¿Qué hacer para que un grupo de trabajadores afronte el conflicto?

Un buen líder sabe cómo afrontar un conflicto entre los trabajadores. En el presente artículo, mostramos cómo hacerlo.
¿Qué hacer para que un grupo de trabajadores afronte el conflicto?
Gema Sánchez Cuevas

Escrito y verificado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas.

Última actualización: 28 abril, 2022

En el ámbito laboral, sobre todo el que se lleva a cabo en organizaciones, empresas o equipos multidisciplinarios, el conflicto puede asomarse de vez en cuando. En este caso, si somos el líder o directivo del equipo, es importante que sepamos cómo afrontarlos y superarlos de forma inmediata y eficaz.

Por tanto, a continuación explicamos en qué consisten los conflictos laborales y enseñamos algunos consejos para solventarlos y prevenirlos.

¿Qué son los conflictos laborales?

Los conflictos laborales refieren a un problema, disputa o desacuerdo entre dos o más trabajadores; incitados por algún aspecto relacionado con sus trabajos o funciones dentro de la empresa.

Por lo general, se manifiestan en forma de discusiones, falta de confianza entre los compañeros o, en el peor de los casos, formación de bandos enfrentados dentro del personal.

Las causas más comunes de los conflictos laborales suelen ser: una comunicación deficiente entre los miembros del equipo; opiniones divergentes; suplantación de roles; estilos de trabajo dispares; asignación aparentemente injusta de recursos; distribución deficiente de tareas; entre otras.

Cuando estos ocurren, es importante que el departamento de RR.HH, en compañía de los directivos de la empresa, sepan afrontar un conflicto laboral de forma efectiva. Veamos cómo hacerlo.

Hombres que afrontan un conflicto de trabajo

9 consejos para afrontar un conflicto laboral

Un buen líder sabe identificar el conflicto, lo confronta y emprende acciones para resolverlo. A continuación, te enseñamos algunos consejos efectivos que te ayudarán a superarlos de forma eficaz.

1. Acepta el conflicto

El primer paso para afrontar un conflicto laboral es reconocer que hay un problema entre el personal. Si finges que no existe o lo ignoras, el conflicto no hará más que aumentar e, incluso, generará la impresión de que estás favoreciendo a ciertos miembros por encima de otros.

Recuerda que conforme avanza el tiempo, el problema irá creciendo, y si no es atendido de manera correcta generará más tensión entre los implicados.

2. Escucha con atención e imparcialidad

Una vez reconocido el problema, es importante que escuches abiertamente las dos versiones de la historia antes de tomar acciones. Recuerda que mientras más información tengas, podrás tomar decisiones más acertadas.

Cuando estés escuchando a las partes involucradas, es fundamental que no te posiciones a favor de una. Lo ideal es mantener la calma y mostrarse como agentes imparciales, esto ayudará a generar confianza entre los trabajadores en conflicto.

3. Investiga la raíz del problema

También es importante que indagues más a allá de las versiones de los involucrados, ya que puede ser un problema que involucre a más trabajadores. Además, consultar a los demás miembros del equipo puede darte un panorama más amplio y objetivo del conflicto.

4. Evita promover ataques personales o desaprobaciones

Como en muchas discusiones y conflictos, las descalificaciones personales pueden presentarse. Sin embargo, como mediador del problema, no debes consentir este tipo de acciones bajo ninguna circunstancia. En su lugar, promueve la comunicación efectiva, en donde todos puedan exponer su punto de vista de forma respetuosa.

Por tanto, cuando plantees un encuentro con los involucrados, pide de forma explicita que mantengan la calma y que expresen sus opiniones respetuosamente. Asimismo, menciona que las palabras ofensivas y comentarios fuera de lugar serán sancionadas.

5. Plantea una resolución inmediata y eficaz

Al momento de afrontar un conflicto laboral, recuerda que un buen líder no se impone sino que participa y guía a su equipo a encontrar soluciones. Para ello, debes presentar diversas alternativas  en las que se tengan en cuenta todos los puntos de vista y beneficie a todas las partes por igual.

Asimismo, es importante que, una vez iniciado el proceso de resolución, éste no debe prolongarse demasiado tiempo. Pues, causaría frustración y desconfianza entre los involucrados.

6. Comprueba que los trabajadores implicados quieren resolver el conflicto

Este paso debe estar presente en los diferentes momentos de la mediación. Debes asegurarte que los involucrados están dispuestos a solventar el conflicto; de no ser así, el problema difícilmente se resolverá.

7. Analiza la personalidad de los implicados

Durante el proceso de resolución y mediación, resulta una ventaja conocer bien a los involucrados. Para ello, puedes utilizar las evaluaciones psicométricas que respondieron en su proceso de selección para analizar sus diferencias en función de rasgos de personalidad.

Entender estas diferencias en la forma de ser de cada uno, puede darte pistas y ayudarte a entender los motivos que están detrás del conflicto.

8. No siempre debes participar en una resolución

Por su parte, es importante que aprendas a identificar en cuáles conflictos es conveniente participar y en cuáles no. Pues, hay algunos que el quipo puede resolver por sí solo. Reconocerlo te ayudará a mirar las soluciones de una forma más objetiva.

9. Realiza un seguimiento posterior

Es importante que, después de cerrar el proceso de mediación, tanto los responsables de RR.HH como los directivos del equipo comprueben si el conflicto se ha resuelto o si, por el contrario, sigue latente en la empresa.

En el último caso, es pertinente volver a abrir el proceso y analizar qué acciones no tuvieron éxito.

¿Cómo prevenir los conflictos laborales?: 5 claves

Dentro la empresa, lo más aconsejable es que el líder o los directivos de la organización propicien un ambiente laboral óptimo. Así, el número de conflictos entre los trabajadores se reducirá de forma significativa o facilitará la resolución de los mismos en caso de presentarse.

Por tanto, para crear un clima laboral con estas características es importante que los líderes:

1. Trabajen en su propio ego

Una de las principales tareas que deben abordar es la gestión del ego. Esto implica propiciar acciones por el bien del equipo, y no sólo por el beneficio propio.

2. Fomenten la cohesión en el grupo

Pues esto hará que la confianza entre los miembros del equipo fluya. Para ello, pueden organizar actividades, tanto en el trabajo como fuera de él, para que se compartan experiencias y puedan conocerse mejor.

3. Propicien la cooperación

El desarrollo de una cultura de cooperación también es otro factor importante, ya que fomentará la idea de que el éxito y el esfuerzo es de todos, dejando a un lado el clima competitivo. Además, se fomentarán valores como el respeto o la humildad.

grupo de personas afrontando conflicto en el trabajo

4. Acompañen al equipo

Esto implica apoyar el trabajo de los trabajadores, aclarar sus dudas de forma efectiva, realizar críticas constructivas o dar feedbacks, así como alimentar el propio aprendizaje de los errores. Esto ayudará a combatir el miedo al rechazo y al fracaso.

5. Fomenten el diálogo abierto y constructivo

Algo que tampoco deben olvidar es el fomento de un diálogo abierto y constructivo tanto de las experiencias positivas como negativas. Para ello, se aconseja realizar reuniones grupales periódicas, no solo para hablar sobre aquello que se debe llevar a cabo o subsanar los errores, sino también para hablar de los logros y éxitos conseguidos.

Para concluir, queremos recalcar que opiniones y formas de hacer las cosas hay tantas como personas, pero la gestión de un equipo desde un clima constructivo, nos ayudará a enfrentar los problemas desde otra cara del prisma, facilitándonos las tomas de decisiones y las posibles soluciones.

Te podría interesar...
Clima laboral: la clave del éxito en las empresas
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Clima laboral: la clave del éxito en las empresas

El clima laboral fomenta un buen o mal funcionamiento de los empleados y de su relación con las empresas. Si hay uno adecuado habrá mayor éxito emp...