Mi pareja es celosa ¿qué puedo hacer?

07 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Los celos no son románticos. La persona celosa es un francotirador emocional que hiere con su necesidad de control, con su desconfianza obsesiva y con ese amor que sabe a sufrimiento. ¿Qué es lo que podemos hacer en estos casos?
 

Decía Molière que el celoso siempre piensa que él ama más que el otro, cuando en realidad lo que hace es amar peor que nadie. Admitámoslo, pocas situaciones provocan tanta angustia como descubrir que mi pareja es celosa y que, con esa conducta, se están creando situaciones de elevado desgaste y coacción. ¿Qué hacer en estos casos? ¿Hay algún modo de manejarlo?

Habrá quien piense que lo mejor es dejarlo y poner distancia. Cuanta más, mejor. Sin embargo, como bien sabemos, estas situaciones no son fáciles porque está el amor, está la pasión y ese afecto que no se rinde a la primera, a la segunda y, a veces, ni a la décima. Esto hace que muchas personas acaben tolerando lo intolerable y se conviertan en sufridores abnegados de relaciones dañinas.

Debemos tenerlo claro, los celos son el peor compañero de viaje en una relación de pareja. No son románticos y no por sentirlos, esa persona nos quiere más. Dicha dimensión esconde en sus entrañas el miedo y la inseguridad, además de esa inmadurez emocional que rara vez facilitará construir un vínculo estable y satisfactorio.

 

Nadie puede ser feliz si los celos se convierten en ese tercer inquilino en una relación. Más aún, en caso de que nuestra pareja demuestre una clara celopatía y esa convicción de que el otro solo busca traicionarlo, el sufrimiento será devastador y la situación altamente peligrosa.

Chico espiando el móvil de su novia

Mi pareja es celosa, ¿qué puedo hacer en estos casos?

Los celos son un tipo de emoción compleja a la vez que desordenada. Es como un cajón desastre en el que caben otras emociones, carencias y pensamientos distorsionados. Quien siente celos experimenta rabia, miedo y temor a ser humillado. Las investigaciones sobre este tema nos dicen que las personas con esta tendencia demuestran baja autoestima, alto neuroticismo y un temor patológico a ser abandonados.

 

Respecto a la pregunta de sobre si son los hombres más tendentes que las mujeres a experimentar celos, cabe decir que hay matices. En realidad, tanto ellos como ellas los sienten por igual. La diferencia está en que los hombres sienten mayor angustia ante la idea de una infidelidad sexual mientras que las mujeres sufren más ante la idea de una traición emocional. No obstante, eso sí, también sabemos que los celos patológicos suelen ser el factor causal de la violencia de género hacia la mujer.

Sea como sea, hay algo evidente y es que, cuanto más nos obsesionemos por controlar a alguien para evitar que nos deje, antes se alejará de nosotros. Porque los celos solo buscan minar al otro para apresarlo, a lo que aspiran es arrinconarnos hasta el punto de evitar el contacto con familiares y amigos y lograr así, que la pareja sea su único mundo. Un mundo yermo de respeto, de confianza, de cariño auténtico.

¿Qué puedo hacer entonces si mi pareja es celosa?

 

Ten claro dónde está el límite

Si mi pareja es celosa, es más importante, si cabe, que no fallemos nosotros a la hora de poner límites. Si nos preguntamos dónde se sitúan esas fronteras, la respuesta es evidente: cuando nuestra vida cotidiana se vea recortada. Si empezamos a dejar de hacer cosas que para nosotros eran básicas solo para evitar que nuestra pareja se enfade, ahí ya lo hemos perdido todo. Intentemos no llegar a estos extremos.

Dejar de vestir como queremos. No quedar con nuestros amigos e incluso con la familia. Tener prisa por llegar a casa. Dejar de usar el móvil en casa o usarlo a escondidas… ¿De verdad vale la pena una existencia así?

Hablar sobre la situación y el coste de los celos

La comunicación entre la pareja es una vía de dos sentidos donde hacer llegar necesidades y recibir respuestas, donde informar y responder, clarificar y comprender. Si mi pareja es celosa le haré ver las consecuencias de su desconfianza y el coste oculto de dichos comportamientos. Si dudas de mí me demuestras tu falta de confianza y ninguna relación se sostiene con esa herida. 

 
  • Hay que hablar sobre el origen de esos miedos, trabajar la relación y promover a su vez, el autotrabajo de la persona celosa. No podemos olvidar que los celos trazan una anatomía psicológica con serias carencias, con una clara inmadurez emocional que se debe atender y resolver.
  • Una relación sana exige que sus integrantes hayan resuelto sus miedos y sus vacíos. Por ello, siempre es recomendable en estos casos pedir ayuda profesional.
  • Es necesario poner condiciones y ser asertivos a la hora de defender nuestros derechos. En caso de que las vulneraciones sean constantes y nos veamos cada vez más arrinconados, vigilados y asaltados por preguntas sin sentido, deberemos tomar una decisión. Dejar la relación es la más evidente.

La ruptura, la posibilidad más común si mi pareja es celosa

Los celos no son una buena compañía en una relación de pareja. Lo señalábamos al inicio, en estas situaciones no son dos los que conforma una relación, hay un tercer integrante que todo lo destruye con sus celos. En estas situaciones, y en caso de que nos estén obligando a renunciar a lo que somos, a lo que nos gusta e incluso a quienes queremos (familia, amigos, etc.) la única opción razonable es la ruptura.

 

En ocasiones, nos esforzamos al máximo por salvar determinadas relaciones que están condenadas al fracaso casi desde el inicio. No podemos responsabilizarnos de quien no desea cambiar, no es obligación nuestra resolver las carencias ajenas. El amor, por mucho que nos hayan convencido de ello, no lo puede todo, no lo soluciona todo y no siempre logra que una persona cambie.

Los celos son esa ponzoña emocional y psicológica que enferma todo vínculo, toda relación. No lo olvidemos.

 
  •  White, G. L. (2008). Romantic jealousy: Therapists’ perceptions of causes, consequences, and treatments. Journal of Couple and Relationship Therapy, 7, 210-229.
  • Murphy, C. M., Meyer, S., & O'Leary, K. (1994). Dependency characteristics of partner assaultive men. Journal of Abnormal Psychology, 103, 729-735. doi:10.1037/0021-843X.103.4.729