Pensar como un ganador para ser un campeón

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 8 junio, 2015
Eva Maria Rodríguez · 8 junio, 2015

A la mayoría de la gente le viene a la cabeza la imagen de un deportista logrando un éxito deportivo, cuando se habla de ser un campeón. Pero se puede ser un campeón en muchas cosas y sentir la misma sensación de éxito que siente un atleta al subir al podio.

El éxito en cualquier área de la vida, desde el deporte hasta los negocios de élite, pasando por las relaciones sociales y la superación personal, se basa en gran parte en una sola cosa: el juego mental.

En este artículo vamos a ver cómo comenzar a pensar y actuar como un campeón, para que puedas obtener más éxito en tu vida.

Los campeones tienen expectativas positivas

 

Los ganadores se centran en lo que va a ir bien, manteniendo expectativas positivas y anticipando el triunfo para ganar.

Mientras que muchos seres humanos pueden tener una tendencia a preocuparse y concentrarse en lo que no va bien, los campeones mantienen una mentalidad positiva y esperan lo mejor de sí mismos.

Así que la próxima vez que tengas una gran tarea por delante y sientas que todo está en tu contra, en vez de centrarte en las dificultades y en lo difícil que se va a hacer el camino, prueba a mantener la expectativa de éxito.

Resiste la tentación de anticipar lo que va a pasar, en el caso de no alcanzar tu propósito y céntrate solo en que hay una opción: conseguirlo.

 

pensar positivo

Los campeones visualizan el éxito  

 

La visualización es una herramienta poderosa utilizada por atletas de alto rendimiento y que muchos psicólogos deportivos utilizan con sus atletas.

La visualización ayuda a los campeones a mantener sus expectativas positivas en sus mentes y las convierten en realidades.

 

Los campeones saben cómo calmar sus nervios

 

Incluso los atletas de élite necesitan aprender cómo calmar sus nervios. La adrenalina que corre a través sus venas antes de los grandes eventos deportivos, puede desencadenar fácilmente una reacción de estrés que, es suficiente para descolocar incluso a los mejores, si no se gestiona adecuadamente.

Los campeones son capaces no sólo de calmar sus nervios, sino de canalizar esa ansiedad.

Muchas personas exitosas practican la meditación para mantener sus nervios bajo control y mantener su mente aguda. Algunos escuchan música para prepararse mentalmente o practican ejercicios de respiración profunda y prácticas simples de relajación.

Una simple práctica de la meditación consciente puede hacer maravillas para ayudar a calmar los nervios cuando te enfrentas a una gran tarea. Comenzar a practicar mindfulness ayuda a cultivar una mayor conciencia de los propios estados cognitivos y emocionales.

Cuando te sientas ansioso o abrumado por la situación, el truco consiste en practicar una especie de desapego de tus propios procesos mentales y emocionales.

Ser abierto, curioso y aceptar tus experiencias, pueden ayudarte a evitar ser engullido por esta ansiedad.

relajacion

Los campeones son agradecidos

Al mantener una actitud de gratitud, los ganadores mantienen su enfoque en lo que va bien, lo que aprecian. Los campeones no se quejan, sino que encuentran oportunidades de crecimiento en lo que no puede ir bien. Ellos aprecian todas sus experiencias, incluso las que puede no ir bien.

Ser conscientemente más agradecido puede aumentar la felicidad, según demuestran las investigaciones. La implementación de una práctica de gratitud no sólo puede ayudar a mejorar tu estado de ánimo, sino que también puede ayudarte a sentirte más triunfador.

Los campeones celebran los pequeños triunfos

 

No todos los días se puede ser un campeón, pero los ganadores prestan atención a las pequeñas victorias, además de a las victorias más grandes. Al celebrar las pequeñas victorias, los campeones son capaces de mantener su mentalidad positiva y seguir trabajando hacia sus logros más grandes.

Aunque celebrar las pequeñas victorias puede parecer trivial, también puede ayudarte a obtener el impulso que necesitas para alcanzar tus metas más grandes. Presta atención a todo lo que va bien y no tengas miedo de celebrar lo que podrías sentir  incluso en el más pequeño de tus logros.