¿Por qué nos seducen y atraen los extraños?

Sentirse atraído por alguien muy diferente o misterioso es normal, pero está sujeto a condiciones muy específicas que tienen que coincidir entre ellas.
¿Por qué nos seducen y atraen los extraños?
Gema Sánchez Cuevas

Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas.

Última actualización: 25 abril, 2022

Lo exótico, lo que se sale de la norma y está rodeado de misterio, eso es lo que llama más la atención. Según esta afirmación se podría atisbar la razón de por qué nos seducen y atraen los extraños y no personas a las que se conoce más a fondo. Sin embargo, el asunto no es tan simple como parece.

Este asunto lleva plasmándose cientos de años en la cultura popular a través de mitos, cuentos y cultura general. Aquí encontrarás un repaso a todo ello desde el punto de vista de la psicología. No te pierdas nada.

Breve historia de la atracción entre la sirena y el hombre

Los hombres siempre se enamoran de las sirenas, seres mitológicos que no pueden existir. La sirena existía y nadaba contra la corriente de la lógica. Pero ella nadaba contra la corriente y se enamoró de él. Todos se enamoraban de ella, pero ella solo de él.

“¿Qué tenía?”, se preguntaba, y no encontraba respuesta. Únicamente suspiraba. Y él, entonces la vio, ella nadaba contra la corriente. Fue amor a primera vista, esos amores que recuerdan los trovadores.

Dos personas que viven en medios distintos, son completamente extraños el uno para el otro. Y aun así, se atraen. ¿Qué sentido tiene esto? ¿Por qué no enamorarse de aquellos que viven a su alrededor y conocen?

Mecanismos de la atracción

La atracción, biológicamente hablando, es un conjunto de reacciones químicas que despiertan sensaciones de vínculo e impulsos de reproducción. No obstante, en el campo de la psicología se sigue discutiendo qué factores precipitan esta cascada de hormonas. Hasta el momento se han aislado ciertas condiciones necesarias:

  • Momento óptimo: que la persona aparezca en un momento temporal en el que el sujeto está abierto a emparejarse.
  • Contexto: es frecuente enamorarse de  las personas cercanas y que conviven a nuestro alrededor.
  • Misterio: curiosamente, está demostrado que nos sentimos mucho más atraídos por la gente que no conocemos en su totalidad.
  • Personalidad: aquí se mezclan factores culturales, intelectuales y personales.
  • Apariencia física: la influencia de la imagen es innegable. Las personas atractivas reciben trato de favor, aunque sea de forma inconsciente.

¿Por qué nos seducen y atraen los extraños?

Las personas misteriosas nos resultan atractivas e interesantes porque ese misterio lo asociamos a la novedad. Encontrarse con un estímulo novedoso provoca la liberación de dopamina, neurotransmisor que interviene en la búsqueda de emociones fuertes, la regulación emocional y las relaciones sociales.

Cuando nos sentimos atraídos por alguien  extraño, la mayor parte de la atracción que se genera es debida al impulso sexual. Por el otro lado, con las personas de nuestro entorno y las que coinciden más con nuestra identidad encontramos más intimidad y seguridad.

En cuanto al físico, lo que suele atraer es que la otra persona esté bien proporcionada. Las formas de caras simétricas nos resultan más atractivas. La normativa de belleza impuesta sobre las mujeres cis está muy relacionada con las proporciones entre pecho, cintura y cadera, por poner otro ejemplo.

No todo es el misterio

Aun con esta tendencia tan llamativa a sentirse atraídos por la gente misteriosa, lo cierto es que cuando se trata de crear lazos estables la gente suele preferir lo predecible y lo conocido. Esto tiene sentido, pues resulta más fácil y seguro permanecer al lado de alguien consistente y ya definido.

Por eso, la atracción por lo desconocido suele circunscribirse al ámbito de lo pasional y lo sexual, pues cuando el misterio se resuelve se pierde el interés. Por tanto, no te preocupes si te has enamorado de alguien predecible y normal: si lo que quieres es encontrar pareja estable, es más fácil así.

Te podría interesar...
Quiero que te guste lo que a mí me gusta: ¿a qué se debe?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Quiero que te guste lo que a mí me gusta: ¿a qué se debe?

Quiero que te guste lo que a mí me gusta. Este sentimiento define una realidad muy común en el ser humano que cumple un fin muy concreto.



  • Logatt Grabner, C. (2013). Neurobiología del deseo y el placer. Recuperado de la web de la Asociación Educar. Ciencias y Neurociencias Aplicadas al Desarrollo Humano: http://asociacioneducar. blogspot. com. co/2013/10/articulo-neurociencias-neurobiologia. html.
  • Padrós Cuxart, M., & Aubert Simon, A. (2010). Modelos de atracción de los y las adolescentes. Contribuciones desde la socialización preventiva de la violencia de género.