Oskar Schindler: biografía e historia de una lista que salvó 1.100 vidas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 7 junio, 2019
Sonia Budner · 7 junio, 2019
Sin duda, una de las listas más famosas de la historia del siglo XX fue la lista de Schindler. Un empresario con buenos contactos en las altas esferas del gobierno de la Alemania nazi que confeccionó una lista que salvó a 1.100 judíos de su traslado a los campos de exterminio.

Son muchos los males con los que la sociedad del siglo XX tuvo que lidiar, pero si hay que destacar algunos, probablemente, el odio, la violencia y la hostilidad fueron verdaderos jinetes del apocalipsis durante la Segunda Guerra Mundial. Hoy, recordamos a una de las figuras más destacadas de aquella contienda, cuyo poder no fue político ni estratégico. Es en la apuesta por la vida humana de cualquier condición, donde encontramos a este gran hombre: Oskar Schindler.

Oskar Schindler fue un empresario alemán que protegió las vidas de más de 1000 judíos que estaban destinados a una muerte segura a manos del odio y la violencia. Lo hizo dándoles trabajo en sus fábricas y sosteniendo estos empleos incluso cuando no eran necesarios. Fue una figura clave contra la persecución y el gran genocidio contra el pueblo judío en Europa a mediados del pasado siglo.

Campo de concentración nazi

Primeros años

Oskar Schindler nació en los Sudetes, en el seno de una familia católica alemana el 28 de abril de 1908. Su padre era un empresario de equipos agrícolas que tenía su propia fábrica. El pequeño Oskar no parece haber destacado por sus virtudes académicas en la escuela primaria. Aunque no asistió a la universidad, cursó estudios en la escuela de comercio.

A partir de 1924, aceptó varios trabajos ocasionales. Cuatro años más tarde, se casó con Emilie Pelzl y aceptó trabajar en la fabrica de su padre hasta la depresión económica de los años 30 que afectó profundamente a la fábrica familiar. En ese mismo momento, ascendía en Alemania el partido nacionalsocialista.

Sintiendo el impulso de la recuperación germana, Schindler se une a una organización pronazi y se dedicó por un tiempo a pasar información a la inteligencia alemana. Por este motivo, fue detenido por las autoridades checas, acusado de espionaje y condenado a muerte en la misma época en que la Alemania nazi anexionaba los Sudetes. Esto hizo que se salvara de la condena y quedara en libertad.

La Segunda Guerra Mundial

Un año después, Alemania invade Polonia y comienza la Segunda Guerra Mundial. Oskar Schindler se traslada a Cracovia y allí se dedicó al contrabando de productos con los que sobornaba a oficiales alemanes de alto rango. Como recompensa y gracias a sus contactos en el partido, se le recompensó regalándole una antigua fábrica judía de esmaltes que produciría utensilios de cocina para el ejército alemán.

La fábrica contaba entonces con una plantilla de trabajadores muy limitada. Un contable judío,  Itzhak Stern, propondría a Schindler dotar a su fábrica de mano de obra proveniente de la comunidad judía de Cracovia, antes de que comenzara el genocidio. Era la fuerza laboral más barata, de manera que la fábrica pasó de tener 45 empleados a más de 1.700.

Oskar Schindler y la comunidad judía

A medida que las atrocidades de los nazis contra los judíos incrementaban, Schindler, como muchos otros, comenzó a cambiar su visión acerca de lo que estaba ocurriendo con el partido. Cuando los nazis comenzaron a trasladar a los judíos de Cracovia a los campos de concentración, muchos de los empleados de Schindler, incluido su contable, fueron subidos a los trenes para su inmediato traslado.

Schindler consiguió llegar a tiempo para negociar con los oficiales de la SS la vuelta de sus trabajadores a la fábrica. Finalmente, logró recuperar del tren a sus trabajadores y escoltarlos sanos y salvos hasta la fábrica. Pero los traslados a los campos de exterminio no habían hecho más que empezar y todos sabían que, a esas alturas, era solo cuestión de tiempo.

Despacho de Oskar Schindler

La lista de Schindler

En 1943, se abre el campo de trabajo de Plaszow. Oskar Schindler había conseguido retener a sus trabajadores en la fábrica y lejos de los campos de concentración a base de sobornos e influencias. Pero un año más tarde, todos los judíos sin excepción empezaron a ser enviados al campo de exterminio de Auschwitz.

Schindler solicita al partido que le permita reubicar su fábrica a los Sudetes para seguir produciendo artículos de guerra. Fue autorizado a hacerlo y se le pidió que realizara una lista de los trabajadores judíos que quería trasladar a la nueva ubicación.

Schindler, con ayuda de Stern, configuró una lista de 1.100 judíos considerados por él ‘esenciales’ para la continuación de la producción de la fábrica en los Sudetes. De esta manera, Oskar Schindler consiguió salvar la vida de más de un millar de trabajadores judíos a su cargo. En la actualidad, existen más de 7.000 descendientes de los judíos que Schindler salvó del holocausto nazi.

Al finalizar la guerra, el matrimonio Schindler estaba completamente arruinado porque habían utilizado toda su fortuna en los sobornos que habían realizado para salvar cada una de esas vidas. Pasó el resto de su vida viviendo con las donaciones de los que a partir de entonces se conocieron como los Schindlerjuden, los judíos a los que había salvado de la muerte en los campos de exterminio, los judíos de Schindler.

 

 

  • Ott, Brian (1996) Memorializing the Holocaust: Schindler's List and Public Memory.The review of Education and Pedagogy I Cultural StudIes Vol. 18. No. 4. pp. 443-457. OPA (Overseas Publishers Association) The Netherlands under license by Gordon and Breach Science Publishers
  • Jackson, M.W. (1988) Oskar Schindler and Moral Theory. Journal of Applied Philosophy Vol. 5, No. 2 (1988), pp. 175-182
Artículos interesantes
¿Cómo nos afecta el miedo a decidir?

Pocos miedos están tan extendidos y son tan compartidos como el miedo a decidir. Decidir es una tarea en la que supuestamente somos expertos, decidimos cada día y a cada momento. Sin embargo, en algunas ocasiones nos vemos bloqueados y…

Engramas: las marcas de la experiencia en nuestro cerebro

Entendemos por engramas a las huellas cerebrales que nos dejan cada una de nuestras experiencias. Este proceso donde se forman pequeñas estructuras neuronales tras una sensación determinada, un evento impactante o una emoción imposible de olvidar, ya fue definido en…

¿Ocupado? No, gracias

Es saludable admitir que pasan cosas buenas en nuestra vida que no dependen de nosotros, reconocer que todo lo que nos rodea puede contribuir a nuestro bienestar. Sin embargo, a veces estamos demasiado ocupados para darnos cuenta de los beneficios…