¿Por qué nos seducen y atraen los extraños?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 25 noviembre, 2015
Sonia Viéitez Carrazoni · 31 julio, 2013

Breve historia de la atracción entre la sirena y el hombre:

Los hombres siempre se enamoran de las sirenas. Seres mitológicos, que no pueden existir. Ella no aceptaba, los no por respuesta. La sirena existía, y nadaba contra la corriente de la lógica. Las sirenas, embriagaban a los pobres hombres y los ahogaban, de esa manera alimentaban su narcisismo, sin límite. Pero ella, nadaba contra la corriente, y se enamoro de él. Todos se enamoraban de ella, pero ella solo de él ¿Que tenía él?.Ella se preguntaba, y no encontraba respuesta. Solo suspiraba. Y él, entonces la vio, ella nadaba contra la corriente. Fue amor a primera vista, esos amores que recuerdan los trovadores .Se besaron, una y otra vez. Con cada beso olvidaban sus diferencias, ya no existían. Y ahora ambos nadaban contra la corriente. Muchas sirenas, hablan de ella, la que olvido quien era, para ser  alguien distinta. Los hombres recuerdan a ese buzo, que decidió, sumergirse tras su amor. Pero eso ya no importa, juntos nadan contra la corriente.

Muchas veces, tenemos que nadar contra la corriente para poder ser felices, pero ¿por qué nos seducen tanto la gente extraña?

En el campo de la psicología, el mecanismo de   LA ATRACCION no es tan sencillo como parece: Tienen que coincidir un conjunto de circunstancias todas ellas favorables, que  sacudan y despierten nuestros sentidos al cien por cien.

La atracción tiene que surgir en  El Momento optimo:  estar  predispuesto a enamorarse  (ya que esto no siempre ocurre).

El Entorno: es frecuente enamorarse de  las personas cercanas y que conviven a nuestro alrededor.

El Misterio: curiosamente, está demostrado que nos sentimos mucho más atraídos, por la  gente que no conocemos en su totalidad.

La Personalidad:  en este apartado se mezclan factores culturales, intelectuales, y  personales, que hacen variar o reafirmar  en muchas ocasiones nuestra atracción.

El Físico: aunque las encuestas nos digan lo contrario, en  psicología se reconoce que  es un factor determinante . Ya que el amor suele entrar directamente por los ojos y no por el cerebro.

¿Por qué nos seducen y atraen los extraños?

Las personas misteriosas nos resultan atractivas e interesantes porque ese misterio  lo asociamos  a la novedad,  la cual activa en nuestro cerebro la dopamina, (que es un neurotransmisor del amor). Curiosamente, observamos una contradicción con la atracción,  porque también nos sentimos atraídos por personas afines a nosotros: con cualidades similares,  aficiones comunes,  edad, temperamento, etc. ya que los patrones  genéticos similares se atraen.

Cuando nos sentimos atraídos por alguien  extraño,  la mayor parte de la atracción que se genera es debida a la Pasión, mientras que con las personas de nuestro entorno y las que coinciden más con nosotros, encontramos  más Intimidad y seguridad.

Nos atrae  y nos  gusta que nuestra pareja esté bien proporcionada. Las formas de  caras simétricas nos resultan más atractivas. La proporción física femenina guarda una relación entre cintura-cadera ( estadísticamente  la cintura ha de ser un 70% de la cadera).

La atracción en los hombres se produce mucho más rápido que en las mujeres, puesto que dan más importancia al factor físico. Las féminas  poseen una gran  actividad de memorización,  recuerdan los detalles de lo que ha compartido con una persona, de sus gestos, de su personalidad.  Es como si elaborase un “informe” de cada persona, por eso las mujeres son tan detallistas y para ellas es tan importante la atención a los pequeños detalles.