Para el dolor de cabeza, más agua y menos paracetamol - La Mente es Maravillosa

Para el dolor de cabeza, más agua y menos paracetamol

Eva Maria Rodríguez 4 junio, 2018 en Enfermedades 0 compartidos
Mujer con dolor de cabeza

El dolor de cabeza es un problema que, por lo general, sufrimos todos, aunque no lo afrontamos de la misma manera. En realidad, son muchos los motivos que pueden provocar ese malestar. Sin embargo, una gran parte de la población opta por la solución que considera más rápida y sencilla: tomar medicamentos.

Lo más curioso es que en muchas ocasiones, cuando desconoces su origen, la primera medida recomendada frente al dolor de cabeza es mucho más simple, barata y completamente inocua: beber agua. Otra cosa es que sea de tipo tensional o tenga otra razón médica. En cualquier caso, no pierdes nada por probar a mejorar tu hidratación.

Esto es así porque la deshidratación tiene, entre otros síntomas, el dolor de cabeza. Por lo tanto, tomarte un comprimido de paracetamol, ibuprofeno o de otro antiinflamatorio puede no solucionar nada. De hecho, si la razón es esa, si el dolor se pasa al tomar el medicamento puede ser más por el agua que lo acompaña que por el medicamento en sí.

Mujer con dolor de cabeza

Identificar el dolor de cabeza por deshidratación

Un dolor de cabeza o cefalea por deshidratación es un dolor de cabeza secundario, causado por la falta de líquido en el cuerpo. Los dolores de cabeza por deshidratación pueden ser relativamente leves, pero también severos, como una migraña.

Es así porque el cuerpo requiere el equilibrio adecuado de líquidos y electrolitos para funcionar correctamente. Todos los días, el cuerpo pierde agua de múltiples formas, como sudar y orinar. De esta manera, una cefalea de deshidratación puede ocurrir después de sudar, cuando el cuerpo pierde fluidos esenciales para funcionar correctamente, después de hacer ejercicio o por haber pasado mucho calor. También puede ocurrir si no se reponen líquidos.

La mayoría de las veces, la cantidad de líquido perdido se equilibra fácilmente al beber o comer alimentos ricos en agua. Sin embargo, a veces el cuerpo pierde agua más rápido de lo que esta puede reponerse.

Cuando el cuerpo está deshidratado, el cerebro puede contraerse o contraerse temporalmente debido a la pérdida de líquidos. Este mecanismo hace que el cerebro se separe del cráneo, causando dolor y dando como resultado un dolor de cabeza por deshidratación. Una vez rehidratado, el cerebro se llena y vuelve a su estado normal, aliviando el dolor de cabeza.

Síntomas del dolor de cabeza por deshidratación

El dolor de cabeza por deshidratación puede sentirse como un dolor de cabeza sordo o una migraña intensa. Este dolor puede ocurrir en la parte frontal, posterior, lateral o en toda la cabeza.

A diferencia de un dolor sinusal (sinusitis aguda), una persona que experimenta un dolor de cabeza por deshidratación probablemente no experimentará dolor o presión facial. También es poco probable que aparezca dolor en la parte posterior del cuello, como podría darse cuando el dolor de cabeza es por tensión.

Los síntomas que acompañan al dolor de cabeza por deshidratación serían los siguientes:

  • Sed.
  • Reducción de la micción.
  • Orina de color oscuro.
  • Confusión.
  • Mareo.
  • Fatiga.
  • Boca seca y pegajosa.
  • Pérdida de elasticidad de la piel.
  • Baja presión sanguínea.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.

Algunas personas solo experimentan dolor de cabeza por deshidratación si están severamente deshidratadas. Estas personas pueden experimentar algunos síntomas adicionales, como falta de sudoración, fiebre, ojos hundidos o piel arrugada, entre otros.

Prevenir el dolor de cabeza por deshidratación

Mantenerse bien hidratado es la mejor manera de prevenir el dolor de cabeza por deshidratación. Si sufres dolores de cabeza con frecuencia, esta medida preventiva te ayudará a mejorar tu calidad de vida. Pero, ¿cuánta agua debes beber para mantenerte bien hidratado? La temperatura ambiente, la cantidad de ejercicio que haces y tu propio peso corporal influyen en la cantidad de líquido que debes beber al día.

Una buena forma de saber cuánta agua debes beber y no olvidarte es usar una aplicación móvil. Hay muchas disponibles y gratuitas. Busca una que te calcule la cantidad de agua que debes beber según tu peso, la temperatura ambiente y la cantidad de actividad física que hagas. Añadiendo la cantidad de líquido que bebes a lo largo del día, verás si llegas o no a la cantidad recomendada.

Mujer bebiendo de una botella de agua

Cuando el dolor de cabeza es por otra causa

Otro dolor de cabeza frecuente es de tipo tensional, bien por malas posturas, bien por estrés, entre otros motivos. Hacer deporte de manera habitual y practicar ejercicios de relajación son dos opciones muy útiles para prevenir o aliviar. Personalmente te recomiendo una opción que aúna ambas características: practicar yoga.

En cualquier caso, si el dolor persiste, va en aumento o es muy intenso, acude al médico para encontrar la causa de tu dolor de cabeza. Y recuerda que, independientemente de la razón que justifique el dolor de cabeza, lo importante es atacar la raíz del problema. Los medicamentos, por lo general, solo mitigan los síntomas.

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para tod@s los que leéis este blog.

Ver perfil »
Te puede gustar