que en ello radique nuestro éxtasis al momento de disfrutar de ellas.

Mano sujetando una flor

50. “La religión es comparable a la neurosis infantil”.

Estas palabras las encuentras en su obra El futuro de una ilusión (1927).

51. “Fumar es indispensable si uno no tiene nada qué besar”.

Sin duda un sustituto que transmite calor con su compañía.

52. “El precio que pagamos por nuestro avance en la civilización es una pérdida de felicidad debido al aumento del sentimiento de culpa”.

Los sentimientos de culpa, esto es, la asimilación de los prejuicios de la sociedad, son la razón por las cuales no puedes abrazar a la felicidad.

53. “A los amantes de los cuentos de hadas no les gusta cuando la gente habla de las tendencia innatas de la humanidad hacia la agresión, la destrucción y la crueldad”.

Otra de las frases de Sigmund Freud sobre el hombre que apunta hacia ese lado que algunos quieren hacer creer que no existe.

54. “Las fuerzas motrices de las fantasías son deseos insatisfechos, y cada fantasía es el cumplimiento de un deseo, una corrección de una realidad insatisfactoria”.

Las fantasías son ilusiones en tanto en cuanto no las materialices en la realidad. Estas se relacionan con el deseo y en muchos casos con la felicidad.

55. “Cuando alguien me abusa puedo defenderme, pero de los elogios estoy indefenso”.

Conviene entonces no dejarse seducir mucho por ellos. Pueden afectar tanto tus ideas y tu pensamiento como las críticas negativas.

56. “¿No podríamos decir que cada niño que juega se comporta como un escritor creativo, en el sentido de que crea un mundo propio o, más bien, reordena las cosas de su mundo de una manera nueva que le agrada?”.

La imaginación de un niño permite creer historias que están a la par de cualquiera que haya escrito un autor avezado.

57. “Es un honor tener muchos enemigos”.

La envidia es una de las manifestaciones más siniestras de la admiración. Es natural que algunos se sientan orgullosos de tener enemigos que les envidien.

58. “El mismo énfasis del mandamiento de No matarás asegura que somos descendientes de una cadena interminable de generaciones de asesinos”.

Otra de las frases de Sigmund Freud que explora la naturaleza real del hombre. Te invitamos a indagar en su pensamiento a través de Sigmund Freud Archives.

59. “Qué contraste tan angustioso hay entre la inteligencia radiante del niño y la mentalidad débil del adulto medio”.

Uno que además cualquiera puede corroborar en su experiencia diaria.

60. “El humor es un medio de obtener placer a pesar de los efectos angustiantes que se relacionan con él”.

El propio Freud escribió una obra entera sobre el humor con el nombre de El chiste y su relación con el inconsciente (1905).

61. “Con la persona que ha fallecido adoptamos una actitud especial: algo así como la admiración por alguien que ha cumplido”.

Un actitud que camina en paralelo con los sentimientos de pérdida.

62. “La profunda oscuridad del trasfondo de nuestra ignorancia es apenas iluminada por algunos destellos de perspicacia”.

Tal como lo haría una vela, para recoger el ejemplo que hemos dado al comentar frases de Sigmund Freud anteriores.

63. “Las ilusiones se nos recomiendan porque nos ahorran dolor y nos permiten disfrutar del placer. Por lo tanto, debemos aceptar sin quejas cuando a veces chocan con un trozo de realidad con el que se hace pedazos”.

Porque, tarde o temprano, toda ilusión debe tener una cita con realidad. Es una cita ineludible y una que además determinará si esta sobrevive o no.

64. “Un comportamiento del ser humano en materia sexual es a menudo un prototipo del conjunto de sus otros modos de reacción en la vida”.

De manera que no es más que una extensión de quién se es en realidad. No un lado oculto, o uno paralelo; sino uno complementario.

65. “El único comportamiento sexual antinatural es ninguno”.

Palabras que se complementan con las anteriores. Se cuentan junto a ellas entre las mejores frases de Sigmund Freud sobre el sexo.

66. “Cuando un hombre se libera de la religión tiene más posibilidades de vivir una vida normal y sana”.

Y adquiere además una mayor libertad, según Freud.

67. “Hay pocas cosas que agraden más a los niños que cuando un adulto se rebaja a su nivel, renuncia a su superioridad opresiva y juega con ellos de igual a igual”.

Y, si se quiere, también hay cosas que agraden más a un adulto en el fondo que hacer lo propio.

68. “El conservadurismo, sin embargo, es con demasiada frecuencia una excusa bienvenida para las mentes perezosas, reacias a adaptarse a las condiciones que cambian rápidamente”.

La esencia de una mente conservadora radica en rechazar todo tipo de cambio, sin importar cuál sea su naturaleza.

69. “Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla”.

Tienes que lidiar con las consecuencias de las cosas que decides compartir, pero también con aquellas que eliges callar.

70. “Ninguna probabilidad, por seductora que sea, puede protegernos del error; incluso si todas las partes de un problema parecen encajar como las piezas de un rompecabezas, hay que recordar que lo probable no tiene que ser necesariamente la verdad, y la verdad no siempre es probable”.

Al igual que la duda, el error forma parte de toda búsqueda del conocimiento y de la verdad. Temerle a él es temerle también a lo que es la verdad en sí misma.

71. “Si quieres soportar la vida prepárate para la muerte”.

Si no lo haces, atarás a tu cuerpo un yunque que te impedirá disfrutar la vida en todo su esplendor.

72. “Pero cuanto menos sabe un hombre de su pasado y de su presente, más inseguro debe resultar su juicio sobre el futuro”.

De manera que la ecuación contraria proporciona seguridad. Hacer las paces con quién eres o con quién has sido es una de las maneras de hacerlas con quien serás.

Mujer triste dudando

73. “Lo que no recordamos lo repetimos”.

Ideas que siguen la línea de las frases de Sigmund Freud sobre la historia.

74. “Al tomar una decisión de menor importancia siempre me ha resultado ventajoso considerar todos los pros y los contras”.

Un cita que por lo general solo reservamos para las decisiones importantes. No por ser pequeñas sus consecuencias han de pasar desapercibidas.

75. “El instinto de amor hacia un objeto exige un dominio para obtenerlo, y si una persona siente que no puede controlar el objeto, o se siente amenazado por él, siempre actuará negativamente”.

Algo que se manifiesta con frecuencia en el carácter del ser humano.

76. “Se dice que todos los grandes hombres están obligados a conservar una parte infantil”.

Aunque renieguen de ella o la deseen sepultar. Estas palabras se corresponde con su obra Un recuerdo infantil de Leonardo da Vinci (1910).

77. “Cuando uno no tiene lo que quiere, debe querer lo que tiene”.

Un consejo que te puede servir para evitar vivir de forma permanente en las ciudades de la ilusión.

78. “La belleza no tiene un uso evidente; tampoco existe una clara necesidad cultural para ella. Sin embargo, la civilización no podría prescindir de esta”.

Y nadie renegará de su participación, por otro lado.

79. “No cree quien no vive su creencia”.

Creer en algo y no hacerlo una filosofía de vida es ser un hipócrita o cuanto menos un impostor. Si de verdad quieres algo, debes materializarlo en tu día a día, por pequeña o grande que sea la idea.

80. “Pero una cosa de los seres humanos que más me desconcierta es su esfuerzo consciente por conectarse con el objeto de su afecto, incluso si este los mata lentamente por dentro”.

A veces llevamos a los límites la necesidad de satisfacer nuestros deseos, aun cuando esto implique exponer la propia integridad o seguridad.

81. “La gran mayoría de las personas tienen una fuerte necesidad de una autoridad a la que admirar, a la que someterse, que los domine y, en ocasiones, incluso los maltrate”.

Porque la autoridad siempre infunde respeto, uno que por el que no se teme subordinar.

82. “La escasa satisfacción que el hombre puede extraer de la realidad lo deja hambriento”.

Y es por esto que recurre a la ilusión. Las compuertas del idealismo no son más que un escape de la realidad.

83. “Las palabras eran originalmente mágicas, y la palabra conserva gran parte de su poder mágico incluso hoy”.

Como ya se ha expuesto en otras frase de Sigmund Freud, su poder no pasa desapercibido frente a las personas.

84. “Es una predisposición de la naturaleza considerar falsa una idea desagradable, y entonces es fácil encontrar argumentos en contra”.

Como por ejemplo rechazar las ideas en torno a los aspectos negativos del hombre. El hombre no es solo bondad, y aunque se rechace esta tesis por ser desagradable, para algunos no dejará de ser cierta.

85. “Amar al prójimo como a uno mismo, un mandamiento que está realmente justificado por el hecho de que nada más va en contra de la naturaleza original del hombre”.

Porque este siempre procura su propio bienestar.

86. “Quien carece de sexo habla de sexo, el hambriento habla de comida, quien no tiene dinero de dinero y nuestros oligarcas y banqueros hablan de moralidad”.

Una de las frases de Sigmund Freud sobre política que no podíamos dejar por fuera al hacer nuestra recopilación.

87. “Un amor que no discrimina me parece que pierde una parte de su propio valor, al hacer una injusticia a su objeto; y en segundo lugar, no todos los hombres son dignos de amor”

Esta última afirmación es otro de los tantos ejemplos de una verdad desagradable.

88. “El amor en forma de anhelo y privación reduce la autoestima”.

Porque ni el anhelo ni la privación del amor permite que este se consuma.

89. “Nadie cree en su propia muerte. En el inconsciente todos están convencidos de su propia inmortalidad”.

De manera que asimilarlo no se hará de forma espontánea. Es algo que debes hacer operatoriamente en la realidad.

90. “La ilusión no puede tener valor si nos lo hace más difícil”.

Y en ello radica la importancia de asimilar los postulados idealistas con mucho cuidado. Algunas veces pueden hacer que la vida sea más difícil de lo que es.

91. “Cuanto más accesible a los hombre son los frutos del conocimiento, más extendido es el declive de las creencias religiosas”.

Una correspondencia que Freud señalo en varias de sus obras.

92. “La felicidad es el cumplimiento tardío de un deseo prehistórico. Por eso la riqueza trae tan poca felicidad: el dinero no era un deseo de la infancia”.

Tienes que encontrar entonces ese objeto del pasado que de verdad te hacía feliz y asumirlo desde el presente.

93. “En cuanto cierto número de seres vivos se reúnen, trátese de un rebaño o de una multitud humana, los elementos individuales se colocan instintivamente bajo la autoridad de un jefe”.

Algo que ha sido estudiado en lo que se conoce como la psicología de las masas.

94. “El individuo en realidad lleva una doble existencia: una diseñada para servir a sus propios propósitos y otra como eslabón de una cadena en la que que sirve en contra o, en todo caso, sin voluntad propia”.

De manera que es inevitable que nazca un conflicto. No es posible un equilibrio perfecto, así que tarde o temprano debes elegir por cuál de las dos deseas apostar.

95.  “La oposición no es necesariamente enemistad”.

Aunque así nos lo hagan saber desde algunos círculos. Personas que militan en ideas opuestas no tienen por qué ser enemigos.

96. “La intolerancia de los grupos se manifiesta a menudo con más fuerza contra las pequeñas diferencias que con las fundamentales”.

Palabras que se conectan con las anteriores. También unas que podemos apreciar en el modelo de sociedad actual.

97. “Una serie de reproches a otras personas lleva a sospechar la existencia de autorreproches con el mismo contenido”

Una idea con la que todos estamos familiarizados. A veces se critica aquello que no se quiere aceptar en el interior.

98. “No quiero nunca pertenecer a ningún club que acepte como socio a alguien como yo”

Finalizamos esta lista de frases de Sigmund Freud con estas palabras que en ocasiones se atribuyen a Groucho Marx. Sea como fuere, sin duda resultan originales y te dan para pensar.

Con esta última reflexión despedimos esta selección de frases del padre del psicoanálisis. Te invitamos a leer las obras citadas en caso de que desees estudiar las ideas con mayor detenimiento.

Te podría interesar...
10 extraordinarias frases sobre psicoanálisis
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
10 extraordinarias frases sobre psicoanálisis

Hay infinidad de frases sobre psicoanálisis. Algunas ilustran con claridad lo que significa este ámbito del saber. Esta es una selección.