¿Qué implica el respeto en una relación?

16 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz
Respetar a tu pareja implica aceptarla y admirarla por lo que es. No tratar de cambiarla ni moldearla a tu conveniencia.

A nivel teórico, todos concordamos en que el respeto en una relación es fundamental. Sin embargo, en el transcurso de nuestras propias relaciones muchas veces pasamos por alto comportamientos que resultan completamente nocivos.

Tal vez sea porque el apego hacia nuestro compañero nos impide ver la realidad o quizás es que no nos hemos detenido a pensar en todo lo que implica respetar al otro. En cualquier caso, con frecuencia somos receptores o ejecutores de acciones que desprenden una falta de respeto hacia la persona con quien compartimos la vida.

Te invitamos a reflexionar y comprender qué implica esta actitud en el trato diario. Y a recordar que, sin respeto, no existe el amor. Al menos no uno saludable.

relación saludable

¿Qué implica el respeto en una relación?

Te respeto como ser humano

Este es el nivel más básico que debe estar presente en todas nuestras interacciones sociales. Incluye tratar al otro con la educación y consideración que todo ser humano merece.

A ninguno se nos ocurre gritar, insultar o agredir a nuestros compañeros de trabajo o al dependiente de una tienda. Sin embargo, cuando estamos en pareja muchas veces nos concedemos la licencia de aplicar estas conductas.

El exceso de confianza en ningún caso justifica el uso de la violencia física o verbal. No es lícito bajo ninguna circunstancia, levantar la voz o humillar a otra persona. Menos aún si se trata del ser que más amamos. No caigamos en el error de normalizar estos actos como parte de la dinámica de las relaciones de pareja, pues no son más que faltas de respeto.

Respeto tu personalidad

Un buen amor no se compone de dos personas iguales, sino de dos individuos que comprenden y respetan sus diferencias. Son muchos los que, cuando ya llevan un tiempo en pareja, comienzan a tratar de cambiar los gustos, las opiniones o la forma de ser del otro. Sin darse cuenta de que, así, no están respetando su esencia.

Cuando conociste a tu pareja te enamoraste, precisamente, de esas cualidades que la hacen única. ¿Por qué, entonces, querer ahora cambiar lo que es? Cada persona tiene derecho a desarrollar sus propias preferencias, pensamientos y aficiones y a mantenerlos cuando entra en una relación.

El objetivo no es la simbiosis, no hay necesidad de fusionarse y convertirse en un único ser indiferenciado. Resulta mucho más sano y enriquecedor admirar a tu compañero por lo que es, compartir y aprender uno del otro.

Respeto tus emociones

Este es uno de los aspectos que con más frecuencia pasamos por alto. Cuando mantenemos una relación con otra persona, adquirimos la responsabilidad y el compromiso de cuidar sus emociones.

Cada persona es responsable de su propia felicidad y bienestar. Pero, en la medida en que nos vinculamos con otros, hemos de aprender a comprender y respetar su forma de sentir.

Puede que uno de los miembros de la pareja sea más sensible y el otro más frío. Que uno sea más inquisitivo y el otro tenga una mayor tendencia a evitar el conflicto. Que uno sea más proclive al diálogo y el otro necesite reflexionar a solas. Estas diferencias pueden generar problemas si no se respeta el estilo del otro.

Ambos deben colaborar para encontrar un punto emocional común. La persona inquisitiva debe respetar la necesidad del otro de encontrarse a solas tras un conflicto. Pero, del mismo modo, la persona fría o esquiva debe comprender que el diálogo es esencial.

En cualquier caso, es necesario aceptar el estilo emocional del otro. Es imprescindible validar las emociones de la pareja y tratar de ser empáticos incluso en momentos de crisis.

Pareja hablando

El entorno como elemento fundamental del respeto en una relación

Por último, hay que comprender que quien trata de aislarte de las personas que te quieren, te está faltando al respeto. Tu familia y tus amistades forman una parte importante de tu identidad. Te proporcionan soporte, apoyo, comprensión y salud. Y, por ello, tu pareja debe respetarlos y respetar tu relación con ellos.

No es necesario que se agraden, que se lleven bien, pues esto es algo incontrolable. Pero sí es imprescindible que exista respeto por ambas partes.

Una pareja que insulta y critica a tus seres queridos, que trata de alejarte de ellos, es peligrosa. Así, es necesario hacer un esfuerzo por comprender a las personas que son importantes para nuestro compañero.

  • Plazaola-Castaño, J., Ruiz-Pérez, I., & Montero-Piñar, M. I. (2008). Apoyo social como factor protector frente a la violencia contra la mujer en la pareja. Gaceta Sanitaria22(6), 527-533.
  • Alonso, M. B., Manso, J. M. M., & Sánchez, M. E. G. B. (2009). Inteligencia emocional como alternativa para la prevención del maltrato psicológico en la pareja. Anales de Psicología/Annals of Psychology25(2), 250-260.