Mi hijo no quiere ir al colegio: ¿por qué y qué hago?

¿Tú hijo no quiere ir al colegio? ¿Qué causa este tipo de comportamientos? ¿No sabes qué hacer en esta situación? Sigue leyendo y encuentra las respuestas a estas preguntas.
Mi hijo no quiere ir al colegio: ¿por qué y qué hago?
José Padilla

Escrito y verificado por el psicólogo José Padilla.

Última actualización: 09 septiembre, 2022

Los cambios suelen dar miedo, y a los más pequeños también. Que un peque no quiera ir a clases de vez en cuando no es un problema. No obstante, cuando esto ocurre de manera muy frecuente, por no decir que todos los días, es indispensable detectar qué está ocurriendo.

Existen muchos motivos por los que un niño puede preferir quedarse en casa, como el deseo de tomarse un día libre para recargar energías. Ten en cuenta también que el rechazo de la escuela puede estar relacionado con la ansiedad. Estudios señalan que los miedos escolares intensos pueden afectar hasta el 18 % de los niños entre 3 y 14 años.

Si estás atravesando este tipo situaciones en tu casa, en este artículo encontrarás una guía para saber qué hacer.  Profundicemos.

Niño agarrado a las piernas de su madre con trauma precoz materno
Si tu hijo iba al colegio contento y de un día para otro no quiere ir es porque algo le ha sucedido.

Mi hijo no quiere ir al colegio: ¿por qué?

Existen múltiples razones por las que tu hijo no quiere ir al colegio. Este tipo de rechazos es un problema complejo que hunde sus raíces en diferentes causas:

  • Miedo a separarse de sus padres.
  • Temor a diversos eventos relacionados con la escuela como ser golpeado por un compañero, ser objeto de burlas, ser criticado en clase, hablar delante de la clase, ser enviado al director, hacer exámenes, desvestirse a la hora del deporte; posible diagnóstico de fobia específica o social.
  • Problemas de ansiedad generalizada o depresión.

Si tu hijo no quiere ir al colegio, de un día para otro, después de haber estado asistiendo contento a él, es una señal de que algo le ha sucedido. Si su negativa a asistir se presenta justo después de las vacaciones, es comprensible que no desee asistir porque en casa está feliz con sus juguetes y sin las responsabilidades de hacer las tareas del colegio.

Otro motivo que puede desembocar en el rechazo de la escuela es un cambio en casa, en la dinámica familiar. Un divorcio, la falta de afecto o los conflictos entre los padres pueden generan un natural sentimiento de inseguridad en el menor.

Por ejemplo, si uno de los padres lo buscaba al salir, pero ya no sucederá, puede motivar al niño a no querer ir para no sentir el malestar emocional causado por esa ausencia que observará al final de la jornada.

Otra causa podría ser un problema de salud. Tal vez el problema comience a manifestarse a través de este rechazo. Y hemos dejado para el final el acoso. Los estudios de la UNESCO (2019) apuntan a que casi uno de cada tres (32 %) niños en todo el mundo ha sido víctima de acoso de manera puntual y 1 de cada 13 (7,3 %) lo habría sido de manera continuada.

Cómo indagar las razones por las que tu hijo no quiere ir al colegio

A continuación, encontrarás algunas preguntas que te pueden ayudar a identificar los motivos por los que tu hijo no desea ir a la escuela.

  • ¿Ha tenido algún problema en el colegio? Investiga si tu hijo ha tenido algún problema en el colegio con sus profesores o compañeros de clases.
  • ¿En qué momento dejó de querer ir a la escuela? Piensa un poco en cuándo empezó tu hijo a no querer ir al colegio. Esto te será de gran ayuda para investigar si algo le pasó.
  • ¿Ha habido cambios en el ambiente familiar? No querer ir al colegio es muy frecuente en los primogénitos, sobre todo, cuando ha nacido un bebé y ven como él debe ir al colegio, mientras su mamá se queda al cuidado del hijo menor.
  • ¿Le sucede solo a mi hijo? Averigua con otros padres si sus hijos no quieren ir tampoco al colegio. De ser así, es posible que se deba a algún conflicto con algún profesor o un compañero de clase.
  • ¿Tiene algún problema médico o psicológico? Trata de descartar que no exista algún problema médico o mental. Ten en cuenta si tu hijo ha presentado últimamente otros síntomas y, de ser así, consulta con su médico o psicólogo.

¿Qué puedes hacer si tu hijo no quiere ir a la escuela?

Si tu hijo tiene este problema, no te preocupes, aquí te diremos qué hacer.

1. Comunícate con tu hijo

Conversa abiertamente con tu hijo para ayudarlo con los problemas escolares que puede estar teniendo. Es crucial que él se sienta en confianza contigo para que hable con más apertura y tranquilidad sobre lo que le sucede. Al conversar usa un tono de voz suave y calmado, aunque te llegues a enojar. Escúchalo de manera atenta y activa.

 2. Observa su conducta

Si observas que tu hijo tiene problemas para salir de casa y visitar otros lugares, entonces el problema podría no estar en la escuela sino en él. Si no quiere ir al colegio y llora para quedarse en casa de la abuela, entonces, quizá, tu hijo sea un niño inseguro y temeroso. Utiliza algunas estrategias para hacer de él un niño seguro de sí mismo.

3. Valida sus emociones

Cuando tu hijo te manifieste que no quiere ir a la escuela, en lugar de enojarte y regañarlo, valida lo que dice y lo que siente. Por ejemplo, dile: «sé que te sientes un poco (triste, enojado, etc.) y está bien, pero al llegar a clase verás que todo estará bien».

Ayúdale a nombrar sus sentimientos, a pesar de que le cueste. Por este motivo, es necesario que trabajes con tu hijo su agilidad emocional para que tenga las estrategias necesarias para contarte lo que siente.

3. Habla con sus profesores

Comunícate con los docentes de tu hijo y pregúntales cómo le va, si se lleva bien con sus compañeros o si ha sucedido algo anormal. Ellos pueden darte información para identificar las causas por las que tu hijo no quiere asistir al colegio. Es importante que te asegures de que el ambiente escolar es adecuado para el aprendizaje de tu hijo; si es seguro y no es activador de emociones negativas como estrés o ansiedad.

4. Motívalo a aprender

Tal vez tu hijo no quiere ir a la escuela porque no está motivado para aprender. En este caso, realiza actividades de aprendizaje que incluyan las cinco «C»:

  • Contexto. Ayuda al niño a conectar el aprendizaje con las experiencias y conocimientos previos, de tal manera que pueda articularlos con la realidad en la que él está viviendo. Esto motiva al niño porque le permite comprender la realidad en la que se desenvuelve.
  • Creatividad. Estimula la resolución creativa de problemas reales y significativos. Este proceso es motivador porque le demuestra al niño la aplicabilidad de lo que aprende y la utilidad que tiene ir la escuela.
  • Curiosidad. Despierta el interés del niño por lo que está aprendiendo. Este factor es un excelente movilizador para la búsqueda de conocimiento y aprendizaje en los niños, pues las inquietudes los impulsan a buscar respuestas.
  • Control. Proporciónale la oportunidad a tu hijo de participar en lo que está aprendiendo y de elegir cómo hacerlo. Con esto le ayudas al niño a desarrollar su autonomía y refuerzas la capacidad de gestionar sus propios procesos de aprendizaje.
  • Colaboración. Para motivar a tu hijo a aprender es importante que generes un espacio de cooperación, interacción y el intercambio. El trabajo en equipo hace que el niño se sienta acompañado y apoyado en el proceso.
Madre hablando con su hija en la cocina
Motivar a los niños a aprender puede aumentar su implicación y compromiso en el colegio.

5. Presta atención a sus juegos y dibujos

En los juegos y dibujos los niños reflejan la realidad que están viviendo. Obsérvalo cuando juegue con muñecos, escucha los diálogos y pon atención a la situación que ha reproducido.

Permítele expresarse con libertad a través del dibujo, luego observa si hay algo que te pueda indicar por qué no quiere ir a la escuela.

6. Pide ayuda profesional

Si la situación con tu hijo continúa sucediendo y no encuentras respuestas, es necesario que solicites la ayuda de algún profesional.

Para cerrar, si tu hijo no quiere ir al colegio, no dejes pasar desapercibida la situación. Solicita la intervención de los profesionales que trabajan en el colegio de tu niño, ya que ellos están allí para atenderte y para garantizar el sano desarrollo de tu pequeño.

Te podría interesar...
¿Qué tiene que ver el rechazo a la escuela con la ansiedad escolar?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
¿Qué tiene que ver el rechazo a la escuela con la ansiedad escolar?

El rechazo a la escuela está provocado por diferentes causas. Entre ellas, una de las más preocupantes y determinantes es la ansiedad escolar.



  • Armitage, R. (2021). Bullying in children: impact on child health. BMJ paediatrics open5(1).
  • Bados López, A. (2006). Trastorno de ansiedad por separación: rechazo escolar y fobia escolar. http://diposit.ub.edu/dspace/handle/2445/354
  • Gonzálvez, C., Inglés, C. J., Vicent, M., Martín, L. S., Sanmartín, R., & García-Fernández, J. M. (2016). Diferencias en ansiedad escolar y autoconcepto en adolescentes chilenos. Acta de investigación psicológica6(3), 2509-2515.
  • King, N.J., Ollendick, T.H. y Tonge, B.J. (1995). School refusal: Assessment and treatment. Boston, MA: Allyn & Bacon.
  • Saez, R. (2020. 13 de mayo). ¿Cómo motivar a los niños para que estudien? La vanguardia. https://www.lavanguardia.com/vida/formacion/20200508/481011428064/educacion-motivar-ninos-alumnos-estudiar-tasa-abandono-escolar.html
  • Santos, M. A., Yavorski, R., Sales, M. V. S., & Buendia, A. P. (2020). El dibujo de alumnos de primaria revelando sentimientos y emociones: una cuestión discutida por la inteligencia emocional. MLS Educational Research (MLSER)4(1), 106-121.
  • Sandín, B. (1997). Ansiedad, miedos y fobias en niños y adolescentes. Dykinson.
  • UNESCO (2019). Behind the numbers: ending school violence and bullying. https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000366483